¿Por qué hay tantos capítulos de guerra en el Libro de Mormón?

Julio 11, 2017
La batalla en el río Sidón, por James Fullmer
KnoWhy #157
La batalla en el río Sidón, por James Fullmer
"Y sucedió que los lamanitas... se asombraron en sumo grado de ver su manera de prepararse para la guerra".
Alma 49:9

El conocimiento

El Libro de Mormón es un libro saturado de guerra. La triste realidad de los pueblos antiguos era que las ideologías religiosas, políticas y culturales eran frecuentemente impuestas a través de la guerra. Incluso antes del derramamiento de sangre entre los nefitas y los lamanitas en el Nuevo Mundo, el grupo de Lehi fue expuesto a una violenta rivalidad entre Nefi y sus hermanos, Lamán y Lemuel.

John W. Welch ha identificado al menos 15 guerras o conflictos importantes que abarcan la historia de los pueblos del Libro de Mormón (ver gráfico abajo).1 Una buena parte del libro de Alma (Alma 2-3, 16, 24-25, 43-62) a veces proporciona detalles intensos sobre las guerras entre los lamanitas y los nefitas. Inolvidable es la trágica caída de los nefitas en la batalla de Cumorah, que resultó en muerte y carnicería sin precedentes (Mormón 1-6).

Nombre Fuentes Fecha Ubicación Causas Resultados
Las primeras guerras tribales Jacob 1:10, 14; Enós-Omni 6to-2do siglo a. C. Tierra de Nefi Odio popular y fraternal Los ideales y cultura nefitas no duraron; dejaron la tierra de Nefi
Las Guerras del Hijo del Rey Lamán Mosíah 9-10; Omni 1:24; Palabras de Mormón 1:13-14 Cerca de 160-150 a. C. Ciudad de Nefi y tierra de Zarahemla Lamanitas temen el crecimiento de la fuerza nefita La victoria de Benjamín se unificó y estableció la tierra de Zarahemla como territorio nefita
La guerra de Amlici Alma 2-3 Quinto año del gobierno de los Jueces [abrev. g.j.] (87 a. C.) Zarahemla, el cerro Amnihu y el río Sidón Transición de reinado a gobierno de los jueces Una intranquila paz en Zarahemla bajo Alma como juez superior
La destrucción de Ammoníah Alma 16:1-11; 24:1-25:14 11 g.j. (81 a. C.) Ciudad de Ammoníah al oeste de Zarahemla Lamanitas enojados con los nehoritas y sus aliados por causar que los lamanitas mataran a otros lamanitas Eliminación virtual de nehoritas como fuerza política
La guerra de la secesión Ammonita Alma 28 15 g.j. (77 a. C.) Área en Zarahemla alrededor de la tierra de Jersón Los lamanitas atacaron a los nefitas alrededor de la tierra de Jersón Ammonitas establecidos en la tierra de Jersón
La guerra Zoramita Alma 43-44 18 g.j. (74 a. C.) En la tierra de Manti cerca de los manantiales del río Sidón Los zoramitas se separaron de los nefitas; entraron en una correlación con los lamanitas Casi completa obliteración del ejército zoramita
La primera guerra Amalickiahita Alma 46-50 20 g.j. (72 a. C.) Ammoníah, Noé y la costa este, cerca de la estrecha lengua de tierra Las ambiciones políticas de Amalickíah, un zoramita en Zarahemla Amalickíah derrotado, pero juró volver y matar a Moroni 
La segunda guerra Amalickiahita Alma 51-62 25-31 g.j. (67-61 a. C.) A lo largo de la tierra de Zarahemla, las ciudades alrededor del mar del este Regreso de Amalickíah Una muy costosa victoria nefita
La rebelión de Paanqui Helamán 1:1-13 40 g.j. (52 a. C.) Ciudad de Zarahemla Disputa sobre Pahoran, hijo de Pahoran, convirtiéndose en juez superior Paanqui ejecutado, Pahoran asesinado, y se formó una facción de asesinos secretos encabezados por Kishkumen
La guerra de Tubalot Helamán 1:14-34 41 g.j. (51 a. C.) Ciudades de Zarahemla Tubalot trató de capturar la tierra de Zarahemla Contribuyó a la agitación política, el ascenso de los ladrones de Gadiantón
La guerra de Moroníah Helamán 4 54, 57-62 g.j. (38, 35-30 a. C.) Tierra de Zarahemla La disensión continua en la iglesia, posiblemente provocada cuando Nefi se convirtió en juez superior Algunos disidentes regresaron con apoyo lamanita y ocuparon la mitad de las tierras nefitas
La guerra de Gadiantón y Kishkumen Helamán 6:15-11:20 66-73 g.j. (26-19 a. C.) Toda la tierra, pero centrada en la tierra de Zarahemla Asesinatos de los jueces superiores Cezóram y su hijo La guerra terminó cuando Nefi declaró hambre
La guerra de Giddiani y Zemnaríah 3 Nefi 2:11-4:28 13-22 d. C. Entre las tierras de Abundancia y Desolación Los ladrones de Gadiantón habían establecido plazas fuertes en las montañas La unificación de lamanitas y nefitas contra la amenaza de ladrones
La rebelión de Jacob 3 Nefi 6:14-7:14 30 d. C. Tierra de Zarahemla Laconeo asumió el cargo y trató de juzgar a los jueces que habían superado su poder El colapso del reinado de los jueces; degeneración a la sociedad tribal
Las últimas guerras nefitas Mormón 1–6 Alrededor de 320 d. C. Tierra de Zarahemla y hacia el norte Infestaciones de ladrones; agresión lamanita Los lamanitas aniquilan a la civilización nefita

Igual hoy en día, la guerra en el mundo antiguo adquirió importancia ideológica para ambos lados de un conflicto. Los antiguos egipcios, hebreos, griegos y romanos registraron o relataron historias de combate y guerra que adquirieron importancia nacionalista y mítica para ellos como pueblo.2 "Los escribas a menudo registran los resultados de estas guerras en relatos que suelen pretender exaltar al rey y/o al dios de la nación", observó Boyd Seevers. "Los autores bíblicos normalmente escriben acerca de la guerra para algún propósito teológico, como la ilustración de la fe—o la falta del mismo—en Dios por algún líder israelita o la nación en su conjunto".3

Lo mismo sucede con los antiguos mayas. Las investigaciones arqueológicas han determinado de manera concluyente que la culturas maya, azteca y otras culturas mesoamericanas estaban a menudo inmersas en guerras que tenían un gran significado cultural y práctico.4 La guerra "ocupaba un lugar prominente en la mente y la práctica" de los antiguos pueblos mesoamericanos. Así como lo hizo con los nefitas, "la guerra, ya sea real o imaginada, tenía una función importante en la formación de valores, significados e identidades en la vida de los mayas, y tales nociones culturales, a su vez, afectaron la forma en que se combatía o se evitaba la guerra".5

Esta fue precisamente la intención de Mormón en registrar la historia de la guerra nefita. Mucho más que simplemente reportar estas guerras como un periodista moderno—objetivo, imparcial y esforzándose por permanecer moralmente neutral—Mormón infundió (a veces estereotipado) la importancia moral y teológica en sus narrativas de guerra.6 Por ende, el lamento de Mormón al final de sus registros de que su pueblo fue masacrados por haberse "aparta[do] de las vías del Señor" (Mormón 6:17). O su denuncia enérgica de Amalickíah, el principal enemigo de los nefitas algunos siglos antes de la época de Mormón, como usurpador, conspirador, apóstata y traidor que "conquistó el corazón del pueblo por medio de su fraude” (Alma 47:30). 

El enfoque de Mormón en las tácticas de tropas nefitas, el armamento, las fortificaciones y lo demás, podría explicarse fácilmente por el simple hecho de que el mismo Mormón era un líder militar como también un historiador o un profeta. Con un interés profesional en asuntos militares, tiene sentido que Mormón con su experiencia haya empleado mucho tiempo en describir los detalles más finos de la historia militar nefita. Especialmente cuando estos detalles aumentaban su narrativa, como cuando las innovaciones nefitas en armaduras y fortificaciones les concedían la victoria sobre sus enemigos lamanitas (por ejemplo, Alma 44:8-9; 50:10-12).7

El porqué

Cuando se ve en un contexto antiguo, comienza a tener sentido por qué el Libro de Mormón se centraría tan estrechamente en la guerra. Como explicó Welch: 

Las guerras y la política de la guerra eran parte integral de la historia en el Libro de Mormón... La mayoría de los eventos militares en el Libro de Mormón tienen importancia religiosa y política. Los nefitas no dicotomizaron su mundo entre la iglesia y el estado como lo hacemos nosotros. Los pueblos antiguos generalmente consideraban la guerra como un enfrentamiento entre los dioses de un pueblo y los dioses de otro.8

Además de proporcionar una visión de la cultura política y religiosa nefita y lamanita, los capítulos de guerra del Libro de Mormón también pueden verse como evidencia de la historicidad del libro. "Una poderosa dimensión de la historicidad del Libro de Mormón es la auténtica complejidad del registro. El sorprendente logro del Libro de Mormón no es el hecho de que es un gran libro que contiene numerosos capítulos sobre la guerra, sino la clara realidad de que esos capítulos son complicados y consistentes". No solo la complejidad del libro, sino también su realismo es evidencia a favor de su historicidad.9 "Los eventos humanos y sociales registrados en el Libro de Mormón son realistas. Tienen sentido a la luz de la manera en que las personas y las naciones se comportan en realidad".10

Estos factores se combinan para hacer que los capítulos de guerra en el Libro de Mormón sean poderosos por varias razones. No solo proporcionan información importante sobre la historia de los nefitas y lamanitas, sino que también dan a los lectores modernos una ventana al pensamiento de Mormón sobre cómo y por qué presentó la historia de su pueblo de la manera en que lo hizo. 

Las tácticas de guerra y atrocidades, ya sean convencionales o terroristas, siguen afectando al mundo de hoy. Las causas de la guerra y los conflictos armados, los orígenes de discordia y violencia, todavía preocupan y perplejan las mentes y los corazones de las naciones en todas partes. Mientras que Mormón y sus pueblos demostraron ser incapaces de evitar los horrores de su propia aniquilación, su registro fue escrito como un testigo y una advertencia para ayudar a la gente de todo el mundo a aprender sabiduría. Sus enseñanzas proféticas—de fe en Cristo, sincero arrepentimiento, obediencia a los convenios justos, amor generoso por toda la humanidad y preocupación por los niños y las futuras generaciones—ofrecen mensajes de esperanza, paz y descanso eterno en la presencia de Dios. Aunque antiguos, los mensajes del Libro de Mormón no podrían ser más relevantes para las necesidades urgentes del mundo moderno de hoy.

Otras lecturas

Brant. A. Gardner, Traditions of the Fathers: The Book of Mormon as History (Salt Lake City, UT: Greg Kofford Books, 2015), 311–324.

John W. Welch, “Why Study Warfare in the Book of Mormon?” in Warfare in the Book of Mormon, ed. Stephen D. Ricks and William J. Hamblin (Salt Lake City and Provo, UT: Deseret Book and FARMS, 1990), 3–24.

R. Douglas Phillips, “Why is So Much of the Book of Mormon Given Over to Military Accounts?” in Warfare in the Book of Mormon, ed. Stephen D. Ricks and William J. Hamblin (Salt Lake City and Provo, UT: Deseret Book and FARMS, 1990), 25–28.

Richard Dilworth Rust, “Purpose of War Chapters in the Book of Mormon,” in Warfare in the Book of Mormon, ed. Stephen D. Ricks and William J. Hamblin (Salt Lake City and Provo, UT: Deseret Book and FARMS, 1990), 29–32.

 

  • 1. Adaptado de John W. Welch, “Why Study Warfare in the Book of Mormon?” in Warfare in the Book of Mormon, ed. Stephen D. Ricks and William J. Hamblin (Salt Lake City and Provo, UT: Deseret Book and FARMS, 1990), 6–15.
  • 2. William J. Hamblin, Warfare in the Ancient Near East to 1600 BC: Holy Warriors at the Dawn of History (London and New York: Routledge, 2006), 11–13.
  • 3. Boyd Seevers, Warfare in the Old Testament: The Organization, Weapons, and Tactics of Ancient Near Eastern Armies (Grand Rapids, MI: Kregel Academic, 2013), 20.
  • 4. Véase de manera general Ross Hassig, War and Society in Ancient Mesoamerica (Berkeley and Los Angeles, CA: University of California Press, 1992); M. Kathryn Brown and Travis W. Stanton, eds., Ancient Mesoamerican Warfare (Walnut Creek, CA: AltaMira Press, 2003). Para una visión más amplia de la guerra en gran parte de la América precolombina, véase Axel E. Nielsen and William H. Walker, eds., Warfare in Cultural Context: Practice, Agency, and the Archaeology of Violence (Tuscon, AZ: The University of Arizona Press, 2009).
  • 5. Takeshi Inomata and Daniela Triadan, “Culture and Practice of War in Maya Society,” in Warfare in Cultural Context, 56.
  • 6. Brant. A. Gardner, Traditions of the Fathers: The Book of Mormon as History (Salt Lake City, UT: Greg Kofford Books, 2015), 312–313.
  • 7. Book of Mormon Central en Español, “¿Por qué fue ventaja la edad joven de Moroni? (Alma 43:17)”, KnoWhy 151 (3 de julio, 2017).
  • 8. Welch, “Why Study Warfare in the Book of Mormon?” 4.
  • 9. Véase Hugh Nibley, “Warfare and the Book of Mormon,” in Warfare in the Book of Mormon, 127–145; Douglas J. Bell, Defenders of Faith: The Book of Mormon from a Soldiers Perspective (Springville, UT: Cedar Fort, 2012); John E. Kammeyer, The Nephite Art of War (Far West Publications, 2014); Morgan Deane, Bleached Bones and Wicked Serpents: Ancient Warfare in the Book of Mormon (self-published, 2014); David E. Spencer, Captain Moroni’s Command (Springville, UT: Cedar Fort, 2015).
  • 10. Welch, “Why Study Warfare in the Book of Mormon?” 17–18, énfasis añadido.