¿Qué nos enseñan los Contrastes acerca de la Verdadera Conversión?
Mayo 21, 2020
KnoWhy #562
“The Angel Appears to Alma the Younger and the Sons of Mosiah” (El ángel aparece ante Alma hijo, y los hijos de Mosíah) por Caleb Williams, presentado en el Concurso de Arte 2019 de Central del Libro de Mormón
“The Angel Appears to Alma the Younger and the Sons of Mosiah” (El ángel aparece ante Alma hijo, y los hijos de Mosíah) por Caleb Williams, presentado en el Concurso de Arte 2019 de Central del Libro de Mormón
"No te maravilles de que todo el género humano, sí, hombres y mujeres, toda nación, tribu, lengua y pueblo, deban nacer otra vez; sí, nacer de Dios, ser cambiados de su estado carnal y caído, a un estado de rectitud, siendo redimidos por Dios, convirtiéndose en sus hijos e hijas"
Mosíah 27:25

El Conocimiento

De acuerdo con la portada del Libro de Mormón, uno de los propósitos principales de ese volumen de las Escrituras es "convencer al judío y al gentil de que Jesús es el Cristo, el Eterno Dios, que se manifiesta a sí mismo a todas las naciones". Como tal, la verdadera conversión al Evangelio de Jesucristo, a través de su expiación, es uno de los principales temas a lo largo de las páginas del Libro de Mormón. Entre los ejemplos más poderosos y perdurables de este tema se encuentra la historia de Alma hijo. De acuerdo con Blair G. Van Dyke, “la conversión de Alma hijo, proporciona un modelo para determinar si la verdadera conversión ha ocurrido en el corazón de un individuo”1.

Al leer los diversos relatos de la experiencia de Alma (véase Mosíah 27; Alma 36; 38),2 puede ser fácil enfocarse en la intervención milagrosa del ángel y concluir que fue la visión angelical la que lo convirtió. Sin embargo, el propio relato de la historia de Alma, en Alma 36, utiliza un quiasmo para centrar el enfoque, no en la dramática visita del ángel, sino en el momento en que recordó e invocó a Jesucristo.3 Noel B. Reynolds ha señalado que las dos mitades del quiasmo tienen una "polaridad inversa", comenzando con los esfuerzos de Alma por destruir la iglesia de Dios (Alma 36:6), y concluyendo con el recién convertido Alma esforzándose por llevar a otros al arrepentimiento (Alma 36:24–25).4

Van Dyke muestra de manera convincente que el "contraste entre la vida [de Alma] antes de la conversión y su vida después de arrepentirse" es evidente también en Mosíah 27, y que centrarse en esto puede mejorar la "comprensión de la importancia de la conversión a través de un poderoso cambio de corazón"5. Van Dyke identifica ocho contrastes específicos, encontrados hasta ahora en el primer relato de conversión de Alma en Mosíah 27, que polarizaron el comportamiento de Alma antes y después de su conversión (véase la tabla).6

La Conversión de Alma en Mosíah 27

Antes arrepentirse

Después de su arrepentimiento

1. Rechazó a Jesús por incredulidad (v. 8, 30)

1. Redimido por el Señor a través del arrepentimiento (v. 24)

2. Abrazó la maldad y la obscuridad (v. 8, 29)

2. Nacido del Espíritu y llevado a la luz (v. 25, 29)

3. Utilizó su habilidad al hablar para lisonjear y engañar (v. 8)

3. Utilizó su habilidad al hablar para enseñar el evangelio (v. 32)

4. Indujo a muchas personas a la iniquidad (v. 8)

4. Impartió consuelo/Confirmó la fe de otros (v. 33)

5. Fue un gran estorbo para la prosperidad de la Iglesia (v. 9)

5. Viajó extensamente edificando la Iglesia (v. 35)

6. Se granjeó el corazón del pueblo (v. 9)

6. Se esforzó celosamente para reparar los daños espirituales (v. 35)

7. Realizaba en secreto sus obras de maldad (v. 10)

7. Proclamó todas las cosas que había visto (v. 35)

8. Intentaba destruir la Iglesia (v. 10-11)

8. Fue un instrumento en las manos de Dios (v. 36)

El Porqué

El presidente Ezra Taft Benson advirtió, "debemos ejercer cautela al hablar sobre esos ejemplos extraordinarios" de conversión, como Alma hijo. "Aunque son reales y elocuentes, son excepciones más bien que la regla. Por cada [Alma]…hay cientos y miles de personas que hallan el proceso del arrepentimiento mucho más sutil, mucho más imperceptible”7. A veces centrarse demasiado en la naturaleza dramática y milagrosa de muchas conversiones en las Escrituras puede distraer a los lectores de las valiosas lecciones que estos relatos proporcionan sobre el proceso de conversión, y lo que es nacer de Dios en la vida regular y cotidiana.

Cuando los lectores se centran menos en la dramática visita del ángel y más en las diferencias en la vida y el comportamiento de Alma antes y después de la conversión, "los contrastes que surgen del texto nos permiten considerar lo que sucedió en el corazón de Alma (los frutos de la conversión) en contraposición a cómo se inició ese cambio (una visita angélica)”8. Esto "permite al lector entender más claramente que la verdadera conversión no tiene tanto que ver con los eventos que la rodean como con nuestras reacciones a esos eventos"9.

Visto de esta manera, Van Dyke concluyó:

Alma sirve como modelo para todos los que buscan la verdad. Vino a Cristo a través del arrepentimiento, nació del Espíritu, consagró sus talentos y energías a la edificación de la Iglesia de Dios, abierta y públicamente se presentó como testigo de Cristo, y eligió ser un instrumento en las manos de Dios.10

Venir a Cristo, arrepentirse de los pecados, consagrar tiempo y talentos, edificar la Iglesia, ser testigo: como enseña claramente el Libro de Mormón, son actividades viables y en las que todos los discípulos de Cristo pueden esforzarse por participar. De hecho, están entre las cosas con las que los Santos de los Últimos Días hacen convenio en el bautismo, así como en las ordenanzas adicionales en el templo. Tal como el presidente Benson enseñó, es al vivir “una vida sencilla de bondad, servicio y determinación”, en el “[d]ía a día” que las personas lentamente, pero con seguridad, “se acercan más al Señor, apenas comprendiendo que están forjándose una vida semejante a la de Dios”11.

Otras lecturas

Blair G. Van Dyke, “Light or Dark, Freedom or Bondage: Enhancing Book of Mormon Themes through Contrasts”, Religious Educator: Perspectives on the Restored Gospel 6, no. 3 (2005): 104–107.

Noel B. Reynolds, “Rethinking Alma 36”, Interpreter: A Journal of Latter-day Saint Faith and Scholarship 34 (2020): 279–312.

Presidente Ezra Taft Benson, “A Mighty Change of Heart”, Ensign, octubre de 1989, en línea en churchofjesuschrist.org.

 

Descargar: 

Descargar Vídeo Aquí
Icono PDF Descargar PDF (798.12 KB)