¿Por qué Nefi utiliza Isaías 29 como parte de su propia profecía?

Marzo 6, 2017
 José Smith recibió las planchas de oro, como profetizó Nefi. Imagen a través de lds.org
KnoWhy #52
José Smith recibió las planchas de oro, como profetizó Nefi. Imagen a través de lds.org
“Porque aquellos que serán destruidos les hablarán desde la tierra, y sus palabras susurrarán desde el polvo, y su voz será como uno que evoca a los espíritus”
2 Nefi 26:16; cf. Isaías 29:4

El conocimiento

Según Robert A. Cloward: "En los escritos doctrinales y devo- cionales de esta dispensación, ningún capítulo de Isaías es más citado que" Isaías 29.1 El precedente fue establecido por el Señor mismo en 1820, cuando parafraseó Isaías 29:13 mientras revelaba a José Smith que ninguna de las iglesias disponibles en aquel momento eran verdaderas (véase José Smith-Historia 1:19). Muchos siglos antes, sin embargo, el profeta Nefi vinculó Isaías 29 a esta dispensación al usar varias frases y algunas veces largas citas del texto de Isaías 29 y los comparó a José Smith y la restauración.

Isaías 29 permea los escritos de Nefi, especialmente 2 Nefi 25-30.2 Lo curioso de la manera que Nefi usó Isaías 29 es que nunca cita este capítulo directamente, como lo hace con Isaías 48-49 (1 Nefi 21-22) e Isaías 2-14 (2 Nefi 12-24).  En cambio, él hace uso frecuente de Isaías 29 como parte de su "propia profecía" en donde habló "algo con relación a" las palabras de Isaías que acababan de copiar de las planchas de bronce (2 Nefi 25: 7, 1). 

Esto ha llevado a muchos expertos SUD a la conclusión de que Nefi en realidad no está citando Isaías 29 textualmente en 2 Nefi 27. Más bien, Nefi está usando el lenguaje de Isaías -expandiéndolo- para expresar su propia profecía. "En su 'propia profecía', Nefi utiliza muchas palabras y temas... de otros capítulos de Isaías, incluyendo palabras que suenan como Isaías 29", observó Cloward. "Él no atribuye ninguna de estas palabras a Isaías. De hecho, repetidamente afirma que las palabras son suyas o las atribuye al Señor".3

Nefi había visto la restauración y la salida a luz del Libro de Mormón en una visión (1 Nefi 13:32-42). Cuando Nefi leyó sobre un "libro sellado" llevado por ciertos hombres "al que sabe leer y le dirán: Lee ahora esto", y posteriormente lo llevan "al que no sabe leer" (Isaías 29:11-12), él encontró palabras adecuadas para adoptar en la descripción de ciertos eventos que se desarrollarían en la vida de José Smith (2 Nefi 27:15-19). 

La descripción de Isaías que dice que "hablar[ía] desde la tierra... como la de uno que evoca a los espíritus" naturalmente recordó a Nefi que el libro que vio saldría de la tierra, con un espíritu que resuena en los corazones de los que buscan la verdad en todas partes (Isaías 29:4; cf. 2 Nefi 26:16). Su potente mensaje penetraría los corazones de los que estaban espiritualmente "sordos" y "ciegos" y dirigirá sus almas de "en medio de la oscuridad y de las tinieblas" (Isaías 29:18; cf. 2 Nefi 27:29).

En Isaías, Cloward explicó que el libro sellado es simbólico. "Ningún libro específico se menciona" por Isaías, cuya "preocupación era la visión perdida de su pueblo, no los libros. ... El libro simbólico de Isaías aún está sellado hoy".4 Pero el libro sellado de Nefi es real, y se ha manifestado en los últimos días.

Fue Nefi quien hizo que el libro simbólico de Isaías sea un libro literal. Nefi comparó el libro simbólico del símil en Isaías a un registro literal, específico el registro que el Señor le había mandado escribir en las planchas de oro. Nefi también predijo el papel de su registro en los últimos días sobre la restauración de la visión, la comprensión y la doctrina a la casa de Israel.5

Hay tanto precedentes antiguos como modernos para este tipo de práctica. Brant A. Gardner ha sugerido que esto es similar al concepto judío posterior llamado pesher, un comentario interpretativo sobre las escrituras que se creía estar inspirado y atestiguado en los Rollos del Mar Muerto y otras fuentes antiguas.6 En tiempos más contemporáneos, cuando el élder Bruce R. McConkie dio su testimonio final, insistió, "usaré mis propias palabras, aunque quizás crean que son de las Escrituras".7

El porqué

El comprender que Isaías 29 y 2 Nefi 27 son profecías distintas y separadas tiene varias implicaciones. Primero, aclara la interpretación de Isaías 29 en su contexto, como una profecía acerca de la caída y restauración de Jerusalén, específicamente.8

Segundo, en lugar de asumir que Nefi está dando una versión más precisa de Isaías 29, las expansiones y cambio de palabras pueden entenderse como adaptaciones de Nefi de lo que él había visto en visión. Nefi reconoció que las palabras de Isaías eran adecuadas para describir su visión, pero no necesariamente de manera perfecta. Así que, al adaptar las palabras de Isaías, hizo expansiones y enmiendas a su manera de ver para reflejar con más precisión los futuros eventos que presenció. Esto también significa que no hay necesidad de esperar más manuscritos antiguos del texto de Isaías para confirmar cualquier cambio hecho por Nefi.

Tercero, si Cloward está en lo correcto, esto significa que fue la profecía de Nefi, no la de Isaías, que se cumplió cuando Martin Harris visitó a Charles Anthon y otros eruditos.9 La atribución de estos eventos como el cumplimiento de Isaías 29 se inició con el mismo José Smith y Martin Harris. Sin embargo, 2 Nefi 27 no se tradujo hasta un año después de que estos eventos sucedieran, por lo que no sorprende que se aplicarían a Isaías 29, en cambio, a este evento.10

Por último, esto proporciona otro vistazo al proceso de "comparar".11 Esta vez, sin embargo, la comparación de Nefi es diferente. En lugar de hacer una cita directa, seguido con la aplicación, Nefi está aplicando activamente las palabras de Isaías mientras las cita adaptándolas a su visión profética. Además, con la Traducción de José Smith (TJS) de Isaías 29, hay todavía otro estrato de comparación, esta vez de un profeta moderno.

Específicamente en relación con la TJS de Isaías 29 , Cloward notó, "el Profeta confirmó que la [versión King James de la Biblia] de Isaías 29 y 2 Nefi 26-27 son textos diferentes e independientes. Él conscientemente usó parte de cada uno".12 Al hacerlo, "José Smith optó por dar la traducción inspirada de dos tercios de Isaías 29, una aplicación más oportuna para los últimos días. Al copiar las palabras de Nefi en la TJS desde el versículo 8 hasta el final, José Smith comparó Isaías 29 a su propia dispensación ".13

De Isaías a Nefi a José Smith, las palabras de Isaías 29 han adquirido significados nuevos y relevantes para los diferentes tiempos y lugares.14 "En este proceso, el libro sellado de Isaías fue reinterpretado como las planchas de oro de Nefi y como el Libro de Mormón de José Smith. El polvo de la muerte de Isaías fue reinterpretado como la fuente de Nefi para una vida renovada y como el cerro Cumorah de José Smith. ... Este es el proceso de comparar. Los profetas lo hacen fácilmente. Se insta a los estudiantes de las escrituras a compararlas también. ... Al hacer esto los lectores, el Señor puede revelar nuevas verdades a ellos y ampliar su comprensión".15

Otras lecturas

Brant A. Gardner, Second Witness: Analytical and Contextual Commentary on the Book of Mormon, 6 vols. (Salt Lake City, UT: Greg Kofford Libros, 2007-2008), 2: 360-365, 377-397.

Robert A. Cloward, “Isaiah 29 and the Book of Mormon,” in Isaiah in the Book of Mormon, ed. Donald W. Parry and John W. Welch (Provo, UT: FARMS, 1998), 191–247.

  • 1. Robert A. Cloward, “Isaiah 29 and the Book of Mormon,” in Isaiah in the Book of Mormon, ed.  Donald W. Parry and John W. Welch (Provo, UT: FARMS, 1998), 191.
  • 2. El lenguaje de Isaías 29 puede encontrarse también en 1 Nefi 14:7; 22:8 (Isaías 29:14), 2 Nefi 6:15 (Isaías 29:6) y en varios lugares en 2 Nefi 26–28. Véase John W. Welch and Gregory J. Welch, Charting the Book of Mormon: Visual Aids for Personal Study and Teaching (Provo, UT: FARMS, 1999), 97. Véase Cloward, “Isaiah 29 and the Book of Mormon,” 204–217, para la identificación y análisis de todas las alusiones diferentes en Isaías 29 en 2 Nefi 25–30.
  • 3. Cloward, "Isaiah 29 and the Book of Mormon," 202.Para ejemplos de otros eruditos comentando sobre este punto de vista, véase las obras mencionadas en John S. Thompson and Eric Smith, “Isaiah and the Latter-day Saints: A Bibliographic Survey,” in Isaiah in the Book of Mormon, 455, 472, 479, and 490. El primer ejemplo es de 1955. Véase también Brant A. Gardner, Second Witness: Analytical and Contextual Commentary on the Book of Mormon, 6 vols. (Salt Lake City, UT: Greg Kofford Books, 2007–2008), 2: 360-365 (comentando sobre 2 Nefi 26:15-16) y 376-397 (comentando sobre 2 Nefi 27).
  • 4. Cloward, “Isaiah 29 and the Book of Mormon,” 200.
  • 5. Cloward, “Isaiah 29 and the Book of Mormon,” 201.
  • 6. Gardner, Second Witness, 2:377. Para más información sobre pesher, véase David J. Larsen, “Exegete as Prophet? The Case of the Interpretation of the Psalms at Qumran,” presentación dada en la conferencia de los Rollos del Mar Muerto, patrocinado por The Leonardo, Salt Lake City, April 11–12, 2014; procedimientos para publicarse próximamente.
  • 7. Él continuó diciendo: "Es cierto que otros las pronunciaron antes, pero ahora son mías”. Él explicó que "el Santo Espíritu de Dios me ha testificado que son verdaderas”. El élder Bruce R. McConkie, “El poder purificador de Getsemaní,” Liahona (Abril 2011); también lds.org
  • 8. Véase Cloward, “Isaiah 29 and the Book of Mormon,” 192–201.
  • 9. Para la historia de esta visita, véase Michael Hubbard McKay and Gerrit J. Dirkmaat, From Darkness unto Light: Joseph Smith’s Translation and Publication of the Book of Mormon (Salt Lake City and Provo, UT: Deseret Book and Religious Studies Center, Brigham Young University, 2015), 39–59; Richard E. Bennett, “Martin Harris’s 1828 Visit to Luther Bradish, Charles Anthon, and Samuel Mitchill,” in The Coming Forth of the Book of Mormon: A Marvelous Work and a Wonder, ed. Dennis L. Largey, Andrew H. Hedges, John Hilton III, and Kerry Hull (Salt Lake City and Provo, UT: Deseret Book and Religious Studies Center, Brigham Young University, 2015), 103–115.
  • 10. Véase el debate en Cloward, “Isaiah 29 and the Book of Mormon,” 223–226.
  • 11. Book of Mormon Central en Español,“¿Cómo puede compararse Isaías 48-49 con la familia de Lehi? (1 Nefi 19:23),” Knowhy 23 (27 de enero 2017).
  • 12. Cloward, “Isaiah 29 and the Book of Mormón,” 232. Cloward adicionalmente razonó: “Si él había entendido que el Libro de Mormón preservaba un texto más completo y correcto de Isaías 29 de las planchas de bronce, él probablemente habría sustituido por el capítulo 29 de toda la versión del Libro de Mormón", la cual él no había hecho. De hecho: "Él conservo todas la referencias de Jerusalén en los primeros siete versículos. Si él hubiera entendido que Isaías había profetizado que los nefitas y lamanitas serían derribados y que 'hablar[ían] desde la tierra' y 'saldr[ían] del polvo' probablemente hubiera copiado 2 Nefi 26:15-16 en la TJS" (p. 232).
  • 13. Cloward, “Isaiah 29 and the Book of Mormon,” 233.
  • 14. Como Cloward lo dice: "Isaías predijo tanto el destino como la futura restauración de Jerusalén y su pueblo. Nefi... comparó las palabras de Isaías a su pueblo en una nueva profecía, mostrando cómo los registros nefitas avanzarían la obra del Señor en los últimos días. ... José Smith, a su vez, reemplazó las palabras de Isaías en su traducción inspirada de la Biblia con su nuevo entendimiento de cómo lo habían comparado a él y la obra del Señor a los últimos días". Cloward, “Isaiah 29 and the Book of Mormon,” 233.
  • 15. Cloward, “Isaiah 29 and the Book of Mormon,” 233–234.