¿Por qué no conocemos los nombres de los ángeles en el Libro de Mormón?

Septiembre 13, 2018
Balaam and the angel (Balaam y el ángel), pintura por Gustav Jaeger, 1836 a través de Wikipedia
KnoWhy #426
Balaam and the angel (Balaam y el ángel), pintura por Gustav Jaeger, 1836 a través de Wikipedia
"[H]e aquí, vino un ángel del Señor y se puso ante ellos, y les habló".
1 Nefi 3:29

El conocimiento

Después de que los israelitas dejaron Egipto, viajaron a lo largo del país de los moabitas en su camino hacia la tierra prometida (Números 22:1). El rey de los moabitas tenía miedo de los israelitas y pidió a un profeta llamado Balaam que los maldijera (vv. 3-6). Cuando Balaam se dirigía para hacerlo, "un ángel de Jehová" lo detuvo, con una espada en su mano (vv. 22-23). Sin embargo, este ángel no hizo lo que habríamos esperado que hiciera: mencionar quien era. Esto puede parecer extraño para los lectores modernos que están acostumbrados a conocer los nombres de los ángeles, como Gabriel, Rafael y Miguel. Sin embargo, los ángeles en los primeros libros del Antiguo Testamento casi nunca son nombrados.1

Como lo ha señalado la erudita bíblica Carol A. Newsom, "en contraste a los escritos posteriores", los textos de antes de la destrucción de Jerusalén por los babilonios "casi no muestran interés en los mismos mensajeros celestiales. No están individualizados en ninguna manera. Ellos no tienen nombres personales".2 Los ángeles tienen un papel importante en los 29 capítulos de estas porciones de la Biblia anteriores al exilio.3 En todos estos ejemplos, los ángeles son referidos simplemente como un "ángel de Dios" o un "ángel de Jehová" excepto en algunos ejemplos cuando el ángel es descrito como "el Ángel que me redime de todo mal" (Génesis 48:16).4

De hecho, incluso a veces es difícil distinguir la diferencia entre un ángel y Dios mismo. En Éxodo 3:2-4, por ejemplo, "el ángel de Jehová" apareció a Moisés "en una llama de fuego en medio de una zarza... Entonces Moisés dijo: Iré yo ahora y veré esta gran maravilla, por qué causa la zarza no se quema. Y... lo llamó Dios de en medio de la zarza y dijo: ¡Moisés, Moisés! Y él respondió: Heme aquí". En estos versículos, algunos podrían decir que el "ángel de Jehová" realmente era Dios mismo.5 Finalmente, los ángeles nombrados llegarían a ser más comunes. En el Libro de Daniel y el Nuevo Testamento, uno empieza a encontrar ángeles siendo referidos por su nombre, pero cuando Lehi dejó Jerusalén, los textos bíblicos rara vez registraron los nombres de los ángeles.6

Conversion of Alma the Younger (Conversión de Alma hijo) por Gary L. Kapp

Uno puede ver este patrón de ángeles sin nombre a lo largo del Libro de Mormón también.7 Los ángeles son mencionados 145 veces en el Libro de Mormón, pero sus nombres nunca son mencionados.8 Lo más cerca que un lector puede conocer la identidad de un ángel es en Alma 8:15, en la cual un ángel le dice a Alma hijo que era el mismo ángel que se había manifestado a él antes. Tal como en el Antiguo Testamento, los ángeles en el Libro de Mormón son conocidos simplemente como un "ángel del Señor [o Jehová]" o un "ángel de Dios".9 Debido a que Lehi dejó Jerusalén alrededor del año 600 a. C., tiene sentido que el Libro de Mormón refleje esta manera más antigua de ver a los ángeles, aunque sea sorprendente para los lectores modernos.

El porqué

La manera en que los ángeles son representados en el Libro de Mormón y el Antiguo Testamento nos recuerda una verdad importante: la identidad de la persona hablando verdades en ocasiones es menos importante que la verdad que está siendo pronunciada.

En la vida, a menudo nos encontramos en situaciones donde estamos siendo enseñados por varias personas. Algunas de estas personas pueden ser hermanos y hermanas ministrantes compartiendo un mensaje o miembros de nuestras congregaciones dando un discurso en una reunión sacramental. En otras ocasiones, podríamos aprender de las palabras sabias de un niño pequeño o un abuelo. En ocasiones, incluso las palabras de los extraños pueden ser sorprendentemente impactantes.10 Sin embargo, en todos estos casos, enfocarse más sobre el mensajero que en el mensaje puede causar que perdamos algo importante.

Al escuchar con el Espíritu a quienes nos rodean, sin importar su identidad, podemos aprender verdades profundas de las personas con las que interactuamos cada día. Las personas que tuvieron encuentros con ángeles en el Antiguo Testamento y el Libro de Mormón no registraron los nombres de los ángeles que se estaban comunicando con ellos. Pero eso no importó. Lo que importaba es que eran mensajeros de Dios, enviados a decirles algo importante. 

El ángel que se comunicó con Balaam habló por Dios y Balaam lo trató como corresponde, independientemente de su identidad real. Podemos hacer lo mismo en nuestras propias vidas, escuchando cuidadosamente a aquellos alrededor de nosotros y aplicando las verdades que nos enseñan en nuestras propias vidas, sin importar quienes son.

Otras lecturas

Book of Mormon Central en Español, "¿Por qué afirma Mormón que 'se aparecieron ángeles... a hombres sabios'? (Helamán 16:14)", KnoWhy 187, (21 de agosto de 2017).

Donald W. Parry, Angels: Agents of Light, Love, and Power (Salt Lake City, UT: Deseret Book, 2013).

Jeffrey R. Holland, "El ministerio de ángeles", Liahona, noviembre 2008, 29–31.

 

Apéndice - Ángeles en la narrativa del Antiguo Testamento

Versículos

Título / Nombre del Ángel

Mensaje

Génesis 16:7-11

Ángel de Jehová

Le dice a Agar que regrese a casa y que Jehová bendecirá a su posteridad

Génesis 19:1, 15

N/A

Ayudó a Lot a escapar de Sodoma

Génesis 21:17

Ángel de Dios

Salvó a Ismael de la muerte

Génesis 22:11, 15

Ángel de Jehová

Salvó a Isaac de la muerte, bendijo a Abraham con posteridad

Génesis 24:7, 40

N/A

Ayudó al siervo de Abraham a encontrar una esposa para Isaac

Génesis 28:12

N/A

Ángeles ascendieron y descendieron en la escalera de Jacob

Génesis 31:11

Ángel de Dios

Le dijo a Jacob en un sueño que regresara a Canaán

Génesis 32:1

Ángeles de Dios

Conoce a Jacob, presumiblemente lo ayuda en su próximo encuentro con Esaú

Génesis 48:16

El Ángel que me redime de todo mal

Jacob le pide a este ángel que bendiga la posteridad de José

Éxodo 3:2

Ángel de Jehová

Le dice a Moisés que Él liberará a los israelitas de Egipto

Éxodo 14:19

Ángel de Dios

Protegió a los israelitas de los egipcios

Éxodo 23:20, 23

N/A

Llevaría a Israel al lugar que Jehová preparó

Éxodo 32:34

N/A

Iría delante de los israelitas

Éxodo 33:2

N/A

Expulsaría a los habitantes de la tierra

Números 20:16

N/A

Jehová mandó a un ángel a sacar a los hijos de Israel de Egipto

Números 22:22–35

Ángel de Jehová

Le dijo a Balaam que solamente dijera lo que Él le dijo

Jueces 2:1-4

Ángel de Jehová

Le dijo a los israelitas que dejaría a los cananeos en la tierra

Jueces 5:23

Ángel de Jehová

Maldijo a Meroz por no ayudar con la guerra

Jueces 6:11–12, 20–22

Ángel de Jehová

Le dijo a Gedeón que fuera a pelear contras los madianitas

Jueces 13:6–21

Ángel de Jehová

Le dijo a la esposa de Manoa que tendría un hijo

2 Samuel 24:16–17

Ángel de Jehová

Casi destruye Jerusalén

1 Reyes 19:5–7

Ángel de Jehová

Le da comida a Elías, le dice que vaya a Horeb

2 Reyes 1:3, 15

Ángel de Jehová

Le dijo a Elías que dijera al rey de Samaria que iba a morir

2 Reyes 19:35

Ángel de Jehová

Mató a gran parte del ejército asirio

1 Crónicas 21:15–30

Ángel de Jehová

Casi destruye Jerusalén

2 Crónicas 32:21

N/A

Mató a gran parte del ejército asirio

Salmo 78:49

N/A

Dios envió ángeles entre la gente para castigarlos

Isaías 37:36

Ángel de Jehová

Mató a gran parte del ejército asirio

Isaías 63:9

Ángel de su faz

Salvó a los hijos de Israel

Daniel 3:28

N/A

Salvó a Sadrac, Mesac y Abed-nego

Daniel 6:22

N/A

Cierra la boca del león para salvar a Daniel

Oseas 12:4

N/A

Jacob venció al ángel

Zacarías 1:9–19

Ángel de Jehová

Da a Zacarías una guía de una visión y pide a Jehová que tenga misericordia de Jerusalén

Zacarías 2:3

N/A

Le dice a Zacarías que Jerusalén prosperará de nuevo

Zacarías 3:1–6

Ángel de Jehová

Le dijo a Josué, el sumo sacerdote, que guardara los mandamientos

Zacarías 4:1–5

N/A

Le dice a Zacarías que Zorobabel reconstruiría el templo

Zacarías 5:5–10

N/A

Guió a Zacarías a través de una visión

Zacarías 6:4–5

N/A

Presentó a Zacarías algunos espíritus