¿Se han encontrado el valle de Lemuel y el río Lamán?

Enero 9, 2018
Imagen de Wadi Tayyib al-Ism, vía lds.org
KnoWhy #286
Imagen de Wadi Tayyib al-Ism, vía lds.org
"Y aconteció que después de haber viajado tres días por el desierto, asentó su tienda en un valle situado a la orilla de un río de agua".
1 Nefi 2:6

El Conocimiento

Después de viajar al Mar Rojo, Lehi y su familia avanzaron otros tres días antes de establecer su primer campamento a largo plazo en un valle "firme, constante e inmutable" con un río "fluyendo continuamente" hacia el Mar Rojo (1 Nefi 2:5-10). De manera poética,1 Lehi le dio el nombre a este río de su hijo mayor, Lamán, (1 Nefi 2:8-9, 16:12), y al valle el nombre de su segundo hijo, Lemuel (1 Nefi 2:10; 16:6).

Los ríos son raros en el noroeste de Arabia. Mientras que muchos de los lechos de ríos comúnmente secos levemente se desbordan durante la temporada de lluvias, un estudio geológico exhaustivo publicado en 1984 determinó que Arabia Saudita "puede ser el país más grande del mundo sin ríos ni arroyos perennes".2 Esta escasez de ríos durante todo el año, llevó a varios investigadores a proponer que el río Lamán, el cual estaba "fluyendo continuamente", era uno de los muchos ríos de temporada que atraviesan los wadis—profundos cañones y valles estrechos—del noroeste de Arabia.3

Sin embargo, en mayo de 1995 un par de exploradores Santos de los Últimos Días hicieron un descubrimiento inesperado. George Potter y Craig Thorsted se perdieron mientras buscaban un sitio conocido por los árabes locales como las "Aguas de Moisés". Siendo mal dirigidos por un guía local, se encaminaron al norte a lo largo de la costa del Golfo de Áqaba hasta que, de la nada, el terreno rocoso y arenoso fue dividido por "un magnífico cañón angosto" que "terminó en una ensenada bordeada de palmeras. Las brillantes sombras azules de las claras aguas del golfo y el cielo enmarcaban la escena".4

Mapa de Book of Mormon Central que representa una posible ruta desde Jerusalén a Wadi Tayyib al-Ism, un candidato para el Valle de Lemuel

Habían encontrado Wadi Tayyib al-Ism, un estrecho valle a 119 kilómetros al sur de Áqaba, a lo largo de la costa árabe.5 Se estima que los viajes diarios en los desiertos árabes en la antigüedad oscilaban entre 24 a 40 kilómetros por día.6 Wadi Tayyib al-Ism se encuentra justo a la distancia máxima de un viaje de 3 días (72 a 120 kilómetros) desde el extremo norte del Golfo de Áqaba, una extensión nororiental del Mar Rojo.

Las frutas y los granos crecen naturalmente en Wadi Tayyib al-Ism (véase 1 Nefi 8:1), y las paredes de granito puro del wadi se elevan unos 610 metros. Se encuentran entre las más impresionantes de la región, semejando fácilmente la descripción de Lehi, "firme, constante e inmutable" (1 Nefi 2:10).7 Lo más significativo es que había un pequeño arroyo que corría a través del wadi, y las repetidas visitas realizadas en diversas épocas del año confirmaron que el agua fluía en el río durante todo el año.8 Potter y sus colegas habían descubierto el primer—y hasta la fecha, el único—río o arroyo perenne conocido en todo el noroeste de Arabia.

Captura de pantalla de Google Earth con una posible ubicación del Valle de Lemuel

Hoy, pocos llamarían al riachuelo un río, pero podría haber sido más como un río en los días de Lehi. Algunos registros antiguos indican que el noroeste de Arabia era más húmedo en la antigüedad,9 y la corriente se ha reducido drásticamente en los últimos años debido a que su agua se ha redistribuido a áreas más pobladas.10 En cualquier caso, el término hebreo nahar en realidad significa "curso perpetuo de agua" y se aplicó a ríos y arroyos.11

La desembocadura del río actualmente no llega al mar por unos 600 kilómetros.12 Dado que "las aguas del río [Lamán] desembocaban en la fuente del mar Rojo" (1 Nefi 2:9), esta inconsistencia llevó a un erudito a descartar a Wadi Tayyib al-Ism como el Valle de Lemuel.13 Sin embargo, el egiptólogo James K. Hoffmeier ha presentado evidencia importante que indica que, desde alrededor del siglo VIII al VI a. C., "el Mar Rojo se ha alejado de su antigua costa unos quinientos metros".14 Analizando la evidencia de una línea de costa cambiante, S. Kent Brown llegó a la siguiente conclusión: "[T]odos los indicadores geológicos apuntan a la desembocadura actual de Wadi Tayyib al-Ism, que ha yacido bajo las aguas del Mar Rojo desde la antigüedad".15

El Porqué

Es imposible estar seguro si Wadi Tayyib al-Ism es el Valle de Lemuel.16 Quizás, dado que era más húmeda en esa región durante la antigüedad, había otros ríos y arroyos perennes que se han secado desde entonces.17 Pero la existencia de Wadi Tayyib al-Ism, con sus paredes de granito "firme, constante e inmutable" y su río "fluyendo continuamente" demuestra con certeza que realmente existe un valle que se extiende por las riberas de río como el descrito en 1 Nefi 2, y que está dentro de la distancia de un viaje de 3 días desde el extremo norte del Golfo de Áqaba.

Lehi Building an Altar of Stones in the Valley of Lemuel (Lehi construyendo un altar de piedras en el valle de Lemuel) por Kelly Clark Price

Este no es un hecho insignificante. El río que corre a través de Wadi Tayyib al-Ism es actualmente el único río o arroyo perenne documentado en toda la región del noroeste de Arabia, y se encuentra dentro de una estrecha ventana de 48 kilómetros del Valle de Lemuel, donde debe ser localizado un río "fluyendo continuamente".

En los días de José Smith algunas fuentes de información en Arabia fallaron en documentar incluso la presencia de wadis con los ríos de estación en esta región,18 sin mencionar la ubicación aproximada del único río perenne en el área. Tal como preguntó Daniel C. Peterson: "¿Cómo supo José Smith sobre el Wadi Tayyib al-Ism? Incluso en nuestro entorno contemporáneo rico en información, ¿qué podríamos decir la mayoría de nosotros al respecto?".19

Al darse cuenta de cuán singular era un lugar como el Valle de Lemuel en esa región, también ayuda a los lectores a apreciar mejor la manera en que el Señor guió a Lehi y su familia. Lehi se llevó a su familia de Jerusalén porque la gente de allí quería matarlo (1 Nefi 2:1). Lehi necesitaba salir de la ciudad rápidamente. El Valle de Lemuel proporcionó un lugar seguro, con acceso confiable a comida y agua, donde Lehi y su familia podían detenerse para reagruparse, reunir suministros en preparación para su largo viaje y regresar a Jerusalén según fuera necesario (1 Nefi 3:2-4; 1 Nefi 7:2).

No es de extrañar que Lehi se detuviera y erigiera "un altar de piedras... y [diera] gracias al Señor nuestro Dios" al llegar (1 Nefi 2:7), e hizo declaraciones exclamativas y poéticas exhortando a sus hijos rebeldes a ser firmes, constantes e inmutables como estas impresionantes paredes de roca, y continuamente gozando de la fuente de toda rectitud como este río de flujo claro (1 Nefi 2:9-10). Después de viajar a través de un "salvaje desierto", donde "apenas una brizna de hierba rompe la monotonía",20 sin duda, Lehi reconoció la mano del Señor al guiar a su familia a un valle tan poco común con un río "fluyendo continuamente".

Otras lecturas

S. Kent Brown, “The Hunt for the Valley of Lemuel,” Journal of Book of Mormon Studies 16, no. 1 (2007): 64–73.

Jeffrey R. Chadwick, “The Wrong Place for Lehi’s Trail and the Valley of Lemuel,” FARMS Review 17, no. 2 (2005): 197–215.

George Potter y Richard Wellington, Lehi in the Wilderness: 81 New, Documented Evidences That the Book of Mormon is a True History (Springville, UT: Cedar Fort, 2003), 31–51.

George D. Potter, “A New Candidate in Arabia for the Valley of Lemuel,” Journal of Book of Mormon Studies 8, no. 1 (1999): 54–63.