No sustentas tú a la raíz, sino la raíz a ti: Romanos 11:17-18

Noé Correa

Imagen vía Alhatorah.org

Al querer animar a los miembros judíos y gentiles de la Iglesia en Roma, a unirse como pueblo, Pablo les dijo claramente que el pueblo de Israel sustenta a los gentiles. Los gentiles no pueden independizarse de Israel. Jesucristo enseñó que “la salvación viene de los judíos” ( Juan 4:22 ), hablando de sí mismo como Mesías de Israel. También, toda persona bautizada se convierte en miembro del pueblo: “Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente descendientes de Abraham sois, y herederos conforme a la promesa” ( Gálatas 3:[27-]29 ). Además de eso, Nefi en el Libro de Mormón testifica que los gentiles son deudores a los israelitas por su historia y las Escrituras:

“¿Y qué agradecimiento manifiestan a los judíos por la Biblia que de ellos recibieron? Sí, ¿qué pretenden decir con eso los gentiles? ¿Recuerdan ellos los afanes y los trabajos y las aflicciones de los judíos…? ( 2 Nefi 29:4[-6] )

Ya hoy en día, nosotros consideramos que los miembros de la Iglesia son de Israel y los no miembros son gentiles. (Existen otras maneras de usar esos términos también.) Sin embargo, permance la misma invitación: no jactarse y siempre valorar las Escrituras de los antepasados.

¿Cómo muestras tú agradecimiento por la Biblia?

¿Qué consejos tienes tú para recordar mejor “los afanes y los trabajos y las aflicciones” del antiguo pueblo del convenio?

Buscar post destacados