Final largo y corto de Marcos, ¿qué importancia tiene para nosotros?

Noé Correa
Noé Correa (2016) en Point Loma Nazarene University (Universidad Nazarena de Point Loma) leyendo el final corto de Marcos.

Los estudios bíblicos sobre la creación y transmisión histórica de los manuscritos del Nuevo Testamento confirman lo que enseñó José Smith y nos ayudan a entender el proceso revelador de Dios.

Algunos seguramente han visto distintas versiones de la Biblia que incluso tienen diferencias imaginables. Cada traducción o versión tiene sus razones para presentar el texto de la manera que lo hace. Toda decisión se debe respetar. En este estudio vamos a ver por qué en algunas Biblias el Evangelio según Marcos termina en Marcos 16:8 en lugar del versículo 20, como se encuentra en nuestra versión Reina Valera 2009. Honestamente, el tema tiene que ver no solo con el método de traducción sino también el texto base usado para el producto final. Aquí, les quiero hablar de los manuscritos antiguos y aquellos cambios e inserciones reconocidos por eruditos de la Biblia, pero enfocándonos en el final corto y el largo de Marcos. Debemos recordar que lo que importa más es la fe en Jesucristo. Además, debemos reconocer que nosotros como discípulos siempre estamos en el proceso de aprendizaje, corrigiendo conceptos anteriores que hayamos tenido.

 

¿Por qué existen estas discrepancias o diferencias en versiones de la Biblia?

Estas diferencias se manifiestan en la Biblia con cambios de palabras y la extracción de, ya sean, palabras o párrafos completos. Un ejemplo muy conocido es la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras de los Testigos de Jehová. Pero no es el único. Otra traducción es la Biblia Textual Edición IV por la Sociedad Bíblica Iberoamericana. Estas versiones eliminan ciertos pasajes por la razón de que los manuscritos más antiguos no los contienen. Yo, en inglés, uso la traducción New Revised Standard Version. Desafortunadamente, hay menos Biblias críticas en español que en otros idiomas. Una Biblia basada en la crítica textual significa que se han buscado los manuscritos más antiguos para su traducción. A través de muchos estudios literarios y textuales, y la explosión de descubrimientos de manuscritos más antiguos de lo que antes teníamos, ahora sabemos que tal como enseñó José Smith, algunas cosas se le habían quitado y agregado a la Biblia. Para los que estudiamos la Biblia académicamente, todo esto ya lo sabemos. Pero para miembros comunes de las distintas iglesias cristianas, incluyéndonos a nosotros, ni siquiera tenemos idea de estos descubrimientos y la actualización (por falta de otra palabra) de la Biblia.

 

¿Por qué las diferencias al final de Marcos?

Si leemos el Evangelio según Marcos y terminamos en el versículo 8 del capítulo 16, nos quedamos con unas palabras acerca de la mujeres que fueron a la tumba: “Y ellas se fueron huyendo del sepulcro, porque les había entrado temblor y espanto. Y no dijeron nada a nadie, porque tenían miedo”. Algunos manuscritos agregan una oración más, explicando que fueron a decírselo a Pedro pero esa oración no está escrita de la misma manera en todas sus versiones.

Primeras líneas de Marcos 16 del códice Sinaítico (c. 330–360). Imagen tomada de Wikipedia

Otra versión termina en el versículo 14. La más interesante es la que agrega una conversación sobre Satanás entre los versículos 14-15, que no encontramos en ninguna versión presente de la Biblia. Y, como tenemos nosotros, existen los manuscritos que terminan con el versículo 20. En estas versiones largas, no es el mismo estilo en el griego que en el resto del evangelio. En otras palabras, no es original al autor. Alguien más escribió estas palabras. Además, podemos ver que se insertaron partes de los otros Evangelios para completar la historia de Marcos: que se apareció primero a María Magdalena (de Juan), que caminó con dos discípulos (de Lucas), etc. Hay motivos para creer (como se ha hecho en otras partes de la Biblia) que los copistas se sintieron incómodos en decir que las mujeres se quedaron calladas y no le dijeron a nadie lo que habían visto. Por lo tanto, quisieron rellenar lo que para ellos era un hueco.

 

Aunque no es original al texto de Marcos, ¿podrán ser todavía palabras sagradas?

Yo tuve un profesor del Nuevo Testamento que me dijo que él jamás dará un sermón basado en el final largo de Marcos. Me dijo: “Eso no es una parte original de la Biblia”. Aunque José Smith dijo que sí se hicieron cambios a la Biblia, no podemos deshacernos de aquellos 12 versículos como lo hizo mi profesor. Doctrina y Convenios 84:64-73 parece aceptar varias enseñanzas de allí. Es plausible creer que los discípulos de Jesucristo supieron de enseñanzas que no se habían incluido en los documentos escritos. Por ejemplo, sabemos que el relato de Juan 8 tampoco es original a Juan. Fue agregado después. Por ende, estas enseñanzas podrán contener algunas verdades aunque Marcos no las haya escrito. Recuerden que José Smith también siempre cambiaba/modificaba las escrituras. En la versión de 1835 de sus revelaciones él quitó y añadió párrafos (compárese la Sección 27 con la versión original de 1833). Además, José Smith también le hizo cambios al Libro de Mormón en la versión de 1842. Recordemos que el Señor ha dicho:

“Pues he aquí, así dice el Señor Dios: Daré a los hijos de los hombres línea por línea, precepto por precepto, un poco aquí y un poco allí; y benditos son aquellos que escuchan mis preceptos y prestan atención a mis consejos, porque aprenderán sabiduría; pues a quien reciba, le daré más; y a los que digan: Tenemos bastante, les será quitado aun lo que tuvieren”.

Tal como lo evidencia el Evangelio según Marcos, el Señor permite que las verdades se sigan aumentando y revelando. Los que malinterpretan Apocalipsis creyendo que no se puede añadir ni quitar a la Biblia, no conocen la historia de la creación y transmisión del texto bíblico.

 

¿Qué hacemos con el final corto de Marcos?

Puede que no tenga sentido que Marcos haya terminado diciendo que las mujeres se quedaron calladas. Tomando en cuenta todo el texto de Marcos, los discípulos nunca lograron entender bien la misión de Jesucristo durante Su ministerio mortal (Marcos 7:18; 8:17-18,33; 9:10,32). Entonces, queda en nosotros. Nosotros sí lo sabemos porque hemos leído el Evangelio según Marcos. Nos ha llegado el testimonio bíblico. ¿Qué haremos nosotros? ¿Nos quedamos callados o proclamamos el testimonio que tenemos del Cristo resucitado?

¡Da click al siguiente video para a escuchar los comentarios al respecto de este tema de viva voz con Noé!:

 

Buscar post destacados

Referencia a Escrituras: 
Marcos 7:18
Marcos 8:17-18
Marcos 8:33
Marcos 9:10-32