¿Por qué Isaías profetiza sobre las hijas de Sion?

Marzo 2, 2020
Light Bearers (Portador de Luz) por Annie Henrie Nader. Imagen a través de AltusFineArt.com
KnoWhy #550
Light Bearers (Portador de Luz) por Annie Henrie Nader. Imagen a través de AltusFineArt.com
"Por cuanto las hijas de Sion son altivas... herirá, pues, el Señor la mollera de las hijas de Sion con sarna, y descubrirá su desnudez"
2 Nefi 13:16–17

El Conocimiento

Aunque muchas historias del Libro de Mormón son mencionadas e influenciadas por hombres, una mujer prominente en el Libro de Mormón impregna el texto, pero a menudo es pasada por alto. Esta mujer es la hija de Sion, una representación abstracta e inspiradora de la futura glorificación y entronización de la Casa de Israel y los nefitas.

La hija de Sion es una personificación poética de la ciudad de Jerusalén y, en consecuencia, es una metáfora de la Casa de Israel. Esta frase se emplea en Isaías y otras partes del Antiguo Testamento para representar la rectitud colectiva de la Casa de Israel.1 Similar a la metáfora de la "novia de Cristo" que se encuentra en el Nuevo Testamento, la hija de Sion es descrita como estando en una relación personal y de convenio con el Señor.2 Las iniquidades de las hijas de Sion son la causa de su vergüenza y mortificación, mientras que su rectitud le brinda gloria y entronización real.

En el Libro de Mormón, la hija de Sion aparece en las citas de Isaías.3 Primero, Jacob cita a Isaías 52:2 en 2 Nefi 8:25. Este poderoso llamado para que la "cautiva hija de Sion" se levante y se sacuda del polvo y las ataduras de la esclavitud será citado nuevamente por Jesús en 3 Nefi 20:36-37 y por Moroni en Moroni 10:31.

Y en segunda de Nefi cita a Isaías 10:32 en 2 Nefi 20:32, profetizando que el Señor "levantará su mano contra el monte de la hija de Sion, el collado de Jerusalén". Aquí, en el bloque de capítulos de Isaías en medio de 2 Nefi, ella ayuda a resaltar tanto la desesperación como la esperanza de Nefi por el trágico destino de su pueblo, el cual contempló en medio de su visión en 1 Nefi 11-14.4

La desesperación de Nefi por la maldad de los nefitas y la posterior destrucción también puede reflejarse en el estado de desgracia de la hija de Sion en 2 Nefi 13 (cf. Isaías 3). Este capítulo condena a las hijas de Sion y describe el saqueo y la profanación de Jerusalén y sus habitantes:

Además, el Señor dice: Por cuanto las hijas de Sion son altivas... herirá, pues, el Señor la mollera de las hijas de Sion con sarna, y descubrirá su desnudez. (2 Nefi 13:16–17, cf. Isaías 3:16–17)5

Este pasaje luego describe, paso a paso, cómo las hijas de Sion fueron desvestidas y despojadas de sus ropas extravagantes de manera gradual y secuencial. El Señor les quitó sus joyeles y accesorios, luego sus túnicas exteriores, capas, mantos, ceñidores y finalmente su ropa interior, tocados y velos ( 2 Nefi 13:18–23 , cf. Isaías 3:18–23 NVI).6 El desvestir a la hija de Sion le dejó "quemadura en lugar de hermosura" y "desolada, se sentará en tierra" (2 Nefi 13:18–26, cf. Isaías 3:18–26).

En el mundo antiguo, sentarse desnudo en el polvo del suelo era el símbolo de desgracia y vergüenza.7 De manera interesante, los ecos de este tema se encuentran en un antiguo mito acadio acerca de una diosa llamada Ishtar que desciende al inframundo. Aunque la diosa Ishtar desciende al inframundo, progresivamente se quita la ropa hasta quedar completamente sin poder, ropa y gloria. Mientras esta representación de vergüenza y desnudez es deprimente y poco favorecedora, el final de la historia resplandece de esperanza. Ishtar finalmente se levanta de nuevo del inframundo a través de la intervención de los dioses. A medida que se eleva de los niveles de inframundo, progresivamente es vestida con piezas adicionales de su ropa hasta que su gloria completa es restaurada.8

Sello del cilindro que representa una escena del Descenso de Ishtar. Este artefacto es Neoasirio y data de aproximadamente del 720-700 a. C. Imagen de piney.com

El por qué

La restauración de la hija de Sion es también un símbolo de poder para la glorificación y entronización suprema de la Casa de Israel y de los nefitas. Cuando Nefi observó en una visión que su posteridad estaba destinada a la destrucción, reconoció la necesidad del Señor por depurar las maldades y lavar "la inmundicia de las hijas de Sion" a través de la destrucción. Cuando la destrucción de la rama de Nefi de la Casa de Israel produzca un remanente purificado, el Señor morará nuevamente en su tabernáculo y restaurará la gloria de Israel (2 Nefi 14:4–6, cf. Isaías 4:4–6).9

Es importante destacar que la futura glorificación y entronización de la hija de Sion está habilitada por el Libro de Mormón. A pesar del dolor de Nefi por la destrucción de su pueblo, él mantiene la esperanza de la redención de su posteridad a través de las palabras del Libro de Mormón "que clama desde el polvo" (2 Nefi 33:13). 10 Debido a que las palabras de Nefi fueron escritas, preservadas, traducidas y entregadas al remanente de su posteridad, ellos pueden obtener la gloria y salvación que el evangelio ofrece y un día "hablar con lengua de ángeles" (2 Nefi 31:13).11

En un poderoso e inspirador homenaje a la hija de Sion, Moroni concluye todo el registro del Libro de Mormón haciendo eco de las profecías de Nefi. Al igual que Nefi y Jacob, que sabían del futuro azote de la injusticia, Moroni contempló la destrucción real de su pueblo y, sin embargo, su mensaje final expresa la esperanza de que la hija de Sion algún día sea entronizada e investida, como la diosa Ishtar, debido al poder de salvación del Libro de Mormón:

¡Y despierta y levántate del polvo, oh Jerusalén;
sí, y vístete tus ropas hermosas, oh hija de Sion;
y fortalece tus estacas, y extiende tus linderos para siempre,
a fin de que ya no seas más confundida,
y se cumplan los convenios que el Padre Eterno te ha hecho, oh casa de Israel! (Moroni 10:31, cf. Isaías 52:2).

Dotada con hermosas vestiduras de poder y gloria, la hija de Sion es la manifestación divina y femenina de los justos hijos e hijas de Dios pasando por el velo de la mortalidad y entrando al gozo, descanso y santidad del Señor. 12

Otras lecturas

Jeff Lindsay, “‘Arise from the Dust’: Insights from Dust-Related Themes in the Book of Mormon (Part 2: Enthronement, Resurrection, and Other Ancient Motifs from the “Voice from the Dust”)”, Interpreter: A Journal of Latter-day Saint Faith and Scholarship 22 (2016): 233–277.

Book of Mormon Central en Español, “¿Qué visión guió a Nefi a escoger ciertos capítulos de Isaías? (2 Nefi 11:2),” KnoWhy 38 (Febrero 16, 2017).

Neal Rappleye, “‘With the Tongue of Angels’: Angelic Speech as a Form of Deification”, Interpreter: A Journal of Latter-day Saint Faith and Scholarship 21 (2016): 303–323.

  • 1. Véase Elaine R. Follis, “Zion, Daughter of”, en The Anchor Bible Dictionary, 6 vols., ed. David Noel Freedman, Gary A. Herion, David F. Graf, John David Pleins y Astrid B. Beck (New York, NY: Doubleday, 1992), 6:1103. Para ejemplos de la "hija de Sion" en el Antiguo y Nuevo Testamento, véase 2 Reyes 19:21; Salmo 9:14; 48:11; 97:8; Isaías 1:8; 3:16-17; 4:4; 10:32; 16:1; 37:22; 52:2; 62:11; Jeremías 4:31; 6:2, 23; Lamentaciones 1:6;2; 4:22; Miqueas 1:3 ; 4:8-13 ; Sofonías 3:14; Zacarías 2:10 ; 9:9; Mateo 21:5; Juan 12:15.
  • 2. El concepto de la novia de Cristo encuentra su manifestación más desarrollada en el Nuevo Testamento. Se alude a esta relación de convenio en el libro de Oseas cuando el profeta Oseas se casa con Gomer con fines metafóricos. Para conocer las discusiones del Nuevo Testamento de Cristo como el esposo de Israel, véase Mateo 9:15 25:1–13Marcos 2:19Lucas 5:34Juan 3:29Apocalipsis 21:2,9Efesios 5:22–33.
  • 3. Para conocer las referencias de las hijas de Sion en el Libro de Mormón, véase 2 Nefi 8:25 cf. Isaías 52:22 Nefi 20:30–32 cf. Isaías 10:30–323 Nefi 20:36–37 cf. Isaías 52:2Moroni 10:31 cf. Isaías 52:2.
  • 4. John W. Welch ha argumentado que 1 Nefi 11-14 influenció la selección de Nefi de los capítulos de Isaías al compararlo a los nefitas. Welch describe cómo cuatro temas principales (la venida de Cristo, la dispersión de los judíos, el día de los gentiles y la restauración de Israel con la victoria final del bien sobre el mal) en la visión de Nefi pueden trazar la selección de los capítulos de Isaías en 2 Nefi 12–24. Véase John W. Welch, “Getting through Isaiah with the Help of the Nephite Prophetic View”, en Isaiah in the Book of Mormon, ed. Donald W. Parry y John W. Welch (Provo, UT: FARMS, 1998), 19–45; Book of Mormon Central en Español, “¿Qué visión guió a Nefi a escoger ciertos capítulos de Isaías? (2 Nefi 11: 2)", KnoWhy 38 (Febrero 16, 2017).
  • 5. En este pasaje, Isaías puede estar describiendo la desgracia y condenación de las mujeres que habitan Jerusalén por su inmodestia y descaro sexual. Sin embargo, el versículo 26 desenfoca la distinción entre las "hijas de Sion" en plural y singular, resumiendo a "ella" para que la metáfora se pueda extender a la descripción de las hijas en Isaías 3:16-26. Véase J. J. M. Roberts, First Isaiah: A Commentary, ed. Peter Machinist (Minneapolis, MN: Fortress Press, 2015), 60–63; Joseph Spencer, The Vision of All: Twenty-five Lectures on Isaiah in Nephi’s Record (Salt Lake City, UT: Greg Kofford Books, 2016) 159–160.
  • 6. Véase las notas de traducción y comentarios sobre este vocabulario único de ropa en J. J. M. Roberts, First Isaiah: A Commentary, ed. Peter Machinist (Minneapolis, MN: Fortress Press, 2015), 61–65.
  • 7. Véase Jeff Lindsay, “’Arise from the Dust’: Insights from Dust-Related Themes in the Book of Mormon (Part 2: Enthronement, Resurrection, and Other Ancient Motifs from the ‘Voice from the Dust’)”, Interpreter: A Journal of Latter-day Saint Faith and Scholarship 22 (2016): 233–277.
  • 8. Véase Stephanie Dalley, “The Descent of Ishtar”, en The Context of Scripture, 3 vols., ed. William W. Hallo (Leiden: Brill, 2003), 1:381–384; E. A. Speiser, “Descent of Ishtar to the Nether World”, en Ancient Near Eastern Texts Relating to the Old Testament, ed. James B. Pritchard, 3rd ed. (Princeton, NJ: Princeton University Press, 1969), 106–109; William J. Fulco, “Ishtar”, en The Anchor Bible Dictionary, 6 vols., ed. David Noel Freedman, Gary A. Herion, David F. Graf, John David Pleins y Astrid B. Beck (New York, NY: Doubleday, 1992), 3:521–522. Traducción disponible (en inglés) para leer en línea en https://www.sacred-texts.com/ane/ishtar.htm.
  • 9. Mientras que 2 Nefi 14:4 habla de las mujeres de Jerusalén, el paralelismo sinónimo equivale a las "hijas de Sion" con "Jerusalén", extendiendo la metáfora de "las hijas de Sion" a las mujeres a las que se refiere en este versículo. Los versículos 5 y 6 continúan personificando a Jerusalén como una mujer que albergará la presencia del Señor como una nube y columna de fuego.
  • 10. Véase también la explicación de Nefi de sus palabras "desde el polvo” en 2 Nefi 26:13–17. El uso del polvo de Nefi como un motivo para describir sus profecías es un tema generalizado en 1 y 2 Nefi. Mientras que sentarse o acostarse en el polvo es un símbolo de vergüenza o humillación, salir del polvo se convierte en un símbolo de entronización y glorificación. Véase Lindsay, “‘Arise from the Dust’”, 233–277.
  • 11. Hablar con lengua de ángeles puede referirse a la investidura final de poder que viene por medio de las ordenanzas progresivas y los convenios del evangelio. Véase Neal Rappleye, “‘With the Tongue of Angels’: Angelic Speech as a Form of Deification ”, Interpreter: A Journal of Latter-day Saint Faith and Scholarship 21 (2016): 303–323; Book of Mormon Central en Español, “¿Qué significa hablar con lengua de ángeles? (2 Nefi 32:2)", KnoWhy 60 (Marzo 15, 2017).
  • 12. Para conocer los comentarios sobre el entronamiento de la hija de Sion en los capítulos finales de Isaías, véase Carli J. Anderson, “Enthroning the Daughter of Zion: The Coronation Motif of Isaiah 60-62” (Master’s Thesis, Brigham Young University, 2005).