Zarahemla
El barco de Hagot, por Minerva Teichert
KnoWhy #171
"Y acaeció que nunca más se volvió a saber de ellos"
Alma 63:8
Imagen vía lds.org
KnoWhy #167
"Mas he aquí... confiamos en que Dios nos librará, no obstante lo débiles que estén nuestros ejércitos, sí, y nos librará de las manos de nuestros enemigos"
Alma 58:37
La batalla en el río Sidón, por James Fullmer
KnoWhy #157
"Y sucedió que los lamanitas... se asombraron en sumo grado de ver su manera de prepararse para la guerra".
Alma 49:9
 Imagen vía lds.org
KnoWhy #143
Y así los zoramitas y los lamanitas empezaron a hacer preparativos para la guerra contra el pueblo de Ammón y también contra los nefitas.
Alma 35:11
Al igual que los nefitas de antaño, la guerra de hoy siempre va acompañada de muerte y luto. La procesión fúnebre del Sargento Nathan R. Chapman, el primer soldado estadounidense asesinado por fuego hostil en Afganistán. Imagen vía Wikimedia Commons
KnoWhy #135
"Y ciertamente fue un día lúgubre; sí, un tiempo de solemnidad, y un tiempo de mucho ayuno y oración".
Alma 28:6
 Mapa imaginado de las Tierras del Libro de Mormón por Tyler Griffin, Taylor Halverson y Seth Holladay, BYU
KnoWhy #130
"Pues bien, la distancia no era sino de día y medio de viaje para un nefita, por la línea entre la tierra de Abundancia y la tierra de Desolación, desde el mar del este al del oeste; y así la tierra de Nefi y la tierra de Zarahemla casi se hallaban rodeadas de agua, y había una pequeña lengua de tierra entre la tierra hacia el norte y la tierra hacia el sur"
Alma 22:32
"Mormón", por James Fullmer
KnoWhy #129
"Aarón y cierto número de sus hermanos fueron aprehendidos y encarcelados"
Alma 21:13
El Fin del Mundo, por John Martin
KnoWhy #123
“Y así terminó el año undécimo de los jueces… el pueblo de Ammoníah había sido destruido; sí, toda alma viviente de los ammoniahitas había sido destruida, y también su gran ciudad, la cual decían que Dios no podía destruir a causa de su grandeza. Mas he aquí que en un solo día quedó desolada; y los perros y las bestias feroces del desierto destrozaron los cadáveres"
Alma 16:9–11
"In Similitude", por Joseph Brickey
KnoWhy #122
"Por tanto, después que Alma hubo establecido la iglesia en Sidom... viendo que el pueblo... había empezado a humillarse ante Dios, y a reunirse a... adorar a Dios ante el altar, velando y orando sin cesar que fuesen librados de Satanás, y de la muerte y de la destrucción"
Alma 15:17
Imagen vía Google Images
KnoWhy #114
"Porque percibo que andáis por las sendas de la rectitud. Veo que os halláis en el camino que conduce al reino de Dios; sí, percibo que estáis enderezando sus sendas"
Alma 7:19