¿Qué tiene que ver un antiguo libro acerca de Enoc con el sueño de Lehi?

Agosto 6, 2018
Tree of Life (El Árbol de la Vida) por Krista Maureen Jones
KnoWhy #404
Tree of Life (El Árbol de la Vida) por Krista Maureen Jones
"Y el ángel me habló, diciendo: He aquí la fuente de aguas sucias que tu padre vio; sí, el río del que habló; y sus profundidades son las profundidades del infierno. Y los vapores de tinieblas son las tentaciones del diablo".
1 Nefi 12:16–17

El conocimiento

Entre los santos de los últimos días, Enoc es un amado profeta antiguo que es muy conocido, gracias a la Perla de Gran Precio.1 Los antiguos judíos y cristianos también estaban fascinados por Enoc y atribuyeron algunos de sus escritos a él.2 Una de estas obras, conocida como Enoc eslavo o 2 Enoc, fue descubierta cerca del final del siglo XIX en Rusia, escrito en un lenguaje llamado eslavo,3 con una versión copta (egipcio) siendo descubierta más recientemente.4

En su mayoría probablemente fue escrito en una lengua semítica como el hebreo, traducido al griego y luego traducido de nuevo al eslavo y el copto.5

Probablemente fue escrito por un grupo de judíos antes del tiempo de Cristo y parece citar material antiguo. Curiosamente, una parte del material que parece estar citando es similar al material que también se utilizó en el Libro de Mormón.

The Vision of Enoch (La Visión de Enoc) por William Blake

Uno de los mejores ejemplos de material como este se encuentra en 2 Enoc 10 cuando dos hombres le muestran a Enoc cómo es el infierno. Enoc lo describió como un lugar de "cruel oscuridad y una iniluminada lobreguez" con "un ardoroso río, a la vista, y todo aquel lugar por doquiera es fuego".6 La palabra traducida como "oscuridad" también se puede traducir como "niebla" o "vapor".7 Por lo que en este texto, seres celestiales muestran a Enoc tanto el vapor de tinieblas como un río ardiente en conexión con el infierno.

En 1 Nefi 12:16-17 un ángel le mostró a Nefi las mismas cosas. Nefi vio "la fuente de aguas sucias" que su padre vio, "sí, el río del que habló; y sus profundidades son las profundidades del infierno". 1 Nefi 15:30 declara que este río era "como el de una llama de fuego".8 Inmediatamente después de mostrar a Nefi la fuente de aguas sucias, el ángel le mostró "los vapores de tinieblas" (1 Nefi 12:17). Por lo tanto, los vapores de tinieblas y la fuente de aguas sucias están conectados en una descripción del infierno, tal como en 2 Enoc.

Manuscrito eslavo con el Libro de Enoc

Las similitudes cercanas entre estos registros sugieren algunas cosas. La primera es que Lehi y Nefi pudieron haber escrito sus visiones de la misma manera en que otros antiguos autores lo hicieron, como el autor de 2 Enoc. Sin embargo, también sugiere la posibilidad de que Nefi aludiera a algún material de las planchas de bronce para ayudarse a describir el relato de la visión de su padre y que estos mismos materiales también fueron aludidos más tarde en 2 Enoc.9

El porqué

Cuando 1 Nefi 12 y 2 Enoc 10 se leen juntos, ayudan a explicar cómo podemos evitar los vapores de tinieblas que nos llevarían al poder de Satanás, simbolizado por el río de fuego. En 2 Enoc 10, los ángeles dijeron a Enoc que debe evitar ciertos pecados con el propósito de estar fuera del lugar de tormento que le mostraron.10 En una lista que evoca a 2 Nefi 9:30-38, los ángeles dicen a Enoc que evite la inmoralidad, el robo, la mentira, el esparcir rumores, el enojarse, matar, abusar del pobre y la idolatría.11

The Tree of Life (El Árbol de la Vida) por Greg Olsen

Pudieron haber sido  mandamientos como estos que Nefi tuvo en mente cuando dijo a sus hermanos que la barra de hierro "era la palabra de Dios; y que quienes escucharan la palabra de Dios y se aferraran a ella, no perecerían jamás; ni los vencerían las tentaciones ni los ardientes dardos del adversario para cegarlos y llevarlos hasta la destrucción" (1 Nefi 15:24).12 Si escucháramos los mandamientos en la lista que contiene 2 Enoc, entre otras cosas, estaríamos más capacitados para evitar los vapores de tinieblas que nos pueden desviar en nuestra vida.

Susan Easton Black lo expresó de esta manera: "Los vapores de tinieblas son las tentaciones de Satanás. Estas tentaciones incluyen el pecado, vicio, la exaltación orgullosa de la mente humana y los placeres nocivos".13 Por último, para todos nosotros: "Estos dispositivos satánicos oscurecen la capacidad de perspectiva del viajero. Apagan su sentido de dignidad humana, erosionan la integridad y oscurecen la visión del camino".14 Si escuchamos y hacemos lo que las Escrituras nos enseñan como parte de nuestro diario vivir, podemos navegar los vapores de tinieblas que nos rodean y regresar a la presencia de Dios. 

Otras lecturas

Jared M. Halverson, "Lehi’s Dream and Nephi’s Vision as Apocalyptic Literature", en The Things Which My Father Saw: Approaches to Lehi’s Dream and Nephi’s Vision, ed. Daniel L. Belnap, Gaye Strathearn y Stanley A. Johnson (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y Religious Studies Center, Brigham Young University, 2011), 53–69.

John W. Welch, "Connections Between the Visions of Lehi and Nephi", en Pressing Forward with the Book of Mormon: The FARMS Updates of the 1990s, ed. John W. Welch y Melvin J. Thorne (Provo UT: FARMS, 1999), 49–53.

Susan Easton Black, "‘Behold, I Have Dreamed a Dream’", en First Nephi, The Doctrinal Foundation, ed. Monte S. Nyman y Charles D. Tate Jr., Book of Mormon Symposium Series, Volume 2 (Provo, UT: Religious Studies Center, Brigham Young University, 1988), 113–124.

  • 1. Para un estudio clásico sobre Enoc en las escrituras SUD, véase Hugh Nibley, Enoch the Prophet, The Collected Works of Hugh Nibley, Volume 2 (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y FARMS, 1988).
  • 2. Véase F. I. Andersen, "2 (Slavonic Apocalypse of) ENOCH (Late First Century A.D.): A New Translation and Introduction", en The Old Testament Pseudepigrapha, ed. James H. Charlesworth, 2 vols. (Peabody, MA: Hendrickson, 1983), 1:91.
  • 3. Véase Andersen, "2 ENOCH", 1:92.
  • 4. Véase Joost L. Hagen, "No Longer ‘Slavonic’ Only: 2 Enoch Attested in Coptic from Nubia", en New Perspectives on 2 Enoch: No Longer Slavonic Only, ed. Andrei Orlov, Gabriele Boccaccini y Jason Zurawski (Leiden: Brill, 2012), 5–34
  • 5. Véase Andersen, "2 ENOCH", 1:94.
  • 6. Daniel 7:10 discute un río de fuego, pero no en conexión a un vapor de tinieblas, como se puede ver allí. Andersen, "2 ENOCH", 1:118–119.
  • 7. Véase Nevill Forbes y R. H. Charles, "2 Enoch, or the Book of the Secrets of Enoch", en The Apocrypha and Pseudepigrapha of the Old Testament, ed. R. H. Charles, 2 vols. (Oxford, UK: Oxford University Press, 1913), 2:435.
  • 8. Brant A. Gardner, Second Witness: Analytical and Contextual Commentary on the Book of Mormon, 6 vols. (Salt Lake City, UT: Greg Kofford Books, 2007), 1:264.
  • 9. Para conocer otro ejemplo de cómo las referencias de las Escrituras fueron usadas cuando describen sus sueños, véase Book of Mormon Central en Español, "¿Es el Salmo 51 clave para comprender el sueño de Lehi? (1 Nefi 8:8)", KnoWhy 325 (7 de marzo de 2018).
  • 10. Andersen, "2 ENOCH", 1:118–119.
  • 11. Andersen, "2 ENOCH", 1:118–119.
  • 12. Véase Book of Mormon Central en Español, "¿Cuáles son los "ardientes dardos del adversario" mencionados por Nefi? (1 Nefi 15:24)", KnoWhy 18 (21 de enero de 2017).
  • 13. Susan Easton Black, "‘Behold, I Have Dreamed a Dream’", en First Nephi, The Doctrinal Foundation, Book of Mormon Symposium Series, Volume 2, ed. Monte S. Nyman y Charles D. Tate Jr. (Provo, UT: Religious Studies Center, Brigham Young University, 1988), 119.
  • 14. Black, "‘Behold, I Have Dreamed a Dream’", 119.