¿Pueden los quiasmos sobrevivir a la traducción?

Abril 11, 2018
Imagen por Book of Mormon Central
KnoWhy #343
Imagen por Book of Mormon Central
"[E]ste es el nombre que dije que os daría, el cual nunca sería borrado, sino por transgresión; por tanto, tened cuidado de no transgredir, para que el nombre no sea borrado de vuestros corazones. Yo os digo: Quisiera que os acordaseis de conservar siempre escrito este nombre en vuestros corazones para que no os halléis a la izquierda de Dios".
Mosíah 5:11–12

Nota del editor: El año pasado se celebraron los 50 Años del descubrimiento del quiasmo en el Libro de Mormón el 16 de agosto de 1967. Para celebrar este 50 aniversario, en julio y agosto Book of Mormon Central publicó un KnoWhy cada semana que discute los quiasmos, su significado y valor para entender la Biblia, el Libro de Mormón y otras literaturas antiguas. Asegúrese de consultar nuestros otros KnoWhy sobre quiasmos y el sitio Chiasmus Resources para más información.

El Conocimiento

Gracias al trabajo de eruditos como John W. Welch, muchas personas están al tanto de que los quiasmos aparecen en el Libro de Mormón.1 Sin embargo, si uno asume que el Libro de Mormón fue escrito en otro idioma y traducido al inglés, ¿podría uno esperar que la estructura del quiasmo sobreviviría a la traducción?.2

Los patrones quiásticos sobreviven a la traducción, pero no todo el tiempo. De hecho, una razón por la que es improbable que José Smith conociera los quiasmos es porque el patrón en algunas ocasiones era menos obvio en la traducción King James que en el hebreo o griego original.3 De manera similar, Allen J. Christenson, un erudito de la literatura maya, encontró difícil preservar la estructura literaria quiástica y nativa en su traducción básica del Popol Vuh, llevándolo a realizar una segunda traducción que sigue servilmente la sintaxis nativa con el propósito de preservar la cualidad literaria del texto.4

Aun así, los quiasmos y otras formas de paralelismo sí pueden sobrevivir a la traducción a otros idiomas. Los quiasmos como el que se encuentra en Marcos 2:27, por ejemplo, son evidentes incluso en la traducción. De hecho, a diferencia de muchas presentaciones poéticas como la rima o métricas, los quiasmos y otras formas de paralelismos pueden ser las que tienen más probabilidades de sobrevivir a la traducción. En la traducción griega del Antiguo Testamento, llamada Septuaginta, los paralelismos son casi tan obvios en la traducción griega como lo estaban en el hebreo original. De hecho, algunas veces eran aún más evidentes en griego que en el hebreo.5 Muchos traductores hábiles ahora se esfuerzan por preservar los quiasmos y otras características estructurales de textos cuando los convierten en idiomas modernos.6

Incluso es posible que la "preservación de las estructuras literarias" en la traducción "sea posiblemente más precisa que el vocabulario",7 porque la mente humana puede fácilmente procesar patrones y puede comunicar estructuras de una manera que no está directamente conectada al lenguaje. "La traducción de esas estructuras al inglés [los] viste... en un vocabulario moderno, pero... su significado [es preservado]".8

Sin embargo, la traducción impacta a las preguntas sobre los quiasmos en más de una forma. Del mismo modo que algunos patrones se pueden perder en la traducción, es posible que otros sean realmente producto de la traducción. La distribución del quiasmo y otros patrones paralelos en todo el texto, sin embargo, no parece ser aleatoria —como cabría esperar si el quiasmo fuera el producto accidental de los esfuerzos de traducción de José. Por ejemplo, Welch ha notado que de Helamán a Moroni hay menos quiasmos que en el resto del Libro de Mormón.9

Carl Cranny ha documentado más recientemente cómo la presencia y la ausencia de quiasmos y otras formas de paralelismo siguen los patrones esperados de un documento genuinamente antiguo.10 Si el quiasmo fuera solo el resultado del proceso de traducción, este no sería el caso, ya que José Smith tradujo el libro completo. Por lo tanto, es poco probable que los quiasmos en el Libro de Mormón fueran el resultado de la traducción, pero en realidad era algo en las mismas planchas que sobrevivió al proceso de traducción.11

El Porqué

El comprender cómo los quiasmos y otras características literarias pueden sobrevivir a las traducciones, ofrece alguna idea del proceso de traducción.12 Como John W. Welch observó:

Evidentemente, su traducción fue consistente. Cada vez que una palabra aparecía en un contexto dado, parece haber sido traducida por la misma palabra en inglés. De lo contrario, estructuras como Mosíah 5:10-12, Alma 41:13-15 y otras no habrían sobrevivido durante el proceso de traducción. ... [En] muchos casos, es posible ver que se produjo un resultado internamente consistente en el texto inglés, presumiblemente en virtud de un método de traducción relativamente literal y consistente con el registro antiguo.13

La comprensión de que el quiasmo no siempre sobrevive a la traducción, sin embargo, también es importante. Welch lamentó: "Por supuesto, es imposible saber cuántos paralelismos u otras características literarias pudieron haberse perdido en el proceso de traducción".14 Este entendimiento debería hacernos profundamente conscientes de las limitaciones que enfrentamos al estudiar un texto traducido, como el Libro de Mormón, desde una perspectiva literaria. Muchos elementos de textos antiguos no sobreviven muy bien a la traducción, lo que significa que no podemos apreciar completamente algo de la sutil artesanía del texto.15

Mientras podemos lamentar la posible pérdida de alguna estructura literaria y belleza del Libro de Mormón debido a la traducción, esto no debería restar nuestra apreciación de los cientos de quiasmos y otros paralelismos poéticos que sobrevivieron y están disponibles para poder estudiarlos.16 De hecho, al contrario: debería profundizar nuestra apreciación. La supervivencia del quiasmo en la traducción al inglés del Libro de Mormón nos da una ventana al pasado y permite a los lectores modernos experimentar el arte literario de los antiguos, casi como si estuvieran leyendo esos textos junto con aquellos escritores antiguos y en sus idiomas originales.17

Poder ver cómo estos autores usaron patrones creativos para expresar sus ideas les permite a los lectores relacionarse mejor con ellos, incluso si a veces parecen estar muy alejados de nuestro propio tiempo y cultura. Momentos como estos le permiten al lector conectarse con estos autores antiguos de maneras nuevas y significativas.18 Además, la preservación de los quiasmos en la traducción nos permite comprender el texto de una manera similar a la forma en que los autores antiguos lo habrían entendido.19 Esto permite que el mensaje del Libro de Mormón sea más claro y tenga un impacto en nosotros cientos de años después de que el texto fuera escrito por primera vez.20

Otras lecturas

Brant A. Gardner, The Gift and Power: Translating the Book of Mormon (Salt Lake City, UT: Greg Kofford, 2011), 197–204, 239–240, 309–310.

John W. Welch, “What Does Chiasmus in the Book of Mormon Prove?” en Book of Mormon Authorship Revisited: The Evidence for Ancient Origins, ed. Noel B. Reynolds (Provo, UT: FARMS, 1997), 199–224.

John W. Welch, “Chiasmus in the Book of Mormon", en Chiasmus in Antiquity: Structures, Analyses, Exegesis, ed. John W. Welch (Hildesheim: Gerstenberg Verlag, 1981; reimpreso en Provo, UT: Research Press, 1999), 198–210.  

  • 1. Véase Robert F. Smith, “Assessing the Broad Impact of Jack Welch's Discovery of Chiasmus in the Book of Mormon", Journal of Book of Mormon Studies, 16, no. 2 (2007): 68–73.
  • 2. Para obtener una lista más completa de quiasmos propuestos en el Libro de Mormón, véase “Chiasmus Index", en Chiasmus Resources, en línea en chiasmusresources.org.
  • 3. John W. Welch, “Chiasmus in the Book of Mormon", en Book of Mormon Authorship: New Light on Ancient Origens, ed. Noel B. Reynolds (Provo, UT: Religious Studies Center, 1982), 42, 51 n.3.
  • 4. Para las dos traducciones de Christenson, véase Allen J. Christenson, traductor, Popol Vuh: The Sacred Book of the Maya (Norman, OK: University of Oklahoma Press, 2007); traducido por Allen J. Christenson, Popol Vuh: Literal Poetic Version (Norman, OK: University of Oklahoma Press, 2007). No todos los ejemplos de quiasmos y otras estructuras poéticas se pierden en la traducción libre. De hecho, muchos sobreviven, aunque sufren algunas modificaciones y son algo obvios en la traducción poética literal.
  • 5. Gerhard Tauberschmidt, Secondary Parallelism: A Study of Translation Technique in LXX Proverbs (Atlanta, GA: Society of Biblical Literature, 2004), 12.
  • 6. Edward F. Campbell Jr., Ruth: A New Translation with Introduction and Commentary, Anchor Bible Commentary, Volume 7 (New York, NY: Doubleday, 1975), 62.
  • 7. Brant A. Gardner, The Gift and Power: Translating the Book of Mormon (Salt Lake City, UT: Greg Kofford, 2011), 309.
  • 8. Gardner, Gift and Power, 309.
  • 9. John W. Welch, “Chiasmus in the Book of Mormon", en Chiasmus in Antiquity: Structures, Analyses, Exegesis, ed. John W. Welch (Hildesheim: Gerstenberg Verlag, 1981; reimpreso en Provo, UT: Research Press, 1999), 208. Para conocer el uso extenso de quiasmos en Mosíah 2-5, véase Book of Mormon Central en Español, “¿Por qué el rey Benjamín usó paralelos poéticos tan extensivamente? (Mosíah 5:11)", KnoWhy 83 (Abril 14, 2017).
  • 10. Véase Carl J. Cranney, “The Deliberate Use of Hebrew Parallelisms in the Book of Mormon", Journal of Book of Mormon Studies 23 (2014): 140–165.
  • 11. Gardner, Gift and Power, 204, concluyó de manera similar: "Estos elementos estructurales no son aleatorios, ni formaban parte del repertorio común disponible para un escritor en el estado de Nueva York en la década de 1830". Ellos representan las características de las planchas que han sobrevivido al proceso de la traducción.
  • 12. Véase Gardner, Gift and Power, 197–204, 239–240.
  • 13. John W. Welch, “What Does Chiasmus in the Book of Mormon Prove?” en Book of Mormon Authorship Revisited: The Evidence for Ancient Origins, ed. Noel B. Reynolds (Provo, UT: FARMS, 1997), 220–221.
  • 14. Welch, “What Does Chiasmus in the Book of Mormon Prove?” 220.
  • 15. Para conocer más sobre cómo los quiasmos muestran la sutil artesanía del Libro de Mormón, véase Book of Mormon Central, “¿Por qué se convirtió Alma? (Alma 36:21)", KnoWhy 144 (Junio 24, 2017).
  • 16. Para un ejemplo sobre esto, véase Donald W. Parry, Poetic Parallelisms in the Book of Mormon: The Complete Text Reformatted (Provo, UT: Neal A. Maxwell Institute for Religious Scholarship, 2007). En total, Parry muestra 1600 ejemplos de 23 formas diferentes de paralelismo en el Libro de Mormón.
  • 17. Véase Book of Mormon Central en Español, “¿Por qué se utilizaron los quiasmos en el registro nefita? (Helamán 6:10)", KnoWhy 177 (Agosto 7, 2017).
  • 18. Book of Mormon Central en Español, “¿Por qué el libro de Éter empieza con una genealogía tan larga? (Éter 1:16)", KnoWhy 235 (Octubre 26, 2017).
  • 19. Book of Mormon Central en Español, “¿Por qué es significativa la presencia de quiasmos en el Libro de Mormón? (Mosíah 5:10–12)", KnoWhy 166 (Julio 21, 2017).
  • 20. Esto también ayuda a mostrar cuán central es Cristo al mensaje principal del Libro de Mormón. Véase Book of Mormon Central en Español, “¿Por qué Nefi utilizó quiasmos para testificar de Cristo? (2 Nefi 11:3)", KnoWhy 271 (Diciembre 15, 2017).