¿Por qué Nefi trabajó tanto para preservar la sabiduría que había recibido?

Diciembre 4, 2017
Imagen por Jerry Thompson vía lds.org
KnoWhy #262
Imagen por Jerry Thompson vía lds.org
"De modo que no escribo las cosas que agradan al mundo, sino las que agradan a Dios y a los que no son del mundo. Por tanto, daré un mandamiento a mis descendientes de que no ocupen estas planchas con cosas que no sean de valor para los hijos de los hombres"
1 Nefi 6:5–6

El Conocimiento

Nefi comenzó su registro elogiando a sus padres y señalando que había sido "[instruido] en toda la ciencia de [su] padre" (1 Nefi 1:1). Más adelante declaró que su registro fue hecho "en el lenguaje de mi padre, que se compone de la ciencia de los judíos y el idioma de los egipcios... y la escribo... con arreglo a mis conocimientos" (1 Nefi 1:2-3).

Varios estudiosos han notado la similitud entre el énfasis de Nefi en las enseñanzas de sus padres y específicamente en las de su padre, y el énfasis paralelo encontrado en las escrituras de un género del antiguo Cercano Oriente conocido como "literatura de sabiduría". Según el profesor de BYU Daniel C. Peterson:

Los eruditos bíblicos reconocen un género de escritura, encontrados tanto en la escritura estándar como la canónica (por ejemplo: Job, Proverbios, Eclesiastés, Cantares) y fuera del canon, que denominan "literatura de sabiduría". Entre las características de este tipo de escritura, no es de sorprender, es frecuente el uso del término sabiduría. Hay ... un fuerte énfasis en las enseñanzas de los padres, y especialmente en la instrucción de los padres.1

Ye Shall Have My Words (Tendréis mis palabras) por Judith Mehr

El erudito SUD Taylor Halverson señaló: "Proverbios, un repositorio representativo de la literatura de Sabiduría en el Antiguo Testamento, defiende que un hijo sabio abrace las palabras del padre".2 Halverson luego citó a Proverbios 7:1-3:

Hijo mío, guarda mis palabras, y atesora contigo mis mandamientos. Guarda mis mandamientos y vivirás; y guarda mi ley como a la niña de tus ojos. Átalos a tus dedos, escríbelos en la tabla de tu corazón.

Nefi frecuentemente hacía comentarios que demostraban su dedicación de obtener, preservar y transmitir sabiduría o conocimiento.

Y habíamos obtenido los anales que el Señor nos había mandado, y los escudriñamos y descubrimos que eran deseables; sí, de gran valor para nosotros, por motivo de que podríamos preservar los mandamientos del Señor para nuestros hijos. Por lo tanto, fue en la sabiduría del Señor que los lleváramos con nosotros mientras viajábamos por el desierto hacia la tierra de promisión. (1 Nefi 5:21–22).

El Dr. Halverson observó: "El hecho de que el Libro de Mormón está con nosotros hoy es, en parte, un cumplimiento de la tradición de la Sabiduría para preservar los dichos de los sabios", citando 1 Nefi 6:5-6.3

La reacción de Nefi al sueño de su padre del árbol de la vida es otro ejemplo de cuán fielmente vivió la admonición de buscar la sabiduría "en cuanto a los tesoros escondidos".4 A diferencia de sus hermanos, quienes fallaron al buscar la ayuda de Dios para entender la visión de su padre porque estaban convencidos de que "no nos da a conocer tales cosas a nosotros", Nefi decidió pedir a Dios "con fe, creyendo que ellos "[recibirán]" (1 Nefi 15:9, 11).

Study of Laban (Estudio de Labán) por Arnold Friberg

En la literatura de la Sabiduría, como Proverbios, el hombre sabio a menudo contrasta con el hombre necio del proverbio: "El hijo sabio alegra al padre, pero el hijo necio es la tristeza de su madre" (Proverbios 10:1). Un ejemplo sorprendente de este tipo de construcción es la historia de Nefi (el hombre sabio) siendo guiado por el Espíritu para encontrar y matar a Labán (el hombre necio) para que Nefi pudiera obtener las planchas de bronce. Como argumentó el Dr. Halverson, el nombre Labán puede ser un anagrama de la palabra hebrea nabal, que significa "tonto". "Como un verdadero tonto", comentó Halverson, "Labán desprecia la palabra de Dios y no valora las planchas de bronce en su poder, un contraste directo con Nefi".5

El autor SUD Kevin Christensen, basándose en el trabajo de la erudita bíblica Margaret Barker, señaló que las figuras bíblicas de Daniel y José eran hombres sabios prototípicos, en el sentido de que predicen el futuro, interpretan sueños, tratan con seres celestiales y son representados en un escenario real, entre otros atributos. Nefi se representó a sí mismo de manera similar.

Nefi aceptó un rol real (2 Nefi 5:18), interpretó los sueños y predijo el futuro (1 Nefi 11-15), y habló con los ángeles (1 Nefi 3:29-30, etc.). "Añadiendo a su estatura como un hombre de sabiduría por excelencia", señaló Christensen, "Nefi demuestra conocimiento de la escritura (1 Nefi 1:2) y posee sabiduría apropiada en relación con la minería y la metalurgia (1 Nefi 17:9-10), construcción naval (1 Nefi 17:8-9; 18:1-8), navegación (1 Nefi 18:12-13, 22-23), y las artes de la guerra (2 Nefi 5:14,34)", todas las cuales se ven como atributos de hombres sabios en la tradición de la Sabiduría.6

El Porqué

Imagen vía Book of Mormon y otras Escrituras de la restauración

Se puede ver que Nefi está particularmente interesado en obtener sabiduría, ya sea de registros sagrados o directamente de Dios, la fuente de toda sabiduría. Trabajó duro para preservarlo, como se puede ver por su dedicación a hacer y mantener sus propios registros sagrados. También da mandamientos estrictos a aquellos a quienes pasa esa responsabilidad. La tradición de la Sabiduría enfatiza la necesidad de aprender, de conocer y de mantenerse firme en el camino de la rectitud.

Nefi sabía la importancia de estas cosas. La forma en que Nefi vivió su vida, como se registra en su registro personal, proporciona evidencia de que él era un estudiante de esta antigua tradición. Como dice en Proverbios 3:13-15:

Bienaventurado el hombre que halla la sabiduría y que adquiere entendimiento, porque su ganancia es mejor que la ganancia de la plata, y sus beneficios más que el oro fino. Más preciosa es que las piedras preciosas, y todo lo que puedas desear no se puede comparar con ella.

El hecho de que Nefi se asemeja tanto al hombre sabio arquetípico y emplea las tradiciones de la Sabiduría del mundo antiguo apoya la noción de que el Libro de Mormón debe leerse como un texto antiguo.

Estudiar las Escrituras es una forma de obtener sabiduría

Como ha señalado Taylor Halverson: "[S]i la tradición de Sabiduría es la base de las capacidades y perspectivas de Nefi como escriba, tal vez los principios y habilidades literarias representadas por la tradición de Sabiduría de los escribas constituyen la 'ciencia de los judíos' que Nefi menciona al principio en su registro".7 Los lectores pueden apreciar y comprender mejor a Nefi como autor y como persona, y así interiorizar mejor su mensaje, al tratar de comprender las antiguas tradiciones de Sabiduría que se pueden encontrar tanto en la Biblia como en el Libro de Mormón.

Además, el valor de poseer verdadera sabiduría no debe perderse en el lector moderno. Son conscientes de que la tecnología inunda nuestro mundo con información de fácil acceso. Sin embargo, aprender información no es lo mismo que obtener sabiduría y conocimiento espiritual. La sabiduría es posiblemente más valiosa que la información porque la sabiduría proporciona una guía para aplicar ese conocimiento de forma ética y prudente. Por ejemplo, los jóvenes de hoy están inundados de información que podría hacerles dudar de la Iglesia. Sin embargo, ninguna cantidad de información dispersa puede reemplazar el poder de la sabiduría para discernir entre la información correcta y falsa. Solo el estudio cuidadoso con el corazón y la mente, y la confirmación del Espíritu por la oración, puede engendrar sabiduría para discernir la verdad.

Otras Lecturas

Taylor Halverson, “Reading 1 Nephi with Wisdom,” Interpreter: A Journal of Mormon Scripture 22 (2016): 279–293.

Samuel Zinner, “‘Zion’ and ‘Jerusalem’ as Lady Wisdom in Moses 7 and Nephi’s Tree of Life Vision,” Interpreter: A Journal of Mormon Scripture 12 (2014): 281–323.

Kevin Christensen, “The Temple, the Monarchy, and Wisdom: Lehi’s World and the Scholarship of Margaret Barker,” en Glimpses of Lehi’s Jerusalem, eds. John W. Welch, David Rolph Seely y Jo Ann H. Seely (Provo, UT: FARMS, 2004), 449–522.

Kevin Christensen, “Nephi, Wisdom, and the Deuteronomist Reform,” Insights 23, no. 2 (2003): 2–3.

Daniel C. Peterson, “Nephi and His Asherah,” Journal of Book of Mormon Studies 9, no. 2 (2000): 16–25, 80–81.

 

  • 1. Daniel C. Peterson, “Nephi and His Asherah,” Journal of Book of Mormon Studies 9, no. 2 (2000): 16–25, 80–81.
  • 2. Taylor Halverson, “Reading 1 Nephi with Wisdom,” Interpreter: A Journal of Mormon Scripture 22 (2016): 284.
  • 3. Halverson, “Reading 1 Nephi,” 286.
  • 4. La descripción e interpretación del árbol de la vida en las visiones de Lehi y Nefi tienen muchos paralelos con la tradición de la Sabiduría. Por ejemplo, en Proverbios, la sabiduría se personifica como una figura femenina que trabajó con Dios desde antes de la fundación del mundo (Proverbios 8:22-34, compárese con 1 Nefi 11:12-21), y también se menciona explícitamente como un "árbol de la vida" que serán "bienaventurados" quienes "la retienen" (Proverbios 3:18, compárese con 1 Nefi 8:10). Para más información sobre esto, véase Peterson, “Nephi and His Asherah,” 16–25.
  • 5. Halverson, “Reading 1 Nephi,” 291. Halverson ha observado además que "Nefi refleja la amplia tradición de la literatura de la sabiduría", como lo demuestra en los siguientes elementos: 1. Escuchar y grabar las palabras de su padre sabio; 2. Valorar el aprendizaje y la educación; 3. Abrazar el trabajo duro; 4. Buscando conocimiento del Señor a pesar del sufrimiento y las pruebas; y 5. Demostrando la diferencia entre el hombre sabio y el necio. Halverson, “Reading 1 Nephi,” 284. Véase el artículo del Dr. Halverson para obtener más detalles sobre cómo los escritos de Nefi demuestran todos estos elementos.
  • 6. Véase Kevin Christensen, “Nephi, Wisdom, and the Deuteronomist Reform,” Insights 23, no. 2 (2003): 2–3.
  • 7. Halverson, “Reading 1 Nephi,” 293.