¿Por qué las personas deberían estudiar las mismas escrituras una y otra vez?

Noviembre 20, 2017
Collage de Obras de Jorge Cocco
KnoWhy #252
Collage de Obras de Jorge Cocco
"[U]n hombre, siendo malo, no puede hacer lo que es bueno"
Moroni 7:6

El Conocimiento

En 3 Nefi 12-14,  Jesús da el discurso conocido como el Sermón del Templo.1 Cientos de años después, cuando Mormón pronunció el discurso registrado en Moroni 7, Mormón parece haber tejido palabras y frases del discurso de Cristo en su propio discurso.2

Uno podría preguntarse, por qué estas enseñanzas y conceptos se repiten a lo largo de Moroni 7, tal como se habían repetido a lo largo del resto de 3 Nefi que sigue hasta Su ascensión.3 John W. Welch ha argumentado que Mormón no cita el sermón al azar, sino que el capítulo fue escrito para arrojar luz sobre el Sermón y sobre la explicación de Cristo al respecto.4

Por ejemplo, en 3 Nefi 14:20, Cristo enseñó: "[P]or sus frutos los conoceréis". Mormón explica estos frutos al decir: "Por sus obras los conoceréis" (Moroni 7:5).5 Mormón luego declaró que "un hombre, siendo malo, no puede hacer lo que es bueno" (v. 6). Como señaló Welch, esto "responde de manera declarativa y deliberada a la pregunta retórica" en 3 Nefi 14:16: "¿Se recogen uvas de los espinos?"6 El uso que hace Mormón de las palabras de Cristo aclara que tanto las personas buenas como las malas mostrarán su verdadera naturaleza a través de sus acciones.

Mormon and Moroni Compiling the Record (Mormón y Moroni compilando el registro). Boceto de Arnold Friberg.

Mormón prometió a sus oyentes: "Cuanto le pidáis al Padre en [el nombre de Cristo], que sea bueno, con fe creyendo que recibiréis, he aquí os será concedido" (Moroni 7:26). Esto explica y aclara la declaración de Cristo: "Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá" (3 Nefi 14:7; véase también 3 Nefi 27:29).7 Mormón aclara la declaración de Cristo para mostrar que las personas no pueden obtener lo que quieren simplemente porque lo piden. Las personas deben pedir lo que es bueno, y también deben pedir con fe de que Dios les dará lo que piden.

Welch señaló que "el énfasis de Mormón en la 'mansedumbre' (Moroni 7:39, 43, 44), una virtud que faltaba mucho entre su pueblo" hubiera sido un punto particularmente doloroso para su audiencia.8 Cristo dijo: "[B]ienaventurados son los mansos, porque ellos heredarán la tierra" (3 Nefi 12:5). Los nefitas, lejos de heredar la tierra, estaban perdiendo su porción de la tierra a manos de los lamanitas a medida que sus ejércitos continuaban tomando cada vez más tierras nefitas.9

El Porqué

El hecho de que Mormón tejió el sermón en el templo a la perfección en su discurso sugiere que conocía muy bien este discurso. Es probable que recientemente hubiese compendiado esa parte del registro nefita cuando dio el discurso registrado en Moroni 7, dejándolo fresco en su mente. En el proceso, probablemente no solo lo había leído una o dos veces, sino que lo había leído lo suficiente como para que fluyera de forma natural por cómo pensaba y hablaba.

Cristo con los 12, por Jorge Cocco

Puede ser fácil leer un capítulo de las Escrituras algunas veces y pensar que no hay nada más que saber al respecto. Mormón no parece haber caído en esa trampa. Él internalizó el gran discurso de Cristo de tal manera que pudo integrarlo sin esfuerzo en su propio discurso.

Al parecer, Mormón no solo leyó el discurso de Cristo olvidándose de él. Parece que lo había revisado una y otra vez. Welch nota lo notable que es esto:

Estos textos de Mormón y Moroni, escritos más de trescientos años después del sermón en el templo en la tierra de Abundancia, muestran que las palabras de Jesús fueron aceptadas por los discípulos de Cristo desde el principio como la cristalización de la doctrina de Cristo, el evangelio de Cristo, la voluntad del Señor, la palabra del Señor, su plan de felicidad, su camino de santidad, el fundamento de su nuevo convenio escrito en el corazón, y su modelo de convenio para la vida de justicia.10

De la misma manera que Mormón estudió e interiorizó cuidadosamente las Escrituras tantos años después de que fueron dadas, los lectores modernos deberían hacer que las Escrituras formen parte de ellos mismos. Simplemente leer el Libro de Mormón una o dos veces no servirá. A veces los lectores pueden estudiar cuidadosamente la lógica de los capítulos individuales. En otras ocasiones, pueden dar un paso atrás para ver el panorama general. En otras ocasiones, pueden ver cómo se usan palabras individuales en el texto. Independientemente del enfoque, las Escrituras exigen un estudio cuidadoso que cambie la manera en que los lectores piensan, hablan y actúan. Mormón le mostró a su audiencia cómo es este tipo de estudio de las Escrituras, y los lectores modernos pueden, y deberían, estudiar las Escrituras de la misma manera ahora en día.

Otras Lecturas

John W. Welch, “Reusages of the Words of Christ,” Journal of Book of Mormon Studies and Other Restoration Scripture, 22 no. 1 (2013): 63-71.

John​ W. Welch, “Echoes from the Sermon on the Mount,” en The Sermon on the Mount in Latter-day Scripture, ed. Gaye Strathearn, Thomas A. Wayment y Daniel L. Belnap (Provo, UT: Religious Studies Center, Brigham Young University; Salt Lake City: Deseret Book, 2010), 320 –322.

Jeffrey R. Holland, Christ and the New Covenant (Salt Lake City, UT: Deseret Book, 2002), 257–283.