¿Qué dice el Libro de Mormón sobre la embriaguez?

Febrero 28, 2018
Fotografía del cuarto donde José organizó la Escuela de los Profetas en Kirtland, Ohio. Imagen vía scottwoodward.org
KnoWhy #321
Fotografía del cuarto donde José organizó la Escuela de los Profetas en Kirtland, Ohio. Imagen vía scottwoodward.org
"Ahora bien... Moroni... fue a la ciudad de Gid, mientras los lamanitas se hallaban profundamente dormidos y ebrios, y echaron armas de guerra a los prisioneros, de modo que todos quedaron armados".
Alma 55:16

El Conocimiento

En enero de 1833, José Smith creo una escuela de capacitación llamada la Escuela de los Profetas. El uso frecuente de tabaco de mascar en la escuela hizo que esta área, donde se enseñaban grandes cosas, siempre estuviera sucia.1 Impulsado por su esposa, Emma, José preguntó al Señor y el 27 de febrero, recibió una revelación que llegaría a ser Doctrina y Convenios 89: la Palabra de Sabiduría. 2 Aprendió que "el tabaco... no es bueno para el hombre" (DyC 89:8).

Además, se le dijo que "si entre vosotros hay quien beba vino o bebidas fuertes, he aquí, no es bueno" (v. 5). La cantidad de alcohol que se consumía a principios de 1830 fue la más alta en cualquier época de los Estados Unidos.3 Esta situación llevó a muchos grupos religiosos de aquellos días a expresarse en contra de los peligros del alcohol y la embriaguez, y la Palabra de Sabiduría encaja bien en este contexto. Sin embargo, el Libro de Mormón muestra que la Palabra de Sabiduría no fue solamente una respuesta a la época y ambiente de José, sino que también se basó en una doctrina más antigua.

El Libro de Mormón, por ejemplo, contiene pasajes que condenan la embriaguez y representa a los ebrios como tontos.4 Al principio del Libro de Mormón, por ejemplo, Nefi mató a Labán después de encontrarlo ebrio e inconsciente en las calles de Jerusalén (1 Nefi 4:5-7). El rey Noé y sus sacerdotes fueron representados como inmorales "bebedor[es] de vino" (Mosíah 11:13-15).5 Mosíah 22 muestra cómo el pueblo de Limhi escapó de la esclavitud de los lamanitas al entregarles un tributo de vino a los guardias lamanitas para incapacitarlos, y después escabullirse con habilidad (Mosíah 22:6). 

"Limhi y su gente escapan a Zarahemla", imagen vía lds.org

En este caso, la embriaguez habitual de los guardias parece haber alterado tanto su juicio que ellos "aparentemente no anticiparon ningún esfuerzo de que sus cautivos escaparían, y especialmente no de noche".6 En una historia similar, un grupo de soldados del capitán Moroni fueron liberados cuando engañaron a los guardias lamanitas al embriagarlos (Alma 55:7-16).7 Y, por supuesto, está el infortunado incidente cuando todo el ejercito de Coriántumr fue emboscado por el hermano de Shared "mientras estaban borrachos" (Éter 14:5).8 Que los jareditas sean descritos estando "ebrios de ira, así como el hombre que está borracho de vino" (Éter 15:22) también refleja la antigua asociación entre la ira y el alcohol.

Ejemplos como estos demuestran que el Libro de Mormón es consistente con el registro bíblico. La Biblia hebrea presenta a la embriaguez como algo pecaminoso, imprudente e irresponsable.9 En las palabras de un erudito, la embriaguez en la Biblia hebrea es condenada como algo que "hace a uno insensible e imperceptible, una molestia social, una ruina económica y un réprobo moral y espiritual".10

El Porqué

Still Life (Naturaleza Muerta) por Mauro via Adobe Stock

La descripción que el Libro de Mormón da de los peligros del alcohol ayuda a poner la Palabra de Sabiduría en perspectiva. El Antiguo Testamento representa la embriaguez como algo desfavorable, y el Libro de Mormón refleja las enseñanzas del Antiguo Testamento sobre el tema. Por lo que, cuando el Señor habló en contra del alcohol en el año de 1830, uno puede ver esto como seguir la verdad antigua hasta su lógica conclusión para abordar los problemas que eran comunes en ese momento.11

No hay duda de que la Palabra de Sabiduría dio respuesta a preguntas sobre el alcohol, el tabaco, el café y el té que muchas personas tenían durante la época de José.12 Pero respondió las preguntas a través de una revelación divina que se basaba en una verdad antigua, en lugar de llegar a ser solo una voz más en la clamorosa conversación. Como el historiador de la iglesia, Jed Woodworth ha declarado: "La revelación se puede considerar más como arbitradora que como participante del debate cultural".13

En última instancia, uno debe de esperar por lo menos algunas similitudes entre la Palabra de Sabiduría y los diversos movimientos del siglo XIX relacionados con la salud. Como Woodworth ha declarado, la década de 1830 fue

...un momento en la historia donde se derramaba luz y conocimiento de los cielos. ... En la medida en que la reforma para la sobriedad hacía que las personas fueran menos dependientes de las sustancias adictivas, lo cual promovía la humildad y los actos justos, el movimiento ciertamente fue inspirado por Dios. “Lo que es de Dios invita e induce a hacer lo bueno continuamente”, declara el Libro de Mormón (Moroni 7:13). En vez de preocuparse por las coincidencias culturales, los Santos de los Últimos Días pueden contemplar con alegría cómo el espíritu de Dios ha conmovido a tantas personas, con tanto alcance y con tanta fuerza.14

Otras lecturas

Jed Woodworth, “La Palabra de Sabiduría”, en Revelaciones en contexto: Las historias detrás de las secciones de Doctrina y Convenios, ed. Matthew McBride y James Goldberg (Salt Lake City, UT: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, 2016), 183-191. 

Janiece Johnson y Jennifer Reeder, The Witness of Women: Firsthand Experiences and Testimonies from the Restoration (Salt Lake City, UT: Deseret Book, 2016), 107–109.

Brant A. Gardner, Second Witness: Analytical and Contextual Commentary on the Book of Mormon, 6 vols. (Salt Lake City: Greg Kofford Books, 2007), 3:380–381.

Clyde J. Williams, “Deliverance from Bondage”, en Mosiah, Salvation Only Through Christ, ed. Monte S. Nyman y Charles D. Tate, Jr., The Book of Mormon Symposium Series, Volume 5 (Provo, UT: Religious Studies Center, Brigham Young University, 1991), 261–274.

 

  • 1. Jed Woodworth, “La Palabra de Sabiduría”, en Revelaciones en contexto: Las historias detrás de las secciones de Doctrina y Convenios, ed. Matthew McBride y James Goldberg (Salt Lake City, UT: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, 2016), 183.
  • 2. Woodworth, “La Palabra de Sabiduría”, 184.
  • 3. Woodworth, “La Palabra de Sabiduría”, 185.
  • 4. Véase Book of Mormon Central en Español, “¿Por qué creía el rey Limhi que el plan de escape de Gedeón funcionaría? (Mosíah 22:6)”, KnoWhy 100 (Mayo 4, 2017).
  • 5. Véase Book of Mormon Central en Español, “¿Por qué se mencionan en el Libro de Mormón vino, viñas y lagares? (Mosíah 11:15)”, KnoWhy 88 (Abril 20, 2017).
  • 6. Brant A. Gardner, Second Witness: Analytical and Contextual Commentary on the Book of Mormon, 6 vols. (Salt Lake City: Greg Kofford Books, 2007), 3:380–381. Gardner, Second Witness, 3:381, notó que la embriaguez fue condenada en la cultura azteca, y se consideraba un problema común. Beber antes del combate es bastante común entre los soldados. Véase Morgan Deane, “Experiencing Battle in the Book of Mormon”, Interpreter: A Journal of Mormon Scripture 23 (2017): 239.
  • 7. Para un análisis de este evento, véase Hugh Nibley, Since Cumorah, The Collected Works of Hugh Nibley, Volume 7 (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y FARMS, 1988), 316–317.
  • 8. Para una perspectiva de cuán desastroso fue esto, véase Joseph Fielding McConkie, Robert L. Millet y Brent L. Top, Doctrinal Commentary on the Book of Mormon, 4 vols. (Salt Lake City, UT: Bookcraft, 1987–1992), 4:313.
  • 9. Véase Edgar W. Conrad, “Drunkenness”, en The Oxford Companion to the Bible, ed. Bruce M. Metzger y Michael D. Coogan (New York, NY: Oxford University Press, 1993), 171–172; Carol A. Dray, “Ethical Stance as an Authorial Issue in the Targums”, en Ethical and Unethical in the Old Testament: God and Humans in Dialogue, ed. Katharine J. Dell, Library of Hebrew Bible/Old Testament Studies 528 (London: T & T Clark, 2010), 236–240.
  • 10. J. Gerald Janzen, “Drunkenness”, en Harper’s Bible Dictionary, ed. Paul J. Achtemeier (San Francisco, CA: Harper & Row, 1985), 229. Las historias de las escrituras de Noé (Génesis 9:20–27), Lot (Génesis 19:30–38), Ela (1 Reyes 16:8–10), Ben-adad (1 Reyes 20:13–21), y Nabal (1 Samuel 25:36–38) ilustran las consecuencias negativas de la embriaguez. La historia apócrifa de Judit y Holofernes demuestra, muy parecido a la de Nefi y Labán, cómo un líder militar fue asesinado mientras estaba ebrio (Judit 10-13). El libro de Proverbios advierte: "No estés con los bebedores de vino ni con los comilones de carne; porque el bebedor y el comilón se empobrecerán, y el mucho dormir los hará vestir de harapos" (Proverbios 23:20-21; cf. 31:4-7).
  • 11. Para conocer más sobre cómo la Palabra de Sabiduría se desarrolló con el tiempo y llegó a ser aún más distintiva, véase Joseph Lynn Lyon, “Word of Wisdom”, en Encyclopedia of Mormonism, 4 vols., ed. Daniel H. Ludlow (New York, NY: Macmillan, 1993), 4:1584–1585.
  • 12. Woodworth, “La Palabra de Sabiduría”, 183–187.
  • 13. Woodworth, “La Palabra de Sabiduría”, 188.
  • 14. Woodworth, “La Palabra de Sabiduría”, 188.