¿Por qué Mormón mencionó a Hagot?

Julio 28, 2017
El barco de Hagot, por Minerva Teichert
KnoWhy #171
El barco de Hagot, por Minerva Teichert
"Y acaeció que nunca más se volvió a saber de ellos"
Alma 63:8

El conocimiento

Al terminar el prolongado conflicto entre los nefitas y los lamanitas, Mormón informó que "una compañía numerosa de hombres, sí, la cantidad de cinco mil cuatrocientos hombres, con sus esposas y sus hijos, que salieron de la tierra de Zarahemla para la tierra que se hallaba al norte" (Alma 63:4). 

A continuación, el lector se entera de que "un hombre de extraordinaria curiosidad" llamado Hagot "fue, por tanto, y construyó un barco sumamente grande" (Alma 63:5).1 "Y he aquí, entraron en él muchos de los nefitas y se hicieron a la mar con muchas provisiones, y también muchas mujeres y niños; y se dirigieron hacia el norte" (v. 6). Durante el año siguiente, Hagot construyó aún más naves, y cuando regresó el primer barco, "muchos otros entraron en él; y también llevaron consigo gran cantidad de provisiones, y partieron otra vez hacia la tierra del norte" (v. 7). Exactamente qué tipo de barcos Hagot construyó es incierto, excepto la descripción de su primera barco que era "sumamente grande" (v. 5).2

Mormón concluyó su narrativa sobre las migraciones en esta sombría nota: 

Y acaeció que nunca más se volvió a saber de ellos; y suponemos que se ahogaron en las profundidades del mar. Y sucedió que otro barco también se hizo a la vela; y adónde fue no lo sabemos. Y sucedió que en este año hubo mucha gente que salió hacia la tierra del norte. (Alma 63:8–9)

Mapa teórico de las tierras del Libro de Mormón por Tyler Griffin, Taylor Halverson, y Seth Holladay, BYU.

Una lectura cuidadosa de estos acontecimientos demuestra que en el espacio de dos años Mormón menciona por lo menos cinco migraciones notables—tres por mar, dos por tierra,3 y todos ellos "hacia la tierra del norte".4 Aunque breve, los ejemplos que Mormón da de estas migraciones ayuda al lector a tener una idea de una civilización nefita en expansión. Mientras no se dice más sobre el asunto, Mormón menciona que Hagot "construyó otros barcos" lo que implica que otras migraciones marítimas podrían haber estado en el horizonte.5

El porqué

La incertidumbre sobre el destino final de los viajes de Hagot (y potencialmente Hagot mismo, asumiendo que él acompañó el segundo viaje de su barco),6 ha atraído la atención de los lectores del Libro de Mormón por generaciones.7 Varios profetas SUD y autoridades generales han creído que los navegantes de Hagot eran los progenitores de varios pueblos de las islas del Pacífico.8 Así, para muchos polinesios la historia sobre Hagot y la posibilidad de otros viajes lehitas por mar ha influido significativamente en la percepción de la identidad cultural y ascendencia.9 Oficialmente, sin embargo, la iglesia SUD no afirma ninguna revelación o posición específica sobre estos asuntos.10

Aunque el destino de los viajeros de Hagot no es ciertamente conocido, el mismo hecho de que sus viajes son mencionados es relevante para interpretar el Libro de Mormón. Mormón era muy selectivo acerca de lo que incluyó en su narrativa,11 lo que sugiere que divagar en detalles acerca de estas migraciones debe haber servido con un propósito narrativo general. 

Dondequiera que fueran y cualesquiera que fueran sus relaciones con los pueblos indígenas del Pacífico, los viajeros oceánicos de Hagot ciertamente abren la posibilidad de que el linaje lehita se haya dispersado a lugares lejanos del lugar central descrito en la narrativa del Libro de Mormón.12 Desde el punto de vista temático, esto ayuda a los lectores a reconocer que aún entre los nefitas, el esparcimiento de Israel todavía se estaba llevando a cabo.13 De hecho, nueve años después de que Hagot zarpó, un gran número de nefitas emigraron una "inmensa distancia" hacia la tierra del norte (Helamán 3:4), y la descripción de Mormón de su multiplicación y extensión al sur, es similar a la promesa del convenio dada a Jacob en Génesis 28:14, indicando que él vio estas migraciones como parte de esa gran historia abrahámica.

Además, el hecho de que los barcos se construyeran y que los nefitas sintieran la necesidad de trasladarse sugiere que el crecimiento de la población y la industria se estaban restaurando después de la prolongada guerra entre los nefitas y los lamanitas.14 Esta prosperidad económica renovada acompañada por una expansión hacia las tierras del norte ayuda a sentar las bases para la siguiente fase de la historia nefita. Como John L. Sorenson explicó:

Otros reajustes importantes tuvieron lugar durante la fase de expansión. El intercambio cultural, y probablemente genético, continuó entre los principales centros lamanitas y nefitas. ... Cuando la narrativa del Libro de Mormón se acercaba al año 30 d. C., el panorama de la sociedad en toda la "tierra prometida" ocupada por los descendientes de Lehi era una fragmentación partidista y tal vez una creciente diferenciación cultural dentro de un conjunto altamente variado de ambientes. Era evidentemente difícil para los pueblos integrados mantener condiciones sociales y culturales estables.15

En otras palabras, la expansión y prosperidad ayudaron a allanar el camino para aumentar la complejidad social y la futura inestabilidad. El análisis de Sorenson ayuda a demostrar que la historia acerca de Hagot y los otros viajes hacia la tierra del norte no fue meramente una digresión casual en trivialidades históricas. Por el contrario, Mormón (que habría tenido un interés personal en la tierra del norte donde creció16) presentó esta información para ayudar a los lectores a conceptualizar mejor los grandes transportes y las transformaciones importantes ocurriendo entre las civilizaciones nefitas y lamanitas.17 Ninguna narrativa tiene lugar en un vacío histórico, y si los lectores llegan a comprender mejor el contexto histórico del Libro de Mormón, más reales y significativas serán sus historias sagradas para ellos.

Otras lecturas

Mark Alan Wright, “Heartland as Hinterland: The Mesoamerican Core and North American Periphery of Book of Mormon Geography,” Interpreter: A Journal of Mormon Scripture 13 (2015): 111–129.

John L. Sorenson “Transoceanic Voyaging: How Ancient America Became Civilized,” (unpublished manuscript, 2013), en línea en bookofmormoncentral.org. 

Tyler Livingston, “The Book of Mormon and Mesoamerican travels ‘Northward,’ Book of Mormon Archeological Forum, enero 2011, en línea en bmaf.org.

  • 1. Véase “HAGOTH” en línea en https://onoma.lib.byu.edu/index.php/HAGOTH. Véase también, John A. Tvedtnes, “Curious Hagoth,” Meridian Magazine: Latter-day Saints Shaping Their World, September 20, 2010, en línea en ldsmag.com.
  • 2. Véase John L. Sorenson, Mormon’s Codex: An Ancient American Book (Salt Lake City and Provo, UT: Deseret Book and Neal A. Maxwell Institute for Religious Scholarship, 2013), 136–137, 358–360, 630–631, para una propuesta de posibles construcciones de barcos así como también el lugar de partida de Hagot.
  • 3. Es posible que Alma 63:9 sea algo ambiguo en cuanto a la forma del viaje: "Y sucedió que en este año hubo mucha gente que salió hacia la tierra del norte". En el contexto inmediato de los viajes marítimos y la construcción de más barcos, es posible suponer que las personas que "salieron" estaban navegando sucesivamente. Sin embargo, debe recordarse que la migración terrestre también es parte de este contexto (v. 4), y que Mormón acababa de informar que "otro barco también se hizo a la vela; y adónde fue no lo sabemos" (v. 8). Después de esto introdujo los siguientes detalles sobre la migración con la frase, "Y sucedió", que con frecuencia actúa como un marcador entre ideas separadas (v. 9). Parecería extraño que Mormón mencionara explícitamente "otro barco" (que tiene un tono definitivo) y comenta su destino incierto, y luego informa de un viaje marítimo adicional sin mencionar siquiera que fue por barco. Debido a la dificultad de tal lectura, parece mucho más probable que al final de este capítulo—aunque no especificada—menciona que el viaje hacia el norte fue por tierra y no por mar. Este punto es relevante porque dos migraciones hacia la tierra del norte dentro de un corto período de tiempo tienen mayores implicaciones para la expansión territorial nefita.
  • 4. Para un análisis del término "tierra del norte", como se usa en el Libro de Mormón, véase Brant A. Gardner, “From the East to the West: The Problem of Directions in the Book of Mormon,” Interpreter: A Journal of Mormon Scripture (2013): 148–149; John L. Sorenson, Mormon’s Map (Provo UT, FARMS, 2000), 78–81. Véase también, Book of Mormon Central en Español, “¿Por qué Mormón dio tantos detalles sobre geografía? (Alma 22:32),” KnoWhy 130 (8 de junio, 2017).
  • 5. Para conocer sobre los viajes oceánicos en las Américas, véase John L. Sorenson “Transoceanic Voyaging: How Ancient America Became Civilized,” (Springville UT: Book of Mormon Central Archive, 2013), 11–14; Véase también, Sorenson, Mormon’s Codex, 150–172.
  • 6. Hay una ambigüedad textual en cuanto a si Hagot realmente abordó o no alguno de sus barcos. Alma 63:7 informa: "Y en el año treinta y ocho, este hombre [Hagot] construyó otros barcos. Y el primer barco también volvió, y muchos otros entraron en él; y también llevaron consigo gran cantidad de provisiones, y partieron otra vez hacia la tierra del norte". A partir de esta escasa declaración, simplemente no se puede determinar si Hagot mismo formaba parte de los "muchos otros" que volvieron a navegar hacia las tierras del norte.
  • 7. Russel T. Clement, “Polynesian Origins: More Word on the Mormon Perspective,” Dialogue: A Journal of Mormon Thought 13 (Winter 1980): 91.
  • 8. Véase Clement, “Polynesian Origins,” 92–97; Robert E. Parsons, “Hagotand the Polynesians,” in The Book of Mormon: Alma, the Testimony of the Word, ed. Monte S. Nyman and Charles D. Tate Jr. (Provo, UT: Religious Studies Center, Brigham Young University, 1992), 250–258.
  • 9. Véase Eric B. Shumway, “Polynesians,” Encyclopedia of Mormonism, 4 vols., ed. Daniel H. Ludlow (New York, NY and Provo, UT: Macmillan Publishing Company and Brigham Young University, 1992 and 2001), 1:1110–1112; Jerry K. Loveland, “Hagoth and the Polynesian Tradition,” BYU Studies Quaterly 17, no. 1 (Autumn 1976): 59–73; Ian G. Barber, “Matakite, Mormon Conversions, and Māori-Israelite Identity Work in Colonial New Zealand,” Journal of Mormon History 41, no. 3 (July 2015): 167–220; Grant Underwood, “Mormonism, the Maori and Cultural Authenticity,” The Journal of Pacific History 35, no. 2 (2000): 133–146; Louis Midgley, “A Māori View of the Book of Mormon,” Journal of Book of Mormon Studies 8, no. 1 (1999): 4–11, 77; Louis Midgley, “Māori Latter-day Saint Faith: Some Preliminary Remarks,” Interpreter: A Journal of Mormon Scripture 8 (2014): 45-65; Louis Midgley, “The Māori Stairway to Heaven,” Interpreter: A Journal of Mormon Scripture 12 (2014): 97–110; Louis Midgley, “A Singular Reading: The Maori and the Book of Mormon,” in Mormons, Scripture, and the Ancient World: Studies in Honor of John L. Sorenson, ed. Davis Bitton (Provo, UT: FARMS, 1998), 245–276.
  • 10. Parsons, “Hagotand Polynesians,” 250–251: “En una carta al presidente de misión de Samoa con fecha 6 de septiembre de 1972, y firmado por N. Eldon Tanner y Marion G. Romney, con el membrete de la Primera Presidencia, escribieron: 'En su carta del 6 de septiembre de 1972, usted pregunta si el pueblo polinesio es lamanita o nefita. Ha habido mucha especulación sobre el origen de estas personas. No tenemos, sin embargo, ninguna evidencia de las escrituras o revelación del Señor que nos diga exactamente de dónde vino esta gente o sus antecedentes'".
  • 11. Grant Hardy, Understanding the Book of Mormon: A Reader’s Guide (New York, NY: Oxford University Press, 2010), 207.
  • 12. Para posibles conexiones lingüísticas relacionadas con los viajeros de Hagot, véase Brian D. Stubbs and John L. Sorenson, “Was There Hebrew Language in Ancient America?An Interview with Brian Stubbs,” Journal of Book of Mormon Studies 9, no. 2 (2000): 62; Brian D. Stubbs, “A Few Hundred Hints of Egyptian and Northwest Semitic in Uto-Aztecan,” presentación dada en la conferencia de FairMormon del 2006, en línea en Fairmormon.org; Brian D. Stubbs, Exploring the Explanatory Power of Semitic and Egyptian in Uto-Aztecan (Provo, UT: Grover Publications, 2015), 359–362.
  • 13. Por ejemplo, Nefi habló del esparcimiento como algo que ocurriría "tarde o temprano" y elaboró más sobre "todos aquellos que más tarde serán dispersados" (1 Nefi 22:3-5).
  • 14. Para indicaciones en el incremento de prosperidad ligadas a las migraciones y al libre comercio, véase Helamán 6:6-9.
  • 15. Sorenson, Mormon’s Codex, 51–53.
  • 16. como está implícito en Mormón 1:6
  • 17. Para posibles implicaciones sobre la expansión de la tierra del norte, véase Mark Alan Wright, “Heartland as Hinterland: The Mesoamerican Core and North American Periphery of Book of Mormon Geography,” Interpreter: A Journal of Mormon Scripture 13 (2015): 111-129; Tyler Livingston, “The Book of Mormon and Mesoamerican travels ‘Northward,’Book of Mormon Archeological Forum, enero 2011, en línea en bmaf.org.