¿Qué nos puede enseñar el Libro de Mormón acerca de Nauvoo?

Abril 10, 2018
Templo de Nauvoo imagen a través de lds.org
KnoWhy #342
Templo de Nauvoo imagen a través de lds.org
"Cuán hermosos sobre las montañas son los pies del que les trae buenas nuevas; que publica la paz; que les trae gratas nuevas del bien; que publica salvación; que dice a Sion: Tu Dios reina!"
3 Nefi 20:40

El Conocimiento

Después de ser expulsados de Misuri, los Santos pasaron el invierno de 1838 a 1839 en algunos asentamientos en el lado este del río Mississippi. Uno de estos, Commerce, Illinois, pronto se convertiría en el siguiente lugar con más santos reunidos, y José Smith cambiaría el nombre del asentamiento a Nauvoo.1

La palabra nauvoo en hebreo significa "hermoso". Sin embargo, es una palabra bastante rara: uno de los únicos lugares donde aparece la palabra hebrea completa nauvoo en todo el Antiguo Testamento es Isaías 52:7,2 "¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae buenas nuevas". Este es uno de los pasajes más citados en el Libro de Mormón, ya que aparece en 1 Nefi 13:37, Mosíah 12:21, Mosíah 15:14-18 y 3 Nefi 20:40.3 El saber cómo este versículo se usó en el Libro de Mormón puede dar un significado profundo al nombre Nauvoo. 4

Cuando Nefi citó el versículo en 1 Nefi 13:37, aclaró un punto que puede parecer confuso al principio. Él dijo: "[B]ienaventurados aquellos que procuren establecer a mi Sion en aquel día... y los que publiquen la paz, sí, nuevas de gran gozo, ¡cuán bellos serán sobre las montañas!" (1 Nefi 13:37). En este versículo, Nefi no dice nada acerca de los pies, y simplemente dijo que aquellos que publican la paz serían "hermosos". También se refirió a más de un mensajero.5

Esto puede ser, en parte, debido a un juego de palabras en hebreo.6 Debido a que las palabras para pies e infantería son básicamente lo mismo en hebreo, Isaías 52:7 también pudo haberse entendido como: "Cuán hermosos son sobre los montes la infantería del que trae buenas nuevas".7 Esto podría explicar por qué Nefi no dijo nada acerca de los pies y habló más acerca de un mensajero. Sin embargo, independientemente de sus razones por hacer esto, Nefi declaró que habría más de una persona que "publicaría la paz".

Cuando Abinadí citó Isaías 52:7-10, aplicó sus palabras acerca de las buenas nuevas, la paz y salvación a los profetas (Mosíah 15:11-17), pero también a Cristo (Mosíah 15:18-19).8 Una interpretación similar se puede encontrar en los Rollos del Mar Muerto, que son contemporáneos a Abinadí, aunque en el viejo mundo y no en el nuevo.9

Cuando Jesús cito a Isaías 52:7, lo introdujo diciendo: "Entonces los juntará de nuevo el Padre, y les dará Jerusalén por tierra de su herencia" (3 Nefi 20:33). Después de esto, Cristo enseñó que Jerusalén sería liberada de la esclavitud física y espiritual, como Isaías lo había profetizado: "Y entonces dirán: ¡Cuán hermosos sobre las montañas son los pies del que les trae buenas nuevas; que publica la paz; que les trae gratas nuevas del bien; que publica salvación; que dice a Sion: Tu Dios reina!" (3 Nefi 20:33–40).10

Jesús entonces señaló que cuando esto pase, "[e]ntonces se cumplirá este convenio... y entonces Jerusalén volverá a ser habitada por mi pueblo, y será la tierra de su herencia" (3 Nefi 20:46). Dana Pike ha señalado que en la explicación que Jesús da sobre este versículo, Él "atribuyó algunas de las actividades profetizadas en Isaías 52:9-10 al poder de su Padre" (véase 3 Nefi 20:33, 35).11 Además, Pike señaló, Jesús incorporó frases introductorias en el texto para aclarar las cosas, tales como: "Y entonces dirán" justo antes de "[c]uán hermosos sobre las montañas" y reorganiza el orden de los versículos que citó en Isaías 52.12

Pike concluyó que, "el arreglo que Jesús le da a este material sugiere que las profecías de Isaías no se cumplirían hasta que Él venga de nuevo. Las referencias de Jesús a sí mismo en el versículo 39... me sugieren que Él es el mensajero principal que anunciará la liberación de los israelitas que se han reunido en Jerusalén en los últimos días. ¡Sabrán su nombre y dirán cuán hermosos son Sus pies!13

El Porqué

Aunque inicialmente era un pantano infestado de mosquitos, Nauvoo con el tiempo cumpliría con su nombre y se convertiría en un lugar hermoso. Sin embargo, sería hermoso de muchas maneras. Los misioneros saldrían de Nauvoo para predicar el evangelio en todo el mundo.14 Estos mensajeros que trajeron buenas nuevas seguramente eran hermosos para todos aquellos que escucharon las buenas nuevas del evangelio, como lo dijo Nefi.15

Nauvoo también sería la sede de la iglesia, el lugar donde el profeta hablaría con la gente. Los santos construirían allí un templo, una casa para el Mensajero que publicó la paz. Esto refleja las palabras de Abinadí, que los profetas publicarían la paz, y que Cristo mismo sería el Mensajero que traería buenas nuevas.16

Finalmente, Nauvoo sería un lugar de reunión para todos los hijos de Dios, como Cristo lo dijo a los nefitas, que Él sería el mensajero que anunciaría el recogimiento de Israel.17 Los mensajes que los misioneros, los profetas y Cristo traen a la humanidad son hermosos.18 Sin embargo, lo más hermoso de todo es el mensaje de la Expiación. Uno raramente piensa que los pies son hermosos, pero en la Segunda Venida, no habrá algo más hermoso que las marcas de los clavos en los pies de Cristo, anunciando Su victoria sobre el pecado y la muerte.19

Jeffery R. Holland ha declarado: "Por último, es Cristo el que es hermoso sobre las montañas, y son Su misericordiosa promesa de paz en el mundo, así como Sus alegres nuevas de "vida eterna en el mundo venidero', las que nos hacen caer a Sus pies, llamar su nombre bendito y darle gracias por la restauración de Su Iglesia verdadera y viviente".20 En los primeros años de la iglesia, la ciudad de Nauvoo llegó a ser un hermoso lugar para recibir, compartir y difundir las buenas nuevas en todo el mundo. Para los Santos de los Últimos Días de hoy, Nauvoo y su historia siguen siendo un recordatorio de las hermosas bendiciones del evangelio.

Otras lecturas

Alex D. Smith, “La organización de la Iglesia en Nauvoo”, en Revelaciones en contexto: Las historias detrás de las secciones de Doctrina y Convenios, , ed. Matthew McBride y James Goldberg (Salt Lake City, UT: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, 2016), 264-271.

John A. Tvedtnes, The Most Correct Book: Insights from a Book of Mormon Scholar (Salt Lake City, UT: Cornerstone Publishing, 1999), 173–175.

Dana M. Pike, “‘How Beautiful upon the Mountains’: The Imagery of Isaiah 52:7–10 and its Occurrences in the Book of Mormon” en Isaiah in the Book of Mormon, ed. Donald W. Parry y John W. Welch (Provo, UT: FARMS, 1998), 249–291.

  • 1. Alex D. Smith, “La organización de la Iglesia en Nauvoo”, en Revelaciones en contexto: Las historias detrás de las secciones de Doctrina y Convenios, , ed. Matthew McBride y James Goldberg (Salt Lake City, UT: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, 2016), 264.
  • 2. Dana M. Pike, “‘How Beautiful upon the Mountains’: The Imagery of Isaiah 52:7–10 and its Occurrences in the Book of Mormon” en Isaiah in the Book of Mormon, ed. Donald W. Parry y John W. Welch (Provo, UT: FARMS, 1998), 258.
  • 3. John A. Tvedtnes, The Most Correct Book: Insights from a Book of Mormon Scholar (Salt Lake City, UT: Cornerstone Publishing, 1999), 173.
  • 4. José aprendió esta palabra de su maestro hebreo, Joshua Seixas, pero el Libro de Mormón pudo haber influenciado cómo entendió la palabra y el versículo.
  • 5. Pike, “‘How Beautiful upon the Mountains’”, 261.
  • 6. Isaías a menudo mantenía posibles significados diferentes. Véase Klaus Baltzer, Deutero-Isaiah: A Commentary on Isaiah 40–55, Hermeneia—A Critical and Historical Commentary on the Bible, traducido por M Kohl (Minneapolis, MN: Fortress Press, 2001), 378.
  • 7. Esto literalmente se traduciría como: "Cuan hermosos son sobre los montes los exploradores de buenas nuevas", que se puede traducir mejor como "los exploradores que traen buenas nuevas". Esta interpretación puede ser apoyada por el uso de la palabra mebasher que también significa nuevas y no el que trae buenas nuevas en la segunda mitad del versículo. Véase George Wigram, ed., The Englishman’s Hebrew Concordance of the Old Testament: Coded with the Numbering System from Strong’s Exhaustive Concordance of the Bible (Peabody, MA: Hendrickson, 1980), s.v., reglee.
  • 8. Las personas con las que estaba hablando parecían no entender cómo los profetas traerían buenas nuevas, por lo que Abinadí tuvo que explicárselos. Esto puede ser, en parte, lo que lo llevó a explicar su doble interpretación.
  • 9. Para obtener más información sobre esto, véase Book of Mormon Central en Español, “¿Por qué los sacerdotes de Noé le habrán hecho preguntas de Isaías a Abinadí? (Mosíah 12:20–21)”, KnoWhy 89 (Abril 21, 2017); Pike, “How Beautiful upon the Mountains”, 261; Tvedtnes, The Most Correct Book, 164–166.
  • 10. Su reafirmación del versículo en este contexto lo convierte en una declaración mesiánica acerca de sí mismo. Véase Brant A. Gardner, Second Witness: Analytical and Contextual Commentary on the Book of Mormon, 6 vols. (Salt Lake City, UT: Greg Kofford Books, 2007), 5:535.
  • 11. Pike, “How Beautiful upon the Mountains”, 271.
  • 12. Pike, “How Beautiful upon the Mountains”, 271.
  • 13. Pike, “How Beautiful upon the Mountains”, 271.
  • 14. Debido a que estos mensajeros viajarían a pie, los pies que llevarían el mensaje del evangelio al mundo podrían verse como "hermosos". Véase Hugh Nibley, Teachings of the Book of Mormon, 4 vols. (American Fork y Provo, UT: Covenant Communications y FARMS, 2004), 2:70–71.
  • 15. Monte S. Nyman, “Abinadi’s Commentary on Isaiah” en Mosiah, Salvation Only Through Christ, ed. Monte S. Nyman y Charles D. Tate, Jr., Book of Mormon Symposium Series, Volume 5 (Provo, UT: Religious Studies Center, Brigham Young University, 1991), 176.
  • 16. Joseph Fielding McConkie y Robert L. Millet, Doctrinal Commentary on the Book of Mormon, 4 vols. (Salt Lake City, UT: Bookcraft, 1987–1992), 2:237.
  • 17. Joseph Fielding McConkie, “The Final Gathering to Christ (3 Nephi 20–22)”, en The Book of Mormon, Part 2: Alma 30 to Moroni, Studies in Scripture, Volume 8, ed. Kent P. Jackson (Salt Lake City, UT: Deseret Book, 1988), 191–193.
  • 18. Victor L. Ludlow, “Isaiah chap. Review: 3 Nephi 20:32–45 // Isaiah 52:1–3, 6–15” en Book of Mormon Reference Companion, ed. Dennis L. Largey (Salt Lake City, UT: Deseret Book, 2003), 396.
  • 19. Para conocer más sobre el simbolismo de inclinarse ante los pies de un gobernante en el mundo antiguo, véase Book of Mormon Central en Español,  “¿Por qué la multitud cayó a los pies de Jesús? (3 Nefi 11:17)”, KnoWhy 202 (Septiembre 11, 2017).
  • 20. Élder Jeffrey R. Holland, “’Las cosas apacibles del reino’”, Liahona, Enero, 1997.