¿De qué manera los Rollos del Mar Muerto ofrecen pruebas sobre las similitudes entre el libro de Hebreos y el Libro de Mormón?

Parte del rollo número 28a (1Q28a) de los Rollos del Mar Muerto de la Cueva 1 de Qumrán. Imagen a través de Wikimedia Commons.


Para las personas que conocen y aman el Libro de Mormón, algunas partes del libro de Hebreos del Nuevo Testamento pueden parecerles un tanto familiares. Uno de esos pasajes se encuentra en Hebreos 11:1–34, que contiene una lista de muchas personas en el Antiguo Testamento y todo lo que hicieron "por fe", al mismo tiempo que afirma "[e]s, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve". Esto es similar a Éter 12:6–22, en donde Moroni enumera a muchos nefitas y jareditas que hicieron grandes cosas "por fe", declarando que "la fe es las cosas que se esperan y no se ven" (Éter 12:6).

Aunque es difícil saber siempre por qué aparecen esas similitudes entre el Nuevo Testamento y el Libro de Mormón, en el caso del libro de Hebreos la respuesta es un tanto más clara. Las similitudes entre Hebreos y los Rollos del Mar Muerto sugieren que Hebreos se basa en una versión del Antiguo Testamento que podría haber estado en las Planchas de Bronce, pero que ahora se ha perdido en la historia.

En su libro Biblical Exegesis in the Apostolic Period, Richard N. Longenecker examina la manera en la cual el libro de Hebreos utiliza el Antiguo Testamento.1 La mayoría de las veces, todo era exactamente como uno podría esperar que fuera: Hebreos hace referencia a la traducción griega del Antiguo Testamento, llamada la Septuaginta, porque el autor de Hebreos hablaba griego.2 Pero Longenecker notó algo extraño: de las 38 citas del Antiguo Testamento en Hebreos, seis eran diferentes.3 Estos seis ejemplos, todos de la Ley de Moisés, eran diferentes a cualquier otro en cualquier versión sobreviviente del Antiguo Testamento.4 Eran claramente citas del Antiguo Testamento, pero no pertenecían a ninguna versión conocida de la Septuaginta ni del texto hebreo.5

Después de contemplar una variedad de explicaciones diferentes para estas seis citas, llegó a la conclusión de que el libro de Hebreos estaba citando una versión griega perdida del Antiguo Testamento que se basaba en manuscritos hebreos del Antiguo Testamento que también se habían perdido.6 Esto podría parecer un poco descabellado al principio, pero gracias a los Rollos del Mar Muerto, sabemos que casos como este realmente suceden. Un buen ejemplo de esto es Deuteronomio 32 en el que la versión griega es significativamente diferente a la versión hebrea.7 La gente simplemente asumió durante muchos años que la versión griega era errónea, hasta que la antigüedad de esta versión griega fue verificada con el descubrimiento de un fragmento de este capítulo de Deuteronomio en los Rollos del Mar Muerto. Este fragmento de Deuteronomio 32, escrito en hebreo, era el mismo que la versión griega del texto.8 Por lo que, en este caso, la traducción griega parece haber conservado una versión hebrea diferente del texto, una que se perdió hasta mediados del siglo XX. Este ejemplo sugiere que Hebreos podría haber estado basado en una traducción griega de las Escrituras hebreas que ya no está disponible.

Otros textos de los Rollos del Mar Muerto también sugieren que Hebreos podría haber estado inspirado en otros textos que ahora están perdidos. Uno de los manuscritos de los Rollos del Mar Muerto llamado 4QFlorilegium reúne el Salmo 2 y 2 Samuel 7:14, tal como lo hace Hebreos 1:5.9 Además, se considera que Melquisedec está asociado con el fin de los tiempos tanto en 11QMelchizedek como en Hebreos 5–7.10 Toda esta evidencia sugiere que Hebreos estaba basado en un material anterior, material que los escritores de los Rollos del Mar Muerto también usaron.

La sugerencia de Richard Longenecker de que el libro de Hebreos se basó en una versión del Antiguo Testamento que ahora está perdida, y que podría ayudar a explicar las similitudes entre Hebreos y el Libro de Mormón. Así como las similitudes entre Hebreos y los Rollos del Mar Muerto probablemente se derivan del hecho de que ambos se basaron en una versión diferente del Antiguo Testamento que no sobrevivió, las similitudes entre Hebreos y el Libro de Mormón podrían explicarse de la misma manera. Es posible que el autor de Hebreos se basara en textos que estaban a su disposición que también estaban en las Planchas de Bronce, dando como resultado las similitudes que vemos entre Hebreos y el Libro de Mormón. Puede haber muchas otras explicaciones posibles para las coincidencias entre Hebreos y el Libro de Mormón, pero esta explicación nos recuerda que a veces es útil replantear los enigmas de las Escrituras con otra visión.11


Artículos relacionados

  • 1. Véase Richard N. Longenecker, Biblical Exegesis in the Apostolic Period, 2nd ed. (Grand Rapids, MI: William B. Eerdmans Publishing Company, 1999), 150.
  • 2. Véase Longenecker, Biblical Exegesis, 150.
  • 3. Véase Longenecker, Biblical Exegesis, 150.
  • 4. Véase Longenecker, Biblical Exegesis, 150.
  • 5. Véase Longenecker, Biblical Exegesis, 150.
  • 6. Véase Longenecker, Biblical Exegesis, 151.
  • 7. Véase Longenecker, Biblical Exegesis, 151.
  • 8. Véase Longenecker, Biblical Exegesis, 151.
  • 9. Véase Longenecker, Biblical Exegesis, 151.
  • 10. Véase Longenecker, Biblical Exegesis, 151.
  • 11. Para otras explicaciones, véase Book of Mormon Central en Español, “¿Por qué palabras y frases del Nuevo Testamento aparecen en el Libro de Mormón?,” KnoWhy 525 (9 de agosto, 2019).

Buscar post destacados