¿Qué podemos aprender de los 10 mejores quiasmos en el Libro de Mormón? Parte 1

Abril 23, 2018
Imagen del quiasmo en Mosíah 5:10-12 por Book of Mormon Central
KnoWhy #349
Imagen del quiasmo en Mosíah 5:10-12 por Book of Mormon Central
"Y hablamos de Cristo, nos regocijamos en Cristo, predicamos de Cristo, profetizamos de Cristo y escribimos según nuestras profecías, para que nuestros hijos sepan a qué fuente han de acudir para la remisión de sus pecados".
2 Nefi 25:26

Nota del editor: Esta es una parte de nuestra serie continua sobre quiasmos, en celebración del 50 aniversario del descubrimiento del quiasmo en el Libro de Mormón. Asegúrese de consultar nuestros otros KnoWhys sobre quiasmos y el sitio de internet Chiasmus Resources para más información.

En los últimos 50 años, cientos de quiasmos han sido potencialmente identificados en el Libro de Mormón.1 Como lo señaló John W. Welch en 1995, hay "diversos grados de quiasticidad", y mientras "muchos propusieron que los quiasmos son impresionantes e interesantes; otros parecen ser artificiales o poco importantes".2 En otras palabras, no todos los quiasmos fueron creados de la misma manera.

Por lo que para celebrar el descubrimiento de los quiasmos hace cincuenta años, nosotros en Book of Mormon Central en Español presentaremos 10 de los quiasmos más interesantes en el Libro de Mormón, por las siguientes tres semanas, comenzando hoy con tres quiasmos. Cada uno es interesante por varias razones. Algunos son impresionantes por su desarrollo artístico y creatividad, otros son importantes por las verdades doctrinales que ayudan a enseñar, aclarar o enfatizar, mientras que otros son importantes por causa de las conexiones hebreas o mayas.

Se invita a los lectores a evaluar estos quiasmos por ellos mismos utilizando los criterios discutidos anteriormente.3

Mosíah 5:10–12

El conocimiento

Este fue el primer pasaje quiástico descubierto en el Libro de Mormón hace cinco décadas atrás, por lo que es apropiado comenzar desde allí.4 Estadísticamente, Mosíah 5:10-12 es uno de los cuatro quiasmos más fuertes en el Libro de Mormón.5 Es un quiasmo bien estructurado y balanceado, se encuentra al final del discurso del rey Benjamín, y es la pieza central de una gran estructura quiástica al final de la sección de ese famoso discurso,6 y así “pon[iendo] de relieve la importancia central de tomar sobre sí el nombre de Cristo”.7

El porqué

Este quiasmo incorpora términos que no se utilizan en ninguna otra parte del Libro de Mormón en inglés: la izquierda de Dios y borrado.8 El uso repetido de tales términos raros en un pasaje bien balanceado se suma a la deliberación del patrón quiástico, y por lo tanto, "simplemente el pensamiento se esfuerza por imaginar que tal estructura... ocurrió accidentalmente".9 Es "preciso, extenso y significativo"10 mientras edifica poderosamente hasta su punto culminante, intensificando las advertencias del rey Benjamín en contra de la transgresión.11 Todas estas características hacen que este pasaje sea presumiblemente "una de las escrituras quiásticas más grandes de todos los tiempos".12

Estructura quiástica de Mosíah 5:10-12

A

Y acontecerá que quien no tome sobre sí el nombre de Cristo,

 

B

tendrá que ser llamado por algún otro nombre;

 

 

C

por tanto, se hallará a la izquierda de Dios.

 

 

 

D

Y quisiera que también recordaseis que este es el nombre

 

 

 

 

E

que dije que os daría, el cual nunca sería borrado,

 

 

 

 

 

F

sino por transgresión;  

 

 

 

 

 

F

por tanto, tened cuidado de no transgredir,  

 

 

 

 

E

para que el nombre no sea borrado de vuestros corazones.

 

 

 

D

Yo os digo: Quisiera que os acordaseis de conservar siempre escrito este nombre

 

 

C

en vuestros corazones para que no os halléis a la izquierda de Dios,

 

B

sino que oigáis y conozcáis la voz por la cual seréis llamados,

A

y también el nombre por el cual él os llamará.

 

2 Nefi 1:5–7

El conocimiento

Las ediciones actuales del Libro de Mormón realmente hacen que este quiasmo sea difícil de detectar,13 porqué en 2 Nefi 1:5 dice "el Señor me ha dado esta tierra por convenio a mí". Esta redacción se puede encontrar en el manuscrito de la imprenta,14 pero el manuscrito original dice consagrar en lugar de dado ... por convenio.15 Esta corrección hace un fuerte paralelo con la declaración, "esta tierra está consagrada", en 2 Nefi 1:7, por lo que hace que el quiasmo sea más evidente.

El porqué

Este ejemplo ilustra el por qué es importante tener la versión más exacta del texto cuando se buscan quiasmos y otros patrones de palabras en el Libro de Mormón. Además, Royal Skousen ha utilizado patrones quiásticos para ayudar a determinar cuál de las variantes del texto original es probablemente la más correcta, o incluso cuando una enmendación conjetural puede ser necesaria.16 Por lo tanto, los quiasmos son más que una simple curiosidad, es una herramienta literaria y textual que puede agregar a determinar la versión más exacta del texto.

Estructura quiástica de 2 Nefi 1:5–717

A

Pero, dijo él, a pesar de nuestras aflicciones,

 

B

hemos obtenido una tierra de promisión,

una tierra escogida sobre todas las demás;

una tierra que el Señor Dios hizo convenio conmigo de que sería

una tierra para la herencia de mi posteridad.

 

 

C

Sí, el Señor ha consagrado para mí y para mis hijos para siempre,

 

 

 

D

 y también para todos aquellos que la mano del Señor conduzca de otros países.

 

 

 

 

E

Por tanto, yo, Lehi, profetizo según el Espíritu que obra en mí,

 

 

 

D

que nadie vendrá a esta tierra a menos que sea traído por la mano del Señor.

 

 

C

Por tanto, esta tierra está consagrada a quienes él traiga.

 

B

Y en caso de que le sirvan según los mandamientos que él ha dado, será para ellos una tierra de libertad;

A

por lo que nunca serán reducidos al cautiverio

 

2 Nefi 25:24–27

El conocimiento

Este pasaje forma un "himno mesiánico" dentro de los comentarios de Nefi sobre Isaías,18 y estadísticamente es un quiasmo muy fuerte, con una alta probabilidad (99.98%) de ser intencional.19 Se han propuesto dos patrones quiásticos diferentes para este pasaje,20 y ambos son multidimensionales y se centran en el hecho de que los líderes nefitas hablaron, se regocijaron, predicaron, profetizaron y escribieron acerca de Cristo para el beneficio de su generación creciente.

El porqué

Como parte de un gran esfuerzo de Nefi para usar quiasmos y otras formas poéticas para testificar de Cristo,21 este quiasmo forma la culminación de las enseñanzas de Nefi sobre Cristo y la nueva ley. Cada nivel del quiasmo menciona la ley, excepto los elementos centrales, los cuales enfatizan a Cristo y la importancia de testificar de Él a las futuras generaciones.22 Esta estructura hace de la ley un tipo de sobra que literalmente señala a Cristo al centro.23 Por lo que, la estructura en general es "diseñada consistentemente para transmitir... que la salvación pertenece no a la ley como tal, sino al Señor".24

Estructura quiástica de 2 Nefi 25:24-27

Propuesta 1

Propuesta 2

A

a

y a pesar de que creemos en Cristo, observamos la ley de Moisés,

A

a

y a pesar de que creemos en Cristo,

 

 

b

y esperamos anhelosamente y con firmeza en Cristo,

 

 

b

observamos la ley de Moisés,

 

 

 

h

hasta que la ley sea cumplida.

 

B

a

y esperamos anhelosamente y con firmeza en Cristo,

 

 

 

 

d

Pues para este fin se dio la ley;

 

 

 

b

hasta que la ley sea cumplida.

 

B

por tanto, para nosotros la ley ha muerto,

y somos vivificados en Cristo a causa de nuestra fe;

guardamos, empero, la ley, a causa de los mandamientos.

 

 

C

Pues para este fin se dio la ley;

 

 

 

D

a

por tanto, para nosotros la ley ha muerto,

 

 

 

 

 

b

y somos vivificados en Cristo a causa de nuestra fe;

guardamos, empero, la ley, a causa de los mandamientos.

 

 

C

Y hablamos de Cristo,

nos regocijamos en Cristo,

predicamos de Cristo,

profetizamos de Cristo

 

 

 

 

E

Y hablamos de Cristo,

nos regocijamos en Cristo,

predicamos de Cristo,

profetizamos de Cristo

 

 

C

y escribimos según nuestras profecías, para que nuestros hijos sepan

a qué fuente han de acudir para la remisión de sus pecados.

 

 

 

 

E

y escribimos según nuestras profecías, para que nuestros hijos sepan

a qué fuente han de acudir para la remisión de sus pecados.

 

B

Por lo tanto, hablamos concerniente a la ley para que nuestros hijos sepan que la ley ya no rige;

y, entendiendo que la ley ya no rige,

miren ellos adelante hacia aquella vida que está en Cristo,

Por lo tanto, hablamos concerniente a la ley

para que nuestros hijos sepan

 

 

 

D

que la ley ya no rige;

a

y, entendiendo que la ley ya no rige,

 

b

miren ellos adelante hacia aquella vida que está en Cristo,

A

 

 

 

d

y sepan con qué fin fue dada la ley.

 

 

C

y sepan con qué fin fue dada la ley.

 

 

 

c

Y para que, después de cumplirse la ley  

 

B

Y para que, después de cumplirse la ley en Cristo

 

 

b

en Cristo, no endurezcan contra él sus corazones,

A

no endurezcan contra él sus corazones, cuando la ley tenga que ser abrogada.

 

a

cuando la ley tenga que ser abrogada.