¿Cuándo escribió Mormón su epístola registrada en Moroni 9?

Diciembre 20, 2018
"Últimas Páginas (2)" por Jorge Cocco
KnoWhy #477
"Últimas Páginas (2)" por Jorge Cocco
“Mi amado hijo, te escribo otra vez para que sepas que estoy vivo todavía; pero escribo algo de aquello que es penoso”.
Moroni 9:1

El conocimiento

Moroni 9 contiene una epístola de Mormón, escrita a su hijo Moroni, la cual describe el declive espiritual de su pueblo.1 Aunque Mormón nunca dijo cuándo escribió esta epístola, es posible identificar su contexto histórico y la fecha aproximada de su composición al comparar los detalles con el propio registro de Mormón.2 En particular, parece que el contenido de la epístola de Mormón correlaciona con los eventos históricos y temas espirituales que se encuentran en Mormón 45, y 6.

Pérdidas en la batalla

En su cuarta epístola, Mormón declaró que había "tenido una reñida batalla con los lamanitas, en la cual no vencimos" (Moroni 9:2). Esta batalla probablemente tuvo lugar durante una serie de amenazas nefitas y pérdidas reportadas en Mormón 5:3-7, las cuales ocurrieron después de que Mormón retomó el mando de los ejércitos nefitas.  

"Mormón en Batalla" por Jorge Cocco

Enemistad intensa y corazones endurecidos

En Moroni 9:4-5, Mormón mencionó que los nefitas habían "endure[cido] el corazón" en contra de la palabra de Dios y que era "tan grande su ira, que [...] parece que no temen la muerte; y han perdido su amor, el uno para con el otro; y siempre están sedientos de sangre y de venganza". De la misma manera, en Mormón 4 podemos aprender que "todo corazón se había endurecido" (v. 11) y que los nefitas "marcharon contra los lamanitas, poseídos de una ira sumamente grande" (v. 15). En cada caso, un deseo de "venganza" fue un factor motivador (véase Moroni 9:5; cf. Mormón 4:15).

Perseverancia

En Moroni 9:6, Mormón declaró: "Y ahora bien, mi querido hijo, pese a su dureza, trabajemos diligentemente; porque si dejamos de obrar, incurriremos en la condenación". Este mismo tema, de continuar luchando para el bienestar espiritual de los nefitas a pesar de sus iniquidades, se encuentra en Mormón 5:1: "Y aconteció que fui entre los nefitas, y me arrepentí del juramento que había hecho de que nunca más volvería a ayudarles".

Los presos y el sufrimiento de mujeres y niños

Mormón menciona a Moroni que "los lamanitas tienen muchos prisioneros que tomaron de la torre de Sherriza; y había entre ellos hombres, mujeres y niños" (Moroni 9:7; cf. Moroni 9:16). También se menciona en Mormón 4:13-14 que los nefitas fueron tomados de prisioneros: "Y sucedió que los lamanitas... tomaron muchos prisioneros, tanto mujeres como niños, y los ofrecieron como sacrificio a sus ídolos". También está implícito en el versículo 21.3

Destrucción y deserción

Mormón declaró que él sabía que su pueblo "[debe] perecer, a menos que se arrepientan" (Moroni 9:22). También menciona que "un gran número de nuestros hermanos se han pasado a los lamanitas, y que muchos otros también desertarán a ellos" (v. 24). Esto coincide con la escena de destrucción, deserción y retirada que se encuentra en el propio registro de Mormón. Mientras que su pueblo perdía las batallas y huían hacia las tierras del norte, Mormón declaró que "empezaron a ser arrasados por ellos, así como el rocío ante el sol" (Mormón 4:18). La predicción de Mormón en Moroni 9:24 que incluso más nefitas se unirían a los lamanitas se cumplió en Mormón 6:15, donde se menciona que algunos nefitas sobrevivieron sus últimas batallas porque "se habían pasado a los lamanitas".4

Asegurando los registros

Mormón escribió a Moroni: "[C]onfío en que pueda verte pronto, porque tengo unos anales sagrados que quisiera entregarte" (Moroni 9:24). En Mormón 4:23 aprendemos que Mormón fue "a la colina de Shim, y recogí todos los anales que Ammarón había escondido para los fines del Señor". Entonces, en la batalla final de los nefitas contra los lamanitas, Mormón menciona que había escondido estos registros en Cumorah, todo menos "estas pocas planchas que entregué a mi hijo Moroni" (Mormón 6:6).5

Fechando la epístola

No se sabe cuánto tiempo había estado separado Mormón de Moroni cuando redactó su epístola. Ni tampoco se puede determinar cuánto tiempo transcurrió entre los eventos mencionados en su epístola y el tiempo de su composición. Sin embargo, a pesar de estas incertidumbres, varios detalles de la carta sugieren que fue escrita en algún momento entre los años 375 y 380 d. C.

  1. El lenguaje de Mormón implica que estaba personalmente envuelto en "una reñida batalla" en la que los nefitas habían perdido (Moroni 9:2). De este detalle, podemos fechar la epístola de Mormón en el año 375, cuando Mormón tomó el mando de los ejércitos nefitas (véase Mormón 5:1).6
  2. Mormón menciona una "recia batalla" que probablemente también esté fechada en su epístola a más tardar el año 380. Esto es porque después del año 380 no se mencionan más batallas y los nefitas comenzaron a reunirse en Cumorah para su batalla final (véase Mormón 5:6-6:5).
  3. Mormón esperaba ver "pronto" a Moroni para que pudiera entregarle "anales sagrados" a él (Moroni 9:24). Esta es una declaración que probablemente se hizo algún tiempo después de que Mormón retirara los registros del cerro de Cumorah en el año 375 (Mormón 4:23) pero ciertamente antes de la batalla final en el año 385, cuando Mormón y Moroni se reunieron.7
  4. Mormón aconsejó a Moroni que continuara el trabajo con su pueblo (Moroni 9:6). Esto puede reflejar la decisión personal de Mormón de arrepentirse de su juramento en contra de dirigir a los nefitas en la batalla en el año 375 (Mormón 5:1).
  5. La preocupación de Mormón acerca de la completa destrucción de su pueblo, así como también sus comentarios acerca de la deserción de los nefitas al ejército lamanita (Moroni 9:3,22–24), sugiere que los nefitas estaban en las etapas finales de su lucha en contra de los lamanitas. Esto, de nuevo, encaja muy bien con un marco de tiempo de los años 375 al 380.

El porqué

El análisis de arriba indica que la epístola de Mormón fue compuesta en un entorno histórico real que de manera confiable se puede aproximar a través de una lectura cuidadosa del texto. Este tipo de consistencia y realismo interno provee una evidencia sutil de la autenticidad histórica del Libro de Mormón.8 Mormón era una persona real involucrada en un terrible conflicto militar y su epístola personal a su hijo refleja las circunstancias horribles de un periodo específico de su vida y de la historia nefita.

"Mormon" (Mormón) por James Fullmer

El comprender el contexto de cuándo escribió su epístola nos puede ayudar a comprender mejor su contenido y en primer lugar el porqué Moroni la incluyó en su registro. En un sentido, la epístola personal de Mormón actúa como su advertencia final para lectores modernos. Mormón declaró que si su pueblo fuera destruido, sería por causa de que ellos fueron "como los jareditas... en buscar sangre y venganza" (Moroni 9:23). Tal como Mormón pudo mirar hacia atrás y ver la relación entre la inminente destrucción de su pueblo y la destrucción de los jareditas, las sociedades modernas pueden ver el registro de Mormón y reconocer que ellos enfrentan calamidades similares si no se arrepienten.9

Sin embargo, a pesar de su terrible pena, la esperanza de Mormón por un futuro más brillante continuaba.

Hijo mío, sé fiel en Cristo; y que las cosas que he escrito no te aflijan, para apesadumbrarte hasta la muerte; sino Cristo te anime, y sus padecimientos y muerte, y la manifestación de su cuerpo a nuestros padres, y su misericordia y longanimidad, y la esperanza de su gloria y de la vida eterna, reposen en tu mente para siempre (v. 25).

Pocas personas han tenido más motivos para estar deprimidos y sin esperanzas que Mormón. Su epístola no solamente recuenta las atrocidades terribles de su pueblo, sino que también expresa su creciente certeza de que serían destruidos. Reconocer el contexto histórico sombrío de la epístola de Mormón solo amplifica su profundo mensaje de esperanza y fe en Jesucristo. Moroni probablemente vio este mensaje personal e íntimo de esperanza, ante tales circunstancias horrorosas, como un resumen apropiado del propósito principal del Libro de Mormón.10

Otras lecturas

Joseph M. Spencer, “On the Dating of Moroni 8–9”, Interpreter: A Journal of Mormon Scripture 22 (2016): 131–148.

Alan C. Miner, “A Chronological Setting for the Epistles of Mormon to Moroni”, Journal of Book of Mormon Studies 3, no 2. (1994): 94–113.

Apéndice

La vida de Mormón y la historia militar nefita. 11

Capítulo

Periodo histórico

Año(s)

Eventos

Mormón 1

La juventud de Mormón

321

Comisión de Ammarón

322

Mormón se muda a Zarahemla; estalla un conflicto de corta duración

322–325

La paz reina, pero junto a la maldad nefita; los milagros cesan

325

Mormón es visitado por el Señor, pero está prohibido predicar

Mormón 2

La pérdida de Zarahemla

326

Estalla la guerra grave; Mormón se convierte en líder de los ejércitos nefitas

327–330

Los nefitas son expulsados de la tierra de Zarahemla y se mudan a Josué

330–344

Depresión nacional y falso arrepentimiento; Mormón cumple con la comisión de Ammarón

Se pierden las tierras del sur

345

La tierra de Josué cae y los nefitas huyen a las tierras del norte

346

Un cambio de suerte militar ocurre en Shem

346–349

Los nefitas recobran lentamente sus tierras perdidas del norte

350

Un tratado establece la paz, cediendo todas las tierras del sur a los lamanitas.

Mormón 3

350–359

Una era de paz, durante la cual Mormón es enviado a predicar, pero sin éxito.

Guerra en la frontera norte-sur

360

Los lamanitas declaran la guerra y ambas naciones se preparan para el conflicto

361

Los nefitas ganan la primera batalla en la tierra de Desolación

362

Los nefitas de nuevo defienden la tierra de Desolación pero esta ocasión blasfeman jurando venganza; Mormón abandona el liderazgo de los ejércitos

Mormón 4

363

Una serie de conflictos en la frontera norte-sur. Los nefitas comienzan una guerra agresiva.

 

367

Los nefitas logran expulsar a los lamanitas de sus tierras.

367–374

Los lamanitas cesan sus agresiones por un tiempo.

La guerra de la erradicación nefita

375

La guerra comienza de nuevo

Mormón 5

375–380

Los nefitas pierden una serie de batallas; Mormón recupera las planchas de Nefi y retoma el liderazgo de los ejércitos nefitas.

380

Las pérdidas obligan a Mormón a buscar un tiempo para reunirse en Cumorah.

Mormón 6

380–385

Los nefitas se reúnen en Cumorah para una batalla final; Mormón escribe su compendio.

385

La batalla final en Cumorah; muerte posterior de Mormón