¿Por qué incluyó Mormón escenas retrospectivas en su narración?

Junio 7, 2017
"Mormón", por James Fullmer
KnoWhy #129
"Mormón", por James Fullmer
"Aarón y cierto número de sus hermanos fueron aprehendidos y encarcelados"
Alma 21:13

El conocimiento

Mientras viajaba "hacia el sur, de la tierra de Gedeón a la tierra de Manti", Alma estaba asombrado al reunirse con los hijos de Mosíah, que estaban viajando "hacia la tierra de Zarahemla" (Alma 17:1). Después de reafirmar que los hijos de Mosíah habían permanecido fieles a la fe desde su conversión (vv. 2-4), la narrativa que da Mormón abarca los siguientes diez capítulos relatando sus experiencias a través de una secuencia de escenas retrospectivas (Alma 17:5-27:15). 

Lo que fue especialmente notable es que Alma 17-27 en realidad contiene una recuerdo dentro de otra escena retrospectiva o lo que Grant Hardy llama "un recuerdo secundario" (Alma 20:30-Alma 21:14).1 El final de Alma 20 recuenta cómo Ammón y Lamoni rescataron a Aarón y a sus compañeros misioneros del rey de la tierra de Middoni (Alma 20:28-30). Luego, Mormón inmediatamente presenta el registro de Aaron sobre su predicación, encarcelamiento y rescate (Alma 21:1-17). 

Estos recuerdos están estructurados de tal manera que permiten "que se relate otro evento crucial—la destrucción de la ciudad fronteriza de Ammoníah por los lamanitas—desde dos perspectivas (Alma 16:1-11/25:1-2)".2 En Alma 16, los lectores ven este evento desde la perspectiva de Alma dentro de la tierra de Zarahemla.3 Mientras que Alma 24–25 da la historia de fondo, mostrando por qué los lamanitas estaban tan enojados y habían ido a acabar con Ammoníah. 

Como se ve en la gráfica adjunta,4 la estructuración de estos capítulos por parte de Mormón transita perfectamente a los lectores al resto del libro de Alma. Esto incluye el ascenso de los anti-nefi-lehitas (Alma 23-24, 27),5 el ministerio de Alma entre los zoramitas (Alma 31–35), y los llamados “capítulos de guerra,” incluyendo las hazañas del capitán Moroni (Alma 43–63). 

El porqué

La sofisticación y la complejidad del registro de Mormón se puede discernir fácilmente en estos capítulos. Dicho brevemente: "Estos recuerdos son otra prueba más de la complejidad del Libro de Mormón. Es muy notable cómo estos relatos históricos se ajustan perfectamente el uno al otro".6 No hay ningún revuelto o confusión de parte de Mormón, que a pesar de los "giros y vueltas de [la] narrativa... los maneja sin problema".7

Estos capítulos también son significativos porque ofrecen una visión convincente de la imagen ideal de lo que significa ser un misionero justo.8 Parece que Mormón estaba integrando hábilmente información valiosa y enseñanzas de la perspectiva de cada misionero como parte de un bosquejo más grande que buscaba explicar completamente la aniquilación total de Ammoníah. Esto lo hizo insertando cuidadosamente escenas retrospectivas, incluyendo, lo más impresionante, un recuerdo dentro de una escena retrospectiva, en la narrativa.

Otras lecturas

Grant Hardy, Understanding the Book of Mormon: A Reader’s Guide (New York, NY: Oxford University Press, 2010), 104–105.

Clyde J. Williams, “Instruments in the Hands of God,” in The Book of Mormon: Alma, the Testimony of the Word, ed. Monte S. Nyman and Charles D. Tate Jr. (Provo, UT: Religious Studies Center, Brigham Young University, 1992), 89–105.