Se rasgó el velo del templo

Noé Correa
Imagen vía askgramps.org

Los autores de las escrituras escogieron bien qué palabras emplear para enseñar verdades sin que otros se dieran cuenta. De acuerdo con los estudios bíblicos, Marcos parece haber sido el primer Evangelio escrito. Mateo y Lucas tomaron de los escritos de Marcos, y agregaron una cantidad de detalles más. Por ende, veremos primeramente el Evangelio de Marcos.

Es en Marcos 15 donde leemos de la crucifixión de nuestro Señor Jesucristo. Al expirar, el texto dice:

"Entonces el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo". (Marcos 15:38)

Sabemos que el mundo cristiano tiene una explicación por rasgarse el velo, que fue para ponerle fin a la ley de Moisés. Es cierto, pero nosotros como miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días sabemos que gracias a la expiación todos podemos cruzar el velo y entrar en la presencia de Dios, simbólicamente en esta vida (Hebreos 10:19-20). En el griego usado por Marcos, el verbo para rasgarse es σχίζω. Este verbo aparece en otro lugar al principio del Evangelio de Marcos, después del bautismo:

"E inmediatamente, subiendo del agua, vio abrirse los cielos y al Espíritu como paloma que descendía sobre él" (Marcos 1:10).

El verbo traducido como "abrirse" es, de nuevo, σχίζω. Este verbo solo aprece en Marcos en estos dos pasajes. Marcos claramente quiere hacer una conexión entre el comienzo y el fin del ministerio mortal de nuestro Redentor. En otras palabras, el bautismo que simboliza la muerte de Cristo de cierta manera abre los cielos y esa misma muerte decretada nos permite, como aprendemos en el templo, entrar en la presencia de Dios.

En los grupos de WhatsApp se dijo en un comentario que un libro de escritura es más claro que el otro. Debemos reconocer que todo libro tiene sus puntos fuertes, pero todos dan testimonio de nuestro Salvador y Redentor. La Biblia es el fundamento y el Libro de Mormón la piedra angular. Si no hay un fundamento, no puede haber una piedra angular. La Biblia tiene muchas doctrinas específicas del evangelio.

"Pero Jesús, dando una gran voz, expiró. Entonces el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo".

Marcos 15:37-38.

Buscar post destacados

Referencia a Escrituras: 
Marcos 1:10
Marcos 15:37-38
Hebreos 10:19-20