Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?: Romanos 6:1-7, 21-23

Noé Correa
Bautismo de Pablo, imagen vía ChurchofChrist.org

En mi experiencia, he visto que muchos miembros de la Iglesia se enfocan en los primeros versículos de Romanos 6 donde habla del bautismo, mientras que muchos amigos que pertenecen a otras iglesias resaltan una frase al final del mismo capítulo: “… la paga del pecado es muerte” (Rom 6:23) .

Pablo incluye ambos mensajes en la misma enseñanza. Solo nos queda a nosotros investigar por qué están relacionados. Ambos hablan del concepto de muerte: “hemos muerto al pecado” (6:2) y “la paga del pecado es muerte” (6:23) . Y ambos hacen mención de la vida: “así también nosotros andemos en vida nueva” (6:4) y “la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, Señor nuestro” (6:23) .

Además, ya para conectar las enseñanzas del apóstol Pablo, vemos el uso particular de la palabra “en”:

“viviremos aún en él” (6:2)

“bautizados en Cristo” (6:3)

“bautizados en su muerte” (6:3)

“vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro” (6:23)

Todos sabemos que la vida viene a través de Jesucristo. Pero es el concepto de muerte que ignoramos. Tienen razón nuestros amigos que el pecado trae consigo la muerte, pero Pablo no lo dice para asustarnos. Tenemos dos opciones: 1) quedarnos muertos en el pecado o 2) morir simbólicamente con Cristo en el bautismo para comenzar una nueva vida con Él.

Cristo nos da vida, no el bautismo. Muchas personas se han bautizado y luego se alejan. Pero nosotros manifestamos a Dios y al mundo nuestro cambio sepultándonos “juntamente con él para muerte por medio del bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva” (6:4) .

Buscar post destacados