¿El Libro de Mormón realmente tenía "mala" gramática?

Enero 21, 2019
Extracto del manuscrito de la imprenta a través de The Interpreter Foundation
KnoWhy #490
Extracto del manuscrito de la imprenta a través de The Interpreter Foundation
"[A]sí que, cuando escribimos, vemos nuestra debilidad, y tropezamos por la manera de colocar nuestras palabras; y temo que los gentiles se burlen de nuestras palabras".
Éter 12:25

El conocimiento

El profeta Moroni se sintió preocupado acerca de la redacción del Libro de Mormón. Él explicó que "cuando escribimos, vemos nuestra debilidad, y tropezamos por la manera de colocar nuestras palabras" (Éter 12:25). Por esta razón, él estaba preocupado de que "los gentiles se burl[aran] de [sus] palabras" (v. 23).

Poco después de que el Libro de Mormón salió de la imprenta en 1830, el temor de Moroni se hizo realidad. Alexander Campbell, uno de los primeros y críticos más influyentes del Libro de Mormón, afirmó que fue "sin exageración, el peor libro en el idioma de inglés". Más adelante él declaró que, aparte de las citas de la Biblia, el libro no tenía ni siquiera "una sola buena oración en él".1

Aunque Campbell fue demasiado negativo en su evaluación sobre la redacción del Libro de Mormón, es entendible que él y otros sintieran que el lenguaje original sonara un poco extraño. Esto es porque realmente era extraño, incluso para la década de 1830. El mismo José Smith parece haber pensado lo mismo porque, cuando se preparaba para la republicación del Libro de Mormón en 1837,2 él corrigió muchas de las palabras y frases no estandarizadas.3

Por muchos años, creyentes y críticos por igual han asumido que la gramática inusual del Libro de Mormón fue simplemente producto del dialecto rural de José Smith o que puede ser el resultado de un orador sin educación tratando de sonar bíblico. Sin embargo, en un giro sorprendente, la investigación lingüística reciente ha demostrado que casi cada una de aquellas palabras o frases no estandarizadas en el Libro de Mormón se conforman al uso aceptable de un periodo anterior del idioma inglés, llamado inglés moderno temprano.4

Por ejemplo, Campbell aparentemente se mostró en desacuerdo con la frase "had spake" que es el morfema antiguo y no el que se usa hoy, "had spoken", del verbo "to speak" (hablar) en 2 Nefi 4:14: "For I had spake many things unto them", que significa "porque yo les había hablado muchas cosas".5 La mayoría de los angloparlantes de hoy podrán sentir que "had spake" es un error gramatical y debería de ser reemplazado con "had spoken". Sin embargo, decir "had spake" era correcto en el inglés moderno temprano, como se ve en un texto de 1614: "...if he had spake of the power of Anti-Christ" (si él había hablado del poder del anticristo).6

De igual manera, para Campbell la redacción era problemática en Alma 31:36, donde dice en inglés que Alma "clapped his hands upon all they which were with him" (puso sus manos sobre todos aquellos que estaban con él).7 Ahora en día el inglés estándar no permite que el uso de un pronombre subjetivo como "they" (ellos) sea utilizado como un objeto en una oración. Se esperaría que en inglés dijera "upon all them who were with him" (no hay equivalente en español). Sin embargo, una vez más, el uso del inglés moderno temprano en el Libro de Mormón está bien comprobado. Un texto en inglés de 1489, por ejemplo, declara que un hombre "made all they that were with him … to be hanged" (hizo que todos ellos que estaban con él... fueran ahorcados).8

Docenas de ejemplos similares se pueden citar.9 Además, muchas de las palabras del Libro de Mormón en inglés y mucha de su sintaxis (la manera en que las palabras están organizadas) son del mismo periodo moderno temprano. Mientras que algunos de sus rasgos arcaicos de hecho pueden ser encontrados en la Biblia, otros se utilizaron por última vez en textos escritos mucho antes de los días de José Smith—algunas veces un par de siglos antes.10

"Scriptures" (Escrituras) por Grant Heaton. Imagen a través de LDS Media Library

El porqué

Cualquiera que haya sido el lenguaje arcaico del Libro de Mormón, debe ser obvio que la idea de una gramática "mala" es un concepto relativo. Todos los idiomas evolucionan naturalmente con el tiempo y, por lo tanto, las reglas acerca de lo que califica como un uso correcto e incorrecto siempre están cambiando. Si bien las frases como "had spake" (habían hablado) y "upon all they wich were with him" (sobre todos aquellos que estaban con él) pueden sonar mal para los lectores modernos del inglés que conocen la gramática correcta, estas eran perfectamente aceptadas por los estándares anteriores del inglés.

Afortunadamente, los primeros miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días no estaban tan preocupados por la gramática del Libro de Mormón. De lo que se preocuparon fue por el mensaje acerca de Cristo que estaba detrás de su lenguaje y el poder espiritual que acompañó al mensaje.11 Su recepción favorable, a pesar de quienes se burlaban de la gramática del Libro de Mormón, es exactamente lo que el Señor profetizó que pasaría.12 El Señor declaró a Moroni: "Los insensatos hacen burla, mas se lamentarán; y mi gracia es suficiente para los mansos, para que no saquen provecho de vuestra debilidad" (Éter 12:26).

El Señor más adelante explicó que si las personas "se humillan ante mí, y tienen fe en mí, entonces haré que las cosas débiles sean fuertes para ellos" (Éter 12:27). En cierta manera, esta situación está sucediendo con el lenguaje del Libro de Mormón. Por muchos años se ha descartado por tener una gramática defectuosa. Ahora, con la ayuda de bases de datos modernas y motores de búsqueda, las mismas cosas que eran vistas como un inglés "malo" se han convertido en un inglés notable y sorprendentemente "bueno", pero de un periodo de tiempo diferente y no de los días de José Smith.

Esta situación puede ayudar a los lectores a ver por qué es importante ignorar a quienes se burlan y persiguen lo que es bueno y santo. El profeta Isaías declaró: "¡Ay de los que a lo malo llaman bueno, y a lo bueno, malo; que hacen de la luz tinieblas y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce y lo dulce por amargo!" (Isaías 5:20). Cuando humillamos nuestros corazones y pedimos ayuda al Señor para ver las verdades espirituales, podremos discernir lo que es bueno,13 incluso si aquellos que confían exclusivamente en una perspectiva gramatical no lo pueden ver.14

Otras lecturas

Royal Skousen y Stanford Carmack, The History of the Text of the Book of Mormon, Part Three: The Nature of the Original Language (Provo, UT: FARMS, 2018).

Stanford Carmack, "Is the Book of Mormon a Pseudo-Archaic Text?", Interpreter: A Journal of Mormon Scripture 28 (2018): 177–232.

y Stanford Carmack, "Editing Out the ‘Bad Grammar’ in the Book of Mormon", The Interpreter Foundation, 2016

Stanford Carmack, "Exploding the Myth of Unruly Book of Mormon Grammar: A Look at the Excellent Match with Early Modern English", The Interpreter Foundation/BYU Studies, 2015.

Stanford Carmack, "A Look at Some ‘Nonstandard’ Book of Mormon Grammar", Interpreter: A Journal of Mormon Scripture 11 (2014): 209–262.