¿Por qué hay una distinción entre los "ladrones" en el Libro de Mormón?

Septiembre 25, 2018
The Gadianton Robbers (Los ladrones de Gadiantón) por Jody Livingston
KnoWhy #432
The Gadianton Robbers (Los ladrones de Gadiantón) por Jody Livingston
"Y he aquí, estos asesinos y ladrones eran una banda que habían formado Kishkumen y Gadiantón. ... y eran conocidos como los ladrones y asesinos de Gadiantón"
Helamán 6:18

El conocimiento

Aunque la mayoría de los lectores probablemente no hayan pensado mucho acerca de este detalle, el Libro de Mormón en la traducción en inglés consistentemente menciona la palabra thieves y theft de una manera diferente de cuando se refiere a robbers y robbery. Es importante mencionar que dichas palabras en español se traducen de igual manera: ladrones. El único ejemplo en español donde hace una distinción entre thieves y robbers se encuentra en Mormón 2:10: ladrones y bandidos. A lo largo del registro nefita, los robbers típicamente son bandas organizadas que se separan de la sociedad, se oponían al gobierno y subsistían en gran medida saqueando a sus enemigos. Los thieves, por otro lado, parecen ser personas dentro una comunidad que eran culpables de robar. En términos simples, los robbers estaban organizados en grupos de "forasteros", mientras que los thieves eran "miembros" de una comunidad que actuaban solos.

Ilustrando esta diferencia, John W. Welch y Kelly Ward explicaron que "los lamanitas siempre "robaban" a los nefitas pero nunca a sus propios hermanos—eso sería 'hurtar' pero no 'robar'. También explica el surgimiento y temor a la amenaza de la sociedad de Gadiantón, los cuales siempre eran llamados 'robbers' en el Libro de Mormón, nunca 'thieves'".1

Aunque estas diferencias en los términos en inglés pueden parecer no importantes para los lectores modernos, y no ser conocidos por los lectores del español, fueron fundamentales en gran parte del mundo antiguo. Basándose en la investigación de Bernard S. Jackson, Welch y Ward señalaron "cómo los robbers usualmente actuaban en grupos organizados rivalizando con los gobiernos locales y atacando ciudades y cómo ellos juraban y extorsionaban con rescates, una amenaza considerada peor que la guerra abierta. Los thieves, sin embargo, eran una amenaza mucho menos seria para la sociedad".2

Sabemos que esta diferencia era importante para el pueblo de la Biblia porque, tal como en el Libro de Mormón, sus autores consistentemente se referían a thieves y robbers de diferente manera. De nuevo, basándose sobre el análisis de Jackson, Welch explicó:

En el hebreo, los términos gazal (robar) y gazlan (robber o person que roba) normalmente significaban tomar una propiedad abierta y descaradamente, mientras que las palabras ganab (hurtar) y gannab (thief) generalmente connotan hurtar en secreto. De manera similar el término griego kleptes "se usaba para describir una persona sigilosa que, sin violencia, privaba a otra persona de su propiedad", mientras que al contrario, "en el Antiguo Testamento y los libros apócrifos un λῃστής [lēstēs] siempre es un bandido, un merodeador, un miembro de una banda cuya actividad lleva a cabo abiertamente. Este pertenece a una tropa que ataca caravanas o asentamientos con armas y les robaba sus bienes".3

El porqué

Parece altamente improbable que José Smith, confiando en su formación académica y cultural, hubiera estado consciente de que existiera una distinción antigua entre los robbers y los thieves. Aunque esta distinción es consistente en los textos subyacentes del Antiguo y Nuevo Testamento, Welch ha demostrado que inclusive los "traductores bien educados del rey Santiago usaron las palabras theft (el hurto) y robbery (el robo) en inglés indistintamente".4

Por ejemplo, "la misma frase se traduce [en inglés] inconsistentemente como 'den of robbers' y 'den of thieves' en Jeremiah 7:11 y Matthew 21:13. [Y en español solo se ha puesto 'cueva de ladrones' para los dos.] La misma palabra (lestai) en inglés es traducida algunas veces como 'thieves' (Matthew 27:38) y otras veces como 'robbers' (John 18:40)".5 Si los expertos bíblicos entrenados en lenguas antiguas ignoraron este matiz, ¿qué probabilidad pudo haber tenido un José Smith inculto de haberlo notado?6

Comprender la diferencia entre thieves y robbers, y su uso en el texto de inglés, puede ayudarnos a entender mejor el significado de algunos eventos en las historias del Libro de Mormón. Por ejemplo, los lectores pueden preguntarse por qué algunas personas, como Zemnaríah, fueron ejecutadas sin ningún juicio o proceso legal ordinario. Welch ha señalado: "Este trato puede ser explicado por la condición de robber de Zemnaríah". Los robbers en el mundo antiguo eran más que thieves comunes; ellos eran forasteros y enemigos de la misma sociedad. Como tal, los antiguos razonaron, que eran proscritos, fuera de la ley y no tenían derecho a un proceso legal".7

Por lo tanto, aunque es un detalle aparentemente pequeño, la distinción entre thieves y robbers, o sea, ladrones y bandidos, en el Libro de Mormón tiene implicaciones importantes. Su presencia ofrece una buena evidencia de la antigüedad del Libro de Mormón, así como también la atención que dieron los autores del registro nefita a la terminología técnica y legal. También puede ayudar a los lectores a comprender mejor las implicaciones sociales y legales drásticas de los robbers que aterrorizaron a la civilización nefita con sus combinaciones secretas. Más que meros thieves, estos criminales organizados, bajo juramento intentaron derrocar el gobierno nefita y someter al pueblo a su gobierno.8 Como tal, siempre fueron tratados como una amenaza militar seria y fueron rápidamente castigados como traidores o bandidos.9

Otras lecturas

John W. Welch, "Legal and Social Perspectives on Robbers in First-Century Judea", BYU Studies 36, no. 3 (1996–1997): 141–153.

Kent P. Jackson, "Revolutionaries in the First Century", BYU Studies 36, no. 3 (1996–1997): 129–140.

John W. Welch y Kelly Ward, "Thieves and Robbers", en Reexploring the Book of Mormon: A Decade of New Research, ed. John W. Welch (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y FARMS, 1992), 248–249.

John W. Welch, "Theft and Robbery in the Book of Mormon and Ancient Near Eastern Law", FARMS Preliminary Report (1985).

John W. Welch y John F. Hall, "Two Profiles of Robbers in the Ancient World", en Charting the New Testament (Provo, UT: FARMS, 2002), tabla 3-12.