¿Por qué consideró Mormón valiosas las planchas menores?

Junio 25, 2018
Fotografía por The Roaming Platypus en Unsplash
KnoWhy #383
Fotografía por The Roaming Platypus en Unsplash
"Mas he aquí, tomaré estas planchas que contienen estas profecías y revelaciones, y las pondré con el resto de mis anales, porque me son preciosas".
Palabras de Mormón 1:6

El conocimiento

En Doctrina y Convenios 10:45, el Señor declaró: "He aquí, hay muchas cosas grabadas en las planchas [menores] de Nefi que dan mayor claridad a mi evangelio". Mormón expresó un punto de vista similar cuando, después de descubrir las planchas menores de Nefi declaró: "Mas he aquí, tomaré estas planchas que contienen estas profecías y revelaciones, y las pondré con el resto de mis anales, porque me son preciosas" (P. de Morm. 1:6). Naturalmente, algunos podrían preguntarse qué fue lo que Mormón y el mismo Señor encontraron tan importante en el registro resumido de Nefi.1

Es posible que las planchas menores de Nefi claramente describen la relación de convenio que el Señor había definido para Su pueblo.2 En una promesa famosa dirigida a Lehi y a su posteridad, el Señor declaró: "Si guardáis mis mandamientos, prosperaréis en la tierra; pero si no guardáis mis mandamientos, seréis desechados de mi presencia" (2 Nefi 1:20).3 Steven Olsen encontró que Nefi, al registrar el cumplimiento inicial de esta promesa en 2 Nefi 5, reconoce nueve maneras diferentes en las cuales su pueblo "prospe[ró] en la tierra":

  1. Obedecieron la ley de Dios: "Y nos afanamos por cumplir con los juicios, y los estatutos y mandamientos del Señor en todas las cosas, según la ley de Moisés" (2 Nefi 5:10).
  2. Domesticación: "Y... plantamos semillas, y a cambio, cosechamos abundantemente. Y empezamos a criar rebaños, manadas y animales de toda clase" (2 Nefi 5:11).
  3. Preservaron los registros sagrados: "Y yo, Nefi, también había traído los anales que estaban grabados sobre las planchas de bronce; y también la esfera o brújula que la mano del Señor había preparado" (2 Nefi 5:12).
  4. Tuvieron y criaron hijos: "Y aconteció que comenzamos... a multiplicarnos en el país" (2 Nefi 5:13).
  5. Aseguraron una defensa adecuada. "Y yo, Nefi, tomé la espada de Labán, y conforme a ella hice muchas espadas, no fuera que, de algún modo, los del pueblo que ahora se llamaban lamanitas cayeran sobre nosotros y nos destruyeran" (2 Nefi 5:14).
  6. Utilizaron materiales naturales de manera constructiva: "Y enseñé a mi pueblo a construir edificios y a trabajar con toda clase de madera, y de hierro, y de cobre, y de bronce, y de acero, y de oro, y de plata y de minerales preciosos que había en gran abundancia" (2 Nefi 5:15).
  7. Adorando en los templos: "Y yo, Nefi, edifiqué un templo... según el modelo del templo de Salomón" (2 Nefi 5:16).
  8. Requeriendo industriosidad: "Y aconteció que yo, Nefi, hice que mi pueblo fuese industrioso y que trabajase con sus manos" (2 Nefi 5:17).
  9. Proporcionar un liderazgo justo: "Y aconteció que ellos quisieron que yo fuera su rey. Pero yo, Nefi, deseaba que no tuvieran rey; no obstante, hice por ellos cuanto estaba en mi poder" (2 Nefi 5:18).4

Estos puntos son importantes porque, como lo explica Olsen, estos "permean el compendio de Mormón tanto en un sentido positivo como negativo".5 Por ejemplo, en Helamán 12:1–3, Mormón menciona "prosperidad" tres veces mientras resalta los siguientes puntos: "abundancia de materiales, riqueza, defensa adecuada, paz, seguridad, bienestar [y] felicidad".6

Mormón entonces continúa mencionando los comportamientos que resultaron en la negación de estas bendiciones, tales como "insensatez, vanidad, maldad, iniquidad, jactancia, orgullo, desobediencia, ingratitud y rebeldía" (vv. 4–5).7

Ya sea que los mencione de manera aislada o en grupo de conceptos relacionados, como en Helamán 12, Mormón repetidamente destaca las definiciones que Nefi da de la prosperidad a lo largo del Libro de Mormón.8

En ocasiones su mensaje era más acerca de cómo los nefitas y los lamanitas fallaban en conseguir sus bendiciones prometidas. En otras ocasiones, su intención era mostrar el cumplimiento de las promesas del Señor. De cualquier manera, el "punto aquí", concluye Olsen, "es que la prosperidad en el Libro de Mormón es un concepto unificado, no una colección de cualidades distintas".9 Mientras que es posible que Mormón haya obtenido esta idea unificada de algún otro registro,10 parece probable que él los aprendiera de manera directa de un conocimiento revelado que estuviera registrado en las planchas menores de Nefi.11

El porqué

Paz y Felicidad por Jorge Cocco

Después de demostrar que Mormón usó extensamente la definición que Nefi le da a la prosperidad, Olsen explicó: "Lo sagrado de la narrativa del Libro de Mormón deriva no solamente del valor espiritual de contenidos particulares, sino que también, y tal vez lo más importante, de la elaboración concisa de estos contenidos en una narrativa coherente, en concordancia con la perspectiva divina revelada".12 Considerando que el Libro de Mormón fue escrito para nuestros días, debemos prestar especial atención a esta unidad temática sagrada. Al reflexionar sobre las historias del Libro de Mormón y reconocer la consistencia del Señor en bendecir y prosperar a Su pueblo del convenio, podemos tener confianza de que esas mismas bendiciones pueden ser nuestras.

También se debería reconocer que "prosperar en la tierra" es una promesa dirigida más a grupos colectivos que a individuos. Olsen señaló que "aún durante tiempos de rectitud individual los nefitas sufrieron pobreza, enfermedades, muerte prematura, incapacidades físicas y otros tipos de enfermedades mortales".13 En otros casos, una buena porción de estas sociedades llegaron a ser ricas, orgullosas e inicuas.14 Mientras ciertos individuos o clases de personas pudiera parecer que prosperaron de una manera estrictamente material, el concepto amplio de una prosperidad armónica colectiva y espiritual estuvo ausente en las personas en general.15   

Por lo tanto, el convenio del Señor que asegura prosperidad no es una garantía de que los individuos que guardan los mandamientos inevitablemente obtendrán riquezas materiales, buena salud o una jornada mortal libre de problemas.16 No es un decreto que el inicuo nunca parecerá tener riqueza o buena fortuna.17 En su lugar, es una promesa donde las sociedades como Sion que colectivamente guardaron sus obligaciones del convenio recibirán una variedad de bendiciones materiales y espirituales. A medida que los pueblos guarden los mandamientos, ellos naturalmente se preocuparán por el pobre, el necesitado y los desfavorecidos. En este espíritu de caridad y cooperación mutua, ellos de manera colectiva prosperarán.

La descripción de Nefi de estas bendiciones prometidas y la inclusión de Mormón de ellas a lo largo de su compendio ofrecen una clara visión de lo que el Señor prometió a Sus seguidores justos de ahora en día. Aquellos grupos que de manera colectiva guardan los mandamientos del Señor encontrarán que la paz, felicidad y prosperidad serán finalmente suyas, "por razón de su prosperidad en [y a través de] Cristo" (4 Nefi 1:23). Entre las enseñanzas sagradas en las planchas de Nefi,18 esta es seguramente una de las más grandes, más selecta y de más influencia en el registro de Mormón.19

Otras lecturas

Steven L. Olsen, "Prospering in the Land of Promise", FARMS Review 22, no. 1 (2010): 229–232.  

K. Douglas Bassett, "Prosper, prosperity", en Book of Mormon Reference Companion, ed. Dennis L. Largey (Salt Lake City, UT: Deseret Book, 2003), 664.

Dean L. Larsen, "El Señor prosperará a los justos", Liahona, enero de 1993, en línea en lds.org.

Eldin Ricks, "The Small Plates of Nephi and the Words of Mormon", en Jacob through Words of Mormon, To Learn with Joy, Book of Mormon Symposium Series, Volume 4, ed. Monte S. Nyman y Charles D. Tate, Jr. (Provo, UT: Religious Studies Center, Brigham Young University, 1990), 209–219.