¿Cómo se relaciona una antigua ley de Mesopotamia con el Libro de Mormón?

Marzo 1, 2018
Imagen por Reynold, vía Adobe Stock
KnoWhy #322
Imagen por Reynold, vía Adobe Stock
"Un senum de plata equivalía a un senine de oro, y el uno o el otro valía una medida de cebada, y también una medida de toda otra clase de grano".
Alma 11:7

El Conocimiento

Cuando el rey Mosíah murió, el hijo del rey Benjamín, no designó a nadie que lo sucediera como rey (Alma 1:1).1 En su lugar, estableció un código legal y un sistema de jueces para reforzar la ley (Alma 11:1-2).2 En esta nueva ley, Mosíah especificó que los jueces deberían ser remunerados por su tiempo (véase Alma 1:1). Sin embargo, John W. Welch ha explicado que, con el propósito de lograr esto, Mosíah habría necesitado estandarizar un sistema de pesas y medidas para estar seguro de que a todos los jueces realmente se les pagara de manera justa.3

Antes de este tiempo, los nefitas simplemente adaptaron su sistema de medida "de acuerdo con la voluntad y circunstancias del pueblo en cada generación" (Alma 11:4).4 Mosíah ayudó a terminar con la confusión al estandarizar el "intercambio de raciones para el oro, la plata, la cebada y todo tipo de granos (véase Alma 11:7)".5

Tableta cuneiforme de las Leyes de Eshnunna, imagen a través de mesopotamiangods.com

Sin embargo, hay un precedente en el antiguo Cercano Oriente para este tipo de estandarización.6 Tal como lo señaló Welch, las antiguas leyes mesopotámicas de Eshnunna empezaban con una lista de "intercambios equivalentes" tales como "1 kor de cebada por 1 siclo de plata". Welch explica más adelante: "Las leyes de Eshnunna establecieron valores de plata para el aceite, la sal, la lana, el cobre, el aceite de sésamo y la manteca". La lista de equivalencias que introduce las leyes de Eshnunna es sorprendentemente similar a la del Libro de Mormón.7

El sistema del rey Mosíah en Alma 11:3-19 se asemeja a la de Eshnunna, inclusive en el parafraseo de la lista. Welch observó que "la frase estándar de 'un kor de cebada (tiene un precio) de un siclo de plata' se asemeja a 'un senine de plata que era igual a un senine de oro' (Alma 11:7)".8 Curiosamente, la "conversión principal en la antigua Babilonia era entre la cebada y la plata", tal como lo era en el Libro de Mormón (Alma 11:7).9

Welch más adelante señala que la lista introductoria en las leyes de Eshnunna convierte algunos bienes "en valores de plata, seguida por más provisiones que convierten a otras en medidas de cebada. Por lo que, los metales preciosos y las medidas de granos eran convertibles entre sí".10 Las leyes de Mosíah parecen haber sido las mismas en este aspecto: "Un senum de plata equivalía a un senine de oro, y el uno o el otro valía una medida de cebada, y también una medida de toda otra clase de grano" (Alma 11:7).11 Ambos sistemas permitieron a las personas vender una variedad de bienes y seguir midiendo sus valores en términos de oro, plata o cebada.12

Incluso las motivaciones detrás de estas dos leyes parecen haber sido similares: estandarizar los salarios diarios para ciertas profesiones.13 Las leyes de Eshnunna establecen precios para el trabajo de personas como pescadores y barqueros,14 al igual que el rey Mosíah estableció un salario específico para los jueces: "Y el juez recibía sus honorarios según su tiempo: un senine de oro por día... y esto de acuerdo con la ley que se había dado" (Alma 11:3).15

El Porqué

Por causa de que las leyes de Eshnunna fueron descubiertas hasta mediados del siglo XX, las similitudes entre los códigos de leyes de Mosíah y Eshnunna son un sutil recordatorio de la autenticidad del Libro de Mormón.16 Sin embargo, además de eso, las similitudes dicen mucho sobre el tipo de gobernante que era el rey Mosíah. Así como la ley de códigos del antiguo Cercano Oriente estaba destinada para establecer la justicia y proteger al débil, Welch ha señalado: "El rey Mosíah promulgó estas leyes expresamente para establecer la paz y equidad en la tierra (véase Mosíah 29:38, 40).17

King Benjamin Confers the Kingdom on Mosiah (El rey Benjamín confiere el reino a Mosíah) por Robert T. Barrett

Su deseo de estandarizar los pesos y las medidas demuestra que tomaba en serio el proveer un salario justo para los jueces que lo reemplazarían.18 Este detalle puede ayudar a explicar, en una pequeña parte, por qué el pueblo de Mosíah "aumentó el amor" hacia él, y "lo estimaban más que a cualquier otro hombre". Sus acciones demostraron que él no era "un tirano que buscaba ganancias, sí, ese lucro que corrompe el alma; porque él no les había exigido riquezas".19 Sus leyes habían ayudado a crear "paz en la tierra", por lo que su pueblo "lo estimaban, sí, extraordinariamente, en sumo grado" (Mosíah 29:40).

Esta estandarización cambió la sociedad nefita de manera significativa y los pudo llevar a un sistema político justo y estable. Desafortunadamente, el nuevo sistema pronto se corrompió, y los jueces trataron artificialmente de darse más trabajo, lo que condujo a resultados predeciblemente desastrosos. Sin embargo, nadie puede culpar a Mosíah por la corrupción de un sistema justo.20

Las similitudes entre las leyes de Eshnunna y el código de leyes de Mosíah resaltan el deseo de Mosíah de crear justicia, paz y equidad en todo su reino, pero también le muestran al lector algo más sobre él.21 Si su deseo de terminar su línea monárquica con él mismo solo era un simple espectáculo, seguramente no habría hecho preparaciones tan cuidadosamente para aquellos que lo seguirían como líderes. Su cuidadosa atención, incluso con los salarios de los jueces, demuestra su preocupación genuina por la supervivencia de la judicatura para las futuras generaciones.22

Otras lecturas

John W. Welch, “Weighing and Measuring in the Worlds of the Book of Mormon”, Journal of Book of Mormon Studies 8, no. 2 (1999): 36–45.

John W. Welch, “The Laws of Eshnunna and Nephite Economics”, en Pressing Forward with the Book of Mormon: The FARMS Updates of the 1990s, ed. John W. Welch y Melvin J. Thorne (Provo, UT: FARMS, 1999), 147–149.

John W. Welch, “The Law of Mosiah”, en Reexploring the Book of Mormon: A Decade of New Research, ed. John W. Welch (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y FARMS, 1992), 158–161.

 

  • 1. Joseph Fielding McConkie y Robert L. Millet, Doctrinal Commentary on the Book of Mormon, 4 vols. (Salt Lake City, UT: Bookcraft, 1987), 2:318.
  • 2. Paul Y. Hoskisson, “Mosiah2”, en Book of Mormon Reference Companion, ed. Dennis L. Largey (Salt Lake City, UT: Deseret Book, 2003), 569.
  • 3. John W. Welch, “The Law of Mosiah”, en Reexploring the Book of Mormon: A Decade of New Research, ed. John W. Welch (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y FARMS, 1992), 160.
  • 4. John W. Welch, “Weighing and Measuring in the Worlds of the Book of Mormon”, Journal of Book of Mormon Studies 8, no. 2 (1999): 40. Para una perspectiva alterna basada en ejemplos egipcios, véase John Gee, “Wages and Measures in the Book of Mormon”, at Ether’s Cave: A Place for Book of Mormon Research, September 15, 2013.
  • 5. Welch, “The Law of Mosiah”, 160.
  • 6. Welch, “Weighing and Measuring”, 41. Además de sus similitudes con el sistema mesopotámico, que se señala a continuación, este sistema también recuerda vagamente al sistema egipcio de pesas y medidas. Paul Rytting, “Mosiah2”, en Encyclopedia of Mormonism, 4 vols., ed. Daniel H. Ludlow (New York, NY: Macmillan, 1993), 2:960.
  • 7. Welch, “Nephite Economics”, 148.
  • 8. Welch, “Nephite Economics”, 148.
  • 9. Welch, “Nephite Economics”, 148.
  • 10. Welch, “Nephite Economics”, 148.
  • 11. Hay algunas variantes textuales en la lista de nombres para pesas y medidas. Véase Royal Skousen, ed., The Book of Mormon: The Earliest Text (New Haven, CT: Yale University Press, 2009), 763. Véase también Royal Skousen, ed., The Printer's Manuscript of the Book of Mormon, Part One: 1 Nephi 1–Alma 17, The Book of Mormon Critical Text Project, Volume 2 (Provo, UT: FARMS, 2001), 441–442; Royal Skousen y Robin Scott Jensen, eds., Revelations and Translations, Volume 3, Part 1: Printer's Manuscript of the Book of Mormon, 1 Nephi 1–Alma 35, The Joseph Smith Papers (Salt Lake City, UT: Church Historian's Press, 2015), 409–411.
  • 12. Welch, “Weighing and Measuring”, 41.
  • 13. Martha Roth, “The Laws of Eshnunna”, en The Context of Scripture, 3 vols., ed. William W. Halo (Leiden: Brill, 2003), 2:333.
  • 14. Roth, "The Laws of Eshnunna", 2: 333.
  • 15. Brant A. Gardner, Second Witness: Analytical and Contextual Commentary on the Book of Mormon, 6 vols. (Salt Lake City, UT: Greg Kofford Books, 2007), 4:183.
  • 16. Welch, “Nephite Economics”, 149.
  • 17. Welch, “Nephite Economics”, 148.
  • 18. Para más información sobre esta transición, véase Byron R. Merrill, “Government by the Voice of the People: A Witness and a Warning”, en Mosiah, Salvation Only Through Christ, ed. Monte S. Nyman y Charles D. Tate, Jr., The Book of Mormon Symposium Series, Volume 5 (Provo, UT: Religious Studies Center, Brigham Young University, 1991), 113–137. Book of Mormon Central en Español, “¿Qué tienen que ver los jareditas con el reino de los jueces? (Mosíah 28:17)”, KnoWhy 106 (Mayo 11, 2017); Book of Mormon Central en Español, “¿Cómo fueron seleccionados los jueces en el Libro de Mormón? (Mosíah 29:39)”, KnoWhy 107 (Mayo 12, 2017).
  • 19. Esto es lo opuesto a lo que se ve en el comienzo de la historia de Zeezrom, donde se encuentra este sistema de pesos y medidas. Véase Book of Mormon Central en Español, “¿Por qué intentaría Zeezrom sobornar a Amulek? (Alma 11:22)”, KnoWhy 118 (Mayo 25, 2017).
  • 20. John W. Welch, The Legal Cases in the Book of Mormon (Provo, UT: Brigham Young University Press y Neal A. Maxwell Institute for Religious Scholarship, 2008), 252–254.
  • 21. Hugh Nibley, Since Cumorah, The Collected Works of Hugh Nibley, Volume 7 (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y FARMS, 1988), 351.
  • 22. Para más información sobre el personaje del rey Mosíah, el hijo de Benjamín, véase Kay P. Edwards, “The Kingdom of God and the Kingdoms of Men (Mosiah 25–29)", en The Book of Mormon, Part 1: 1 Nephi to Alma 29, ed. Kent P. Jackson, Studies in Scripture: Volume 7 (Salt Lake City, UT: Deseret Book, 1987), 270–282.