¿Estaba Lehi familiarizado con la alegoría del olivo de Zenós?

Noviembre 28, 2018
"The Olive Grove" (El Olivar) por Nancy Andruk Olson
KnoWhy #466
"The Olive Grove" (El Olivar) por Nancy Andruk Olson
"Sí, mucho habló mi padre acerca de los gentiles y también de la casa de Israel, que se les compararía a un olivo, cuyas ramas serían desgajadas y esparcidas sobre toda la faz de la tierra"
1 Nefi 10:12

El conocimiento

Cuando Nefi resumió las profecías de su padre en 1 Nefi 10, él incluyó las enseñanzas de Lehi de que a la casa de Israel "se les compararía a un olivo, cuyas ramas serían desgajadas y esparcidas sobre toda la faz de la tierra" (v. 12). Lehi también entendió que el futuro recogimiento de Israel estaba relacionado con la misma representación del árbol del olivo. Él enseñó que después de que fueron esparcidos, "las ramas naturales del olivo, o sea, los restos de la casa de Israel, serían injertados, o llegarían al conocimiento del verdadero Mesías, su Señor y su Redentor" (v. 14).

Los lectores familiarizados con Jacob 5, probablemente reconocerán que las enseñanzas de Lehi se relacionan con la alegoría de Zenós del árbol del olivo, el cual finalmente fue registrado en las planchas menores por el hijo de Lehi, Jacob.1 Lo que quizás no parezca obvio, sin embargo, es que los comentarios de Lehi proveen una interpretación y aplicación inspirada de la alegoría de Zenós. Según Noel B. Reynolds:

Lehi relaciona las ramas desgajadas con la disminución de la incredulidad e interpreta el esparcimiento de las ramas en la alegoría de Zenós para significar, en parte, que deberíamos ser "conducidos unánimemente a la tierra de promisión, para que se cumpl[a] la palabra del Señor de que seríamos dispersados sobre toda la faz de la tierra" (v. 13). Él interpreta el injerto de las ramas naturales como el volver a obtener el conocimiento de Cristo.2

The Tree of Life (El Árbol de la Vida) por Hannah Butler

Los lectores también deberían reconocer que las enseñanzas de Lehi acerca del árbol del olivo vienen poco después de su sueño del árbol de la vida. Esta proximidad es significativa porque, como John A. Tvedtnes ha argumentado, provee "evidencia de que la visión de Lehi del árbol de la vida está relacionada con la parábola de Zenós".3 Para apoyar esta afirmación está el hecho de que los hermanos de Nefi parecen vincular estos dos árboles como símbolos relacionados cuando preguntan acerca de las enseñanzas de su padre.4

Otra evidencia de la dependencia de Lehi sobre la alegoría de Zenós viene de su bendición final sobre su posteridad. Declarando la palabra del Señor, Lehi profetizó: "Si guardáis mis mandamientos, prosperaréis en la tierra; pero si no guardáis mis mandamientos, seréis desechados de mi presencia" (2 Nefi 1:20). Reynolds vio esto como un reflejo de los "ciclos alternos de crecimiento productivo y la poda de la alegoría de Zenós".5

La bendición y maldición de Lehi estaba relacionada específicamente con la tierra prometida de su pueblo, la cual describe una tierra "escogida sobre todas las demás" (2 Nefi 1:5). Esta frase se correlaciona con el "terreno fértil" en Jacob 5:43, donde el Señor de la viña lo describe como "el más escogido de todos los demás parajes de mi viña".

What Could I Have Done More For My Vineyard (¿Qué más pude yo haber hecho por mi viña?) por Sammie Dockstader

En Jacob 5:40, los lectores aprenden que el fruto silvestre de este terreno escogido finalmente había "sobrepujado a esa parte del árbol que produjo buen fruto, de tal modo que la rama se había marchitado y secado". Lehi parece haber entendido que esta era una profecía acerca de su propia posteridad, específicamente acerca de cómo la semilla de los lamanitas finalmente superaría a la semilla de los nefitas que alguna vez fueron justos.

De acuerdo con la alegoría de Zenós sobre este punto, Lehi bendijo la posteridad de Lamán y Lemuel para que, si fueran maldecidos, ellos no serían "destruidos por completo" (v. 9) y que en su lugar les quitarán la maldición y recaería "sobre la cabeza de [sus] padres" (v. 6). La profecía de Lehi puede ayudar a los lectores a comprender por qué a las ramas silvestres (los lamanitas) les fue permitido sobrepasar a las buenas ramas (los nefitas) en la alegoría de Zenós. Fue porque los nefitas habían pecado teniendo un conocimiento sobre la luz y la verdad, mientras que los lamanitas eran menos responsables espiritualmente por causa de las tradiciones inicuas de sus antepasados.6

El porqué

Aunque nunca se menciona directamente, las enseñanzas y profecías de Lehi demuestran un conocimiento consistente en la alegoría de Zenós del árbol del olivo. Esto tiene mucho sentido, considerando que la alegoría de Zenós parece haber sido conocida también por los profetas del Antiguo Testamento.7 También ayuda a explicar por qué otros profetas del Libro de Mormón—como Nefi, Jacob, Alma y Mormón—valoraban las enseñanzas de Zenós.8 Al hacerlo, estaban siguiendo el ejemplo de Lehi, su patriarca fundador.

The Olive Tree (El olivo) por Hannah Allen

La alegoría del olivo se refiere a la historia pasada y al futuro destino de la casa de Israel.9 Esto significa que, como Lehi, los lectores de hoy pueden encontrar su propio lugar en la alegoría. Tal como Lehi vio que la parte de su posteridad sería invadida, él también sabía que en los últimos días, Israel sería reunido de nuevo. Y somos invitados a participar en este recogimiento. Hablando a los jóvenes, el presidente Russell M. Nelson explicó:

El Señor le dijo al profeta José Smith que ahora, o sea, nuestros días, es la hora novena y la última vez que llamará a obreros a Su viña para el expreso propósito de reunir a los escogidos de los cuatro extremos de la tierra. … ¿Les gustaría formar gran parte del desafío más grande, de la causa más sublime y de la obra más grandiosa de la tierra hoy en día?10

Sin importar nuestra edad, podemos contribuir a este recogimiento y dar buenos frutos al vivir con rectitud e invitar a otros a venir a Cristo. Al hacerlo, tendremos "[regocijo] en el fruto" de nuestra labor, como se profetiza en Jacob 5:71. Participar en este recogimiento monumental es un privilegio único porque ayuda a preparar al mundo para la segunda venida de Jesucristo. Y al mismo tiempo, cumple con las esperanzas y deseos de todos los santos profetas, como Zenós y Lehi, quienes previeron que la restauración de Israel tendrá lugar en nuestros días.

Otras lecturas

Noel B. Reynolds, "Nephite Uses and Interpretations of Zenos", en The Allegory of the Olive Tree: The Olive, The Bible, and Jacob 5, ed. Stephen D. Ricks y John W. Welch (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y FARMS, 1994), 21–49.

David Rolph Seely y John W. Welch, "Zenos and the Texts of the Old Testament", en The Allegory of the Olive Tree: The Olive, the Bible, and Jacob 5, ed. Stephen D. Ricks y John W. Welch (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y FARMS, 1994), 322—346.

John A. Tvedtnes, "Borrowings from the Parables of Zenos", en The Allegory of the Olive Tree: The Olive, The Bible, and Jacob 5, ed. Stephen D. Ricks y John W. Welch (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y FARMS, 1994), 373–426.