¿Qué enseña el Libro de Mormón sobre el templo?

Febrero 9, 2018
Templo de Salt Lake, vía lds.org
KnoWhy #309
Templo de Salt Lake, vía lds.org
"Y yo, Nefi, edifiqué un templo, y lo construí según el modelo del templo de Salomón".
2 Nefi 5:16

El Conocimiento

En julio de 1831, el Señor le reveló a José Smith que los santos iban a construir un templo como parte de la ciudad de Sion (DyC 57: 2-3; 58:57).1 El templo debía ser un lugar para la enseñanza y la revelación (DyC 97:13–14; 124:38). Era la casa del Señor, un lugar donde el Señor podría venir y aparecer a Su pueblo (DyC 97:15-16; 109:5). Era un lugar para recibir las ordenanzas de salvación y para ser investidos "con poder de lo alto" (DyC 95:8; 124:38–40).

Aunque los detalles exactos del templo y sus ordenanzas serían revelados con el tiempo, el Señor proveyó información general con respecto a sus propósitos desde el principio, incluso a través del Libro de Mormón.2 Desde el principio, la cultura nefita estaba centrada en el templo, por lo que los lectores no deberían de sorprenderse al ver menciones de este, así como también de símbolos y temas del templo, a lo largo del registro del Libro de Mormón. Al principio del libro, Nefi relató que una de las tareas de su nueva comunidad era construir un templo en la ciudad de Nefi (2 Nefi 5:16).3 Este templo tuvo una función importante en el contexto de los escritos de Jacob (Jacob 2:2, 11).4

El templo en la tierra de Nefi fue construido para verse y funcionar como el templo de Salomón en Jerusalén. Fue el primero de muchos templos mencionados en el registro del Libro de Mormón. En Mosíah 1-6, el pueblo se reunió en el templo en la ciudad de Zarahemla para escuchar las palabras del rey Benjamín.5 El rey Noé hizo construir un templo en su ciudad, en la tierra de Nefi (Mosíah 11:10), el cual posteriormente utilizó su hijo, Limhi (Mosíah 7:17). Helamán 3:9 menciona que había templos construidos en las ciudades de "la tierra del norte". Alma y Amulek viajaron por toda la tierra de Nefi en y alrededor de la tierra de Zarahemla, para "predicar el arrepentimiento al pueblo en sus templos (Alma 16:13).6 Alma 23:2 también menciona templos entre los lamanitas. 7 El Señor Jesucristo se apareció a la gente "en los alrededores del templo que se encontraba en la tierra de Abundancia" (3 Nefi 11:1).

Dentro del texto del Libro de Mormón uno puede encontrar muchos de los propósitos revelados de los templos. Como se describe a continuación, el templo era un lugar de enseñanza y revelación, para recibir ordenanzas y poder de lo alto, y un lugar para que el Señor se mostrara a Su pueblo.

Los templos nefitas eran lugares para la enseñanza y la revelación sagrada

Nephi's temple (Templo de Nefi) por Joseph Brickey

Nefi consagró a Jacob y José para que fueran sacerdotes y maestros (2 Nefi 5:26), y el Libro de Mormón presenta ejemplos explícitos de Jacob enseñando en el templo (Jacob 1:17; 2:2, 11). Jacob declaró que había recibido revelación del Señor con respecto a lo que debía enseñar (Jacob 1:17; 2:11).

El rey Benjamín reunió a su pueblo en el templo para que pudiera enseñarles acerca de las doctrinas y convenios del Señor (Mosíah 1:18, 2:1, 6). Al igual que Jacob, Benjamín anunció que el Señor le dio, a través de "un ángel de Dios" (Mosíah 3:2), las palabras que habría de compartir en esta ocasión. El rey Limhi de manera similar hizo que su pueblo "se congregasen en el templo para oír las palabras que él les iba a hablar" (Mosíah 7:17). Alma mencionó en más de una ocasión que estaba ocupado enseñando a las personas en sus templos (Alma 16:13; 23:2; 26:29).

Nefi, hijo de Helamán, recibió una revelación que incluía promesas que le fueron dadas por Dios "en presencia de [sus] ángeles" (Helamán 10:6). Aparentemente, Helamán recibió esta revelación en un templo, dado que el Señor declaró que Nefi tendría el poder de partir "este templo" por la mitad (v. 8, énfasis añadido).8

El mismo Salvador, en 3 Nefi 11, escogió enseñar a las personas del Libro de Mormón en el templo. En este contexto sagrado, Jesús enseñó una versión de su "Sermón del Monte", que estaba sutilmente lleno de términos, alusiones y símbolos relacionados con el templo.9

Los templos nefitas eran lugares para recibir las ordenanzas y poder de lo alto.

Aunque no se dan muchos detalles en el Libro de Mormón con respecto a los ritos u ordenanzas específicas que se realizaban en los templos, hay algunas inferencias al respecto dispersas por todo el texto.

Los nefitas hicieron sacrificios de acuerdo con la Ley de Moisés hasta que la expiación y resurrección de Cristo se realizaran. Nefi dijo que su familia continuó ofreciendo sacrificios después de que salieron de Jerusalén (1 Nefi 5:9, 7:22). Aquellos que subieron al templo para escuchar al rey Benjamín "llevaron de las primicias de sus rebaños, para que ofrecieran sacrificios y holocaustos según la ley de Moisés" (Mosíah 2:3), y partes del discurso del rey Benjamín se pueden entender como una serie de rituales relacionados con convenios.10

Christ Administering the Sacrament in America (Cristo administrando la Santa Cena en América) por Brooke Malia Mann

Cuando Nefi, hijo de Helamán, habló con el Señor en el templo, se le prometió darle poder diciendo: "[T]e doy poder, de que cuanto sellares en la tierra, sea sellado en los cielos; y cuanto desatares en la tierra, sea desatado en los cielos" (Helamán 10:6-9).

Jesús realizó numerosas ordenanzas en o cerca del templo en la tierra de Abundancia. 3 Nefi registra que sanó a los enfermos (3 Nefi 17:7-10), bendijo a los niños y oró por sus padres (vv. 17, 21), bendijo a sus discípulos para que fueran transfigurados (3 Nefi 19:25; cf. Números 6:23–27),11 administró la Santa Cena en dos ocasiones (3 Nefi 18, 20), y ordenó a sus discípulos, dándoles poder para bautizar y administrar otras ordenanzas (3 Nefi 11:21–27).

Los templos nefitas eran un lugar para que el Señor se mostrara a Su pueblo

El evento culminante del Libro de Mormón es la visita de Jesucristo a las Américas. El Salvador vino del cielo para mostrarse a Su pueblo en el templo en la tierra de Abundancia. Apareció en el momento en que estaban reunidos en el templo los más justos de entre el pueblo (3 Nefi 11:1; cf. 10:12).

Él les declaró Su identidad y permitió que cada persona viniera y "met[iera sus] manos en [Su] costado" y "palp[aran] las marcas de los clavos en [Sus] manos y en [Sus] pies" para que obtuvieran un testimonio por si mismos de que era Él, de hecho, "el Dios de Israel" (3 Nefi 11:14).12 Al participar en esta gran teofanía (encuentro con Dios), "recordaron que se había profetizado entre ellos que Cristo se les manifestaría después de su ascensión al cielo" (11:12).

El Porqué

Templo de Paris, Francia via lds.org

El Libro de Mormón, al ser compendiado por varios registros nefitas, no incluye muchas especificaciones con respecto a las operaciones internas de sus templos y sus sagradas ordenanzas. Sin embargo, las numerosas referencias del libro al templo probablemente habrían servido para enfatizar a José Smith y a los primeros santos sobre la importancia de edificar y adorar en tal santuario sagrado. El Libro de Mormón pudo haber ayudado a José a entender que era apropiado construir templos cuando y donde fuera que el pueblo de Dios se encontrara.

Además, a medida que el profeta continuó recibiendo revelaciones, bien pudo haber notado que muchos de sus temas y enseñanzas relacionados con el templo ya habían sido presentados en su traducción del Libro de Mormón. Lo que entendió al principio pudo haber sido algo obvio y básico, pero a medida que José continuaba siendo instruido divinamente sobre el tema, las complejidades de la adoración en el templo se habrían vuelto cada vez más notorias para él y para los primeros santos.

Los lectores alertas del Libro de Mormón, hoy pueden darse cuenta de lo mucho que enseña sobre el templo y cuán importante es el templo y sus ordenanzas para sus mensajes principales. Hay muchas cosas que se pueden encontrar más allá de simplemente buscar la palabra "templo" entre sus páginas. Si los lectores aplican su conocimiento del templo al rico texto del Libro de Mormón, encontrarán que los temas y símbolos del templo aparecen una y otra vez.13 El Profesor de Derecho BYU John W. Welch comentó sobre la naturaleza templo-céntrica del libro:

Uno de los preceptos [del Libro de Mormón] es claramente la centralidad del templo. El Libro de 3 Nefi presenta un santo modelo de cómo uno puede morar para siempre en la casa del Señor Jesucristo, el Hijo de Dios y el gran y eterno Sumo Sacerdote de toda la humanidad.14

Además, Welch señaló que:

A la luz de todo lo que se puede decir sobre los templos en el Libro de Mormón, finalmente es bueno recordar que en 1829, cuando se tradujo el Libro de Mormón, José Smith apenas había pensado o soñado con un templo. Dos años más tarde, él y la Iglesia se mudarían a Kirtland, donde se dedicó un templo en 1836. ... En retrospectiva, ahora en día podemos ver que el plano de la Restauración para adorar al Señor Jesucristo en su santa casa ya estaba en gran parte integrado en los textos del Libro de Mormón.15

Otras Lecturas

Jeffrey R. Bradshaw, “What Did Joseph Smith Know about Modern Temple Ordinances by 1836?”, en The Temple: Ancient and Restored, Proceedings of the 2017 Temple on Mount Zion Symposium, Temple on Mount Zion Series 3, ed. Stephen D. Ricks y Donald W. Parry, (Salt Lake City y Orem, UT: The Interpreter Foundation y Eborn Books, 2016), 1–123.

David E. Bokovoy, “Ancient Temple Imagery in the Sermons of Jacob”, en  Temple Insights: Proceedings of the Interpreter Matthew B. Brown Memorial Conference, ed. William J. Hamblin y David Rolph Seely (Orem, UT y Salt Lake City: The Interpreter Foundation y Eborn Books, 2014), 171–186.

John W. Welch, “The Temple in the Book of Mormon: The Temples at the Cities of Nephi, Zarahemla, and Bountiful”, en Temples of the Ancient World: Ritual and Symbolism, ed. Donald W. Parry (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y FARMS, 1994), 297–387.

Hugh Nibley, Temple and Cosmos, The Collected Works of Hugh Nibley, Volume 12 (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y FARMS, 1992), 1–41.