¿Por qué son relevantes las fuentes judías posteriores para los textos en el Libro de Mormón?

Diciembre 24, 2018
"Homer Dictating to Scribes" (Homero dictando a los escribas) por Aert de Gelder
KnoWhy #478
"Homer Dictating to Scribes" (Homero dictando a los escribas) por Aert de Gelder
"Y después de haberlo colgado, talaron el árbol"
3 Nefi 4:28

El conocimiento

A veces, cuando leemos el Libro de Mormón, encontramos ejemplos de cosas que existen en fuentes judías posteriores, para las cuales no tenemos evidencia durante los tiempos del Libro de Mormón. 3 Nefi 4 registra que el ladrón Zemnaríah fue colgado y que el árbol donde fue colgado fue talado.1 Esto es similar a las enseñanzas rabínicas escritas años después de que Lehi dejara Jerusalén.2 Como otro ejemplo, un libro judío de la época de Jesús conocido como Antigüedades Bíblicas, escrito por un autor desconocido llamado Pseudo-Filón, contiene material que es muy parecido a Jacob 4-6.3

Tales hallazgos plantean una interesante pregunta: ¿Cómo podría haber tantas similitudes legales y literarias entre los detalles encontrados en el Libro de Mormón y los textos escritos muchos años después de que Lehi dejara Jerusalén?4

Una posible respuesta a esta pregunta es que estos antiguos textos judíos pudieron preservar los detalles de cientos, si no es que de miles de años antes de que fueran escritos.5 Las palabras de un rabino conocido como Rav del siglo III d. C. es un buen ejemplo de esto. En sus escritos, Rav analizó un versículo que dice: "Al mar agitó con su poder, y a Rahab quebrantó con su entendimiento" (Job 26:12, LBLA). Esto generalmente se entiende que es una referencia a la antigua imagen de Dios librando una guerra en contra del monstruo cósmico que se pensaba vivía en el mar.6 Esta idea es preservada en otras partes del Antiguo Testamento (véase Isaías 27:1), por lo que, uno podría esperar que Rav recurriera a otro versículo de él para explicar este pasaje.7 En cambio, recurrió a un texto del antiguo Cercano Oriente de más de 1400 años antes de su propio tiempo.

En ese caso, en un lugar llamado Ugarit, al norte de Israel, los arqueólogos descubrieron en la década de 1930 un documento de aproximadamente 1200 años a. C., describiendo este monstruo cósmico.8 Este texto se refiere a este monstruo como el "Príncipe del Mar", una frase que solo aparece en este texto y no en el Antiguo Testamento.9 Es sorprendente que, esta es exactamente la misma frase que Rav utilizó para describir el monstruo. En el comentario de Rav, Dios habló al "Príncipe del Mar" y le dio una orden.10 Cuando él se negó, "Dios lo pisoteó y lo mató, como se dice: 'Él agita el mar con su poder, y con su entendimiento hiere a Rahab'".11 Este es un ejemplo intrigante de una fuente judía rabínica que preserva cosas de siglos antes de su propio tiempo.

Un bajorrelieve que se cree ser de Marduk y Tiamat de un templo en Nimrud que data de la leyenda de al menos durante el reinado de Ashurnasirpal II (883-859 a. C.) Imagen a través de Wikimedia Commons

Otro ejemplo de esto viene de un comentario rabínico sobre Job 9, escrito en la tierra de Israel en tiempos romanos. Job 9:8 declara que Dios "solo extiende los cielos y anda sobre las olas del mar". Los rabinos comentaron sobre este versículo bíblico conectándolo a un texto antiguo babilónico conocido como el Enûma Elish.12 En este texto, el dios Marduk mató al monstruo del mar Tiamat y creó el mundo oceánico de su cuerpo.13

Los rabinos que comentaron sobre este versículo en Job describieron el pisar las olas del mar utilizando una palabra que nunca se había usado en los textos bíblicos para describir este evento.14 Sin embargo, casi exactamente la misma palabra aparece en el Enûma Elish para describir el asesinato de Tiamat.15 Este texto rabínico dice: "¿Qué hizo Dios? Él pisoteaba el agua y caminaba sobre ella, como se dice: 'Él caminó sobre la espalda del mar'".16

El porqué

En última instancia, no siempre podremos saber por qué o cómo existen algunas similitudes entre el Libro de Mormón y los antiguos textos judíos escritos después del tiempo de Lehi. Algunas de estas similitudes simplemente pueden provenir de dos grupos de personas que interpretan de manera independiente los pasajes del Antiguo Testamento de manera similar. Sin embargo, los ejemplos específicos discutidos anteriormente presentan varias posibles explicaciones. En por lo menos algunos casos, los rabinos y otros antiguos autores judíos pudieron haber preservado, a través de sus leyes orales, varias expresiones y prácticas que se remontan a épocas mucho antes de la vida de Lehi. Estas cosas pudieron haber sido preservadas de esa fuente de cultura común también por los nefitas. Los sistemas y normas legales se mantuvieron notablemente estables en el antiguo Cercano Oriente y muchas prácticas se transmitieron de generación en generación.

De hecho, cambiar leyes en las sociedades antiguas era relativamente raro. Ellos tenían un alto respeto por sus leyes (véase Salmo 19:7-9). Entre los nefitas, la rectificación de la ley fue incluso desalentada como una forma de posible "maldad" (véase Mosíah 29:23). Y dado que los nefitas pretendían obedecer la ley estrictamente (2 Nefi 5:10; Jarom 1:5; Alma 30:2-3), ellos habrían cuidado seguir las prácticas importantes de sus leyes heredadas. Estas perspectivas van bastante lejos para explicar por qué, no solo pocas, sino muchas prácticas de los nefitas encuentran contrapartes en las disposiciones talmúdicas.17

Estos conceptos son instructivos para nosotros hoy. Cualquier sociedad basada sobre el estado de derecho necesita fomentar el respeto para establecer los precedentes y funcionarios honorables. Tal respeto es nutrido al honrar, preservar y sostener la ley. Tal como los antiguos textos y las tradiciones preservadas a través de los siglos, se nos recuerda la importancia de preservar las tradiciones honorables de hoy. La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días ha tenido mucho cuidado en mantener y preservar los registros para las futuras generaciones, a menudo con grandes gastos y sacrificios,18 y como lo mandan las Escrituras: "[S]e llevará entre vosotros una historia" (DyC 21:1). Tales esfuerzos nos recuerdan lo importante que es la continuidad fundamental para la Iglesia.

Lo mismo se puede decir en un nivel personal y familiar también. Las personas que preservaron las historias e ideas de los tiempos antiguos no sabían a quienes estarían beneficiando, ni de qué manera. Sin embargo, el esfuerzo que dedicaron en preservar estas cosas demostró ser útil para las generaciones que aún no nacían. Nuestros esfuerzos por mantener registros al guardar los diarios personales y escribir las historias familiares también pueden demostrar que son importantes para nuestros descendientes muchos años en el futuro,19 preservando las bendiciones de libertad no solo para nosotros mismos sino también a nuestra posteridad.20

Otras lecturas

Daniel Belnap, "’I Will Contend with Them That Contendeth with Thee’: The Divine Warrior in Jacob’s Speech of 2 Nephi 6–10", Journal of the Book of Mormon and Restoration Scripture 17, no. 1–2 (2008): 20–39.

John W. Welch, "The Last Words of Cenez and the Book of Mormon", en The Allegory of the Olive Tree: The Olive, the Bible, and Jacob 5, ed. Stephen D. Ricks y John W. Welch (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y FARMS, 1994), 305—321.

John W. Welch, "The Execution of Zemnarihah", en Reexploring the Book of Mormon: A Decade of New Research, ed. John W. Welch (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y FARMS, 1992), 250–252.