¿Cómo ayudó Brigham Young a llevar al mundo el Libro de Mormón?

Abril 30, 2018
Imagen de Brigham Young a través de lds.org
KnoWhy #354
Imagen de Brigham Young a través de lds.org
"Que estas planchas de bronce irían a todas las naciones, tribus, lenguas y pueblos que fueran de su simiente”.
1 Nefi 5:18

El Conocimiento

El 21 de septiembre de 1827, en Port Byron, Nueva York, un joven artesano miró hacia el cielo y presenció una "visión celestial" desplegada ante sus ojos, "un gran ejército marchando en perfecta armonía del este al oeste hasta que llenó el horizonte circundante".1 Esa misma noche, aproximadamente 30 millas al oeste, José Smith sacó las planchas de oro de la tierra.2 José Smith traduciría y publicaría el Libro de Mormón, pero sería Brigham Young, el artesano de Port Byron, quien comenzaría a llevar el libro a "todas las naciones, tribus, lenguas y pueblos" (1 Nefi 5:18).

Brigham recordó que el Libro de Mormón primero "llegó a [sus] manos dos o tres semanas" después de su publicación. Samuel Smith, hermano de José, había dejado una copia en Mendon, Nueva York con Phineas, el hermano de Brigham. El libro rápidamente pasó por las manos de varios miembros de la familia Young y mientras algunos ya le estaban cantando alabanzas, Brigham permaneció escéptico. "Esperen", recordó haber pensado, "esperen un momento".  Recordó: "Durante dos años examiné con dedicación el tema antes de decidirme a aceptar el libro".3

Finalmente, en abril de 1832, Brigham escuchó a Eleazer Miller, "un hombre sin elocuencia o talentos para hablar", compartir "un testimonio simple y sin adornos" del Libro de Mormón. Después de dos años de deliberación, Brigham dijo: "Mi propio juicio, dones naturales y preparación académica cedieron ante ese simple, pero gran testimonio".4 Fue bautizado el próximo domingo, el 15 de abril de 1832.5

Doce años después, Brigham Young era el presidente del cuórum de los doce cuando José y su hermano Hyrum fueron trágicamente asesinados en la cárcel de Carthage.6 En medio de esa tragedia, surgieron voces que competían buscando llenar el vacío de liderazgo que dejó el profeta. Cuando el hermano Brigham humildemente buscaba hacer la voluntad del Señor y lo que era mejor para los santos, muchos presenciaron el manto de José pasar milagrosamente a Brigham Young.7

El manto de profeta vino con muchas responsabilidades incluyendo el cargo de compartir el Libro de Mormón con el mundo. Brigham ya había desempeñado un papel importante al llevar al extranjero el Libro de Mormón como apóstol. Presidió la iglesia en Gran Bretaña, donde él y otros miembros del cuórum de los doce supervisaron la publicación de la edición del Libro de Mormón de Liverpool en 1841, la primera edición impresa fuera de los Estados Unidos.8 Brigham supervisaría otra impresión del Libro de Mormón en Nauvoo en 1845, después de la muerte de José.9

El Libro de Mormón influenció a los santos mientras se establecían en su nuevo territorio, el cual Brigham llamó "Deseret", un nombre del Libro de Mormón para la abeja obrera.10 Al igual que otros que se asentaron al oeste, los santos se enfrentaron a muchos problemas con los nativos americanos, pero por causa de la creencia de que eran "lamanitas", Brigham intentó establecer políticas más benevolentes hacia ellos, aunque no siempre las seguían.11 El hermano Brigham también se sintió inspirado a establecer templos en ciertos lugares, como St. George y Manti, porque creía que Moroni y otros nefitas de la antigüedad habían dedicado esa tierra.12

A principios de la década de 1850, los misioneros habían sido enviados de nuevo y durante el tiempo de Brigham Young como presidente de la iglesia, se publicaron las primeras ediciones del Libro de Mormón en idiomas extranjeros. Se comenzó con la edición danesa en 1851, seguida por la edición galesa, francesa, italiana, alemana y luego hawaiana en 1855.13 Las selecciones del Libro de Mormón en español se publicaron en 1875.14 Brigham "se regocijó cuando esas traducciones aparecieron impresas".15

En sus enseñanzas, Brigham a menudo enfatizaba que la Biblia y el Libro de Mormón testifican el uno del otro. Tenía una firme convicción de que ningún "hombre o mujer, puede declarar que el Libro de Mormón es verdadero y al mismo tiempo decir que la Biblia no es verdadera".16 Él enseñó que el Libro de Mormón "declara que la Biblia es verdadera" y que "ambos se corroboran, el uno al otro".17 Brigham estaba tan seguro de que los creyentes sinceros de la Biblia creerían en el Libro de Mormón, que enseñó: "[N]o pedimos que ustedes... crean" en el Libro de Mormón. "Lo que sí les pedimos es que crean en lo que se encuentra en la Santa Biblia... Háganlo con toda honradez y sinceridad y entonces sabrán que el Libro de Mormón es verdadero".18

Varias enseñanzas doctrinales de Brigham Young también derivaron del Libro de Mormón.19 Por ejemplo, Brigham enseñó: "Cuando Dios habla a su pueblo, lo hace de una manera que se adapta a sus circunstancias y capacidades", una doctrina que fue explicada primero por Nefi (2 Nefi 31:3).20 Él aplicó esto al mismo Libro de Mormón, al enseñar que "si el Libro de Mormón fuera reescrito ahora, en muchos ejemplos sería materialmente diferente de la traducción actual".21

El Porqué

Aunque Brigham Young al principio abordó al Libro de Mormón con cuidado, llegó a tener un papel importante en la difusión del libro por todo el mundo. Fue uno de los primeros en llevarlo al extranjero, y supervisó la publicación de la primera edición impresa fuera de los Estados Unidos. Durante su presidencia, los misioneros comenzaron a llevarlo a los confines de la tierra, y se publicó en varias ediciones de idiomas extranjeros. Con Brigham Young dirigiendo, el Libro de Mormón comenzó a ir a "todas las naciones, tribus, lenguas y pueblos" (1 Nefi 5:18).

El ejemplo y las enseñanzas de Brigham Young aún pueden guiarnos el día de hoy. Su conversión nos recuerda de la importante función que tiene el Libro de Mormón en la obra misional, y el poder de testimonios sencillos sobre su veracidad. Tal como Brigham y los primeros santos que se establecieron en el valle de Lago Salado y en las áreas circunvecinas, el Libro de Mormón puede ser una influencia que nos guíe mientras enfrentamos desafíos y pasamos por cambios en nuestras vidas. Para Brigham Young, el Libro de Mormón "formó uno de los pilares sobre los cuales basó algunas de sus enseñanzas más importantes".22 Ahora en día, podemos utilizar el Libro de Mormón de la misma manera como uno de los pilares de nuestras vidas.

La comprensión del hermano Brigham de que la revelación —incluyendo la traducción del Libro de Mormón— se adaptó a las circunstancias en que se dio, sigue siendo importante de entender en la actualidad. Después de solo aproximadamente 30 años desde que el Libro de Mormón había sido publicado, de acuerdo con el presidente Young, una nueva traducción divina del libro habría sido notablemente diferente. No deberíamos de sorprendernos, por lo tanto, si la traducción del Libro de Mormón contiene frases y simbolismos mejor adaptados para una traducción a principios del siglo XIX —como se habría esperado con el propósito de que la traducción divina se comunicara más efectivamente con la audiencia prevista por el Señor.

Las enseñanzas del Brigham acerca del Libro de Mormón y la Biblia también permanecen relevantes para nuestros días. Tal como el élder Russell M. Nelson reafirmó, cuando era apóstol: "El amor por el Libro de Mormón expande el amor que uno siente por la Biblia y viceversa. El Libro de Mormón restaura y recalca doctrinas bíblicas como el diezmo, el templo, el día de reposo y el sacerdocio".23

Los Santos de los Últimos Días en todo el mundo pueden y deben apreciar la influencia que el Libro de Mormón tuvo en Brigham Young —y, a su vez, el impacto que él tuvo en la difusión del libro en todo el mundo.

Otras lecturas

W. Jeffrey Marsh, "Brigham Young and the Book of Mormon", Journal of Book of Mormon Studies 10, no. 2 (2002): 6–15, 69.

"Las Escrituras", en Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: Brigham Young (Salt Lake City, UT: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de os Últimos Días, 1997), 129–34.