¿Cómo pueden los convenios del Antiguo Testamento ayudarnos a entender el Libro de Mormón?

Mayo 17, 2018
Monte Sinaí, Egipto a través de lds.org
KnoWhy #363
Monte Sinaí, Egipto a través de lds.org
"Y así era como Lamán y Lemuel, que eran los mayores, murmuraban en contra de su padre; y hacían esto porque no conocían la manera de proceder de aquel Dios que los había creado. Ni creían tampoco que aquella gran ciudad de Jerusalén pudiera ser destruida conforme a las palabras de los profetas; y eran semejantes a los judíos que estaban en Jerusalén, los cuales procuraban quitarle la vida a mi padre".
1 Nefi 2:12-13

El conocimiento

Hay dos convenios principales en la Biblia, cada uno asociado con un monte sagrado, que dan forma a mucha de la historia, narrativa y profecías del Antiguo Testamento: (1) el convenio asociado con el Monte Sinaí, donde Moisés se reunió con Jehová y recibió la ley; (2) el convenio dado a la monarquía davídica, la cual está asociada con el Monte de Sion en Jerusalén, donde se encontraba el templo de Salomón. El conjunto de creencias y entendimiento que se formaron alrededor de cada uno de estos convenios se conocen como la "teología del Sinaí" y la "teología de Sion" respectivamente.  Tal como el erudito bíblico Taylor Halverson ha argumentado, el comprender estos dos convenios bíblicos principales puede ayudarnos a comprender el Libro de Mormón.1

Teología de Sion: "Todo va bien en Sion"

Jerusalén en los tiempos de David. Imagen a través de guildofbezalel.blogspot.com

La teología de Sion se basa en la idea de que Dios hizo convenio con el rey David y sus descendientes de que su linaje real duraría para siempre (véase 2 Samuel 7:8-16).2 Esta promesa fue vista como un convenio incondicional; en otras palabras, fue dada sin ningún requisito, obligación o prerrequisitos. El Señor declaró de David: "[S]i él hace mal, yo le corregiré con vara de hombres... pero mi misericordia no se apartará de él... Y serán afirmados... tu reino para siempre" (2 Samuel 7:14-16). En la teología de Sion, también se creía:

1. Que Dios había escogido a Sion (refiriéndose a Jerusalén) como su morada terrenal. El templo de Salomón, y particularmente el Arca del Convenio dentro del templo, representa la presencia de Dios en Jerusalén.

2. Que Dios es un guerrero divino indestructible que protege a Sion. Mientas que Dios esté en Su templo de Jerusalén, la ciudad no puede ser conquistada. Dios ha conquistado a los enemigos de Israel en el pasado, y continuará haciéndolo.3

El Salmo 48 es una buena demostración de la perspectiva de la teología de Sion.

Grande es Jehová y en gran manera alabado en la ciudad de nuestro Dios, en su santo monte [Monte de Sion]. ... Dios en sus palacios es conocido como refugio. ... Como lo hemos oído, así lo hemos visto en la ciudad de Jehová de los ejércitos, en la ciudad de nuestro Dios. La establecerá Dios para siempre. (Salmo 48:1, 3, 8)

Algunas personas pudieron haber utilizado la teología de Sion como una excusa para no arrepentirse, pensando que "Jerusalén nunca podría ser destruida" o "todo va bien en Sion". En Jeremías 22-28, el pueblo de Jerusalén no creía que necesitaban hacer algún trato con el rey de Babilonia porque Dios los protegería. Jeremías profetizó que  Jehová solo protegería a la monarquía davídica y a Jerusalén cuando fueran justos, y que Jerusalén pronto sería destruida por los babilonios. Jeremías fue encarcelado y fue casi muerto por esta profecía.

Teología del Sinaí: "Si guardáis mis mandamientos, prosperaréis en la tierra"

Monte Sinaí y el campamento de Israel. Imagen a través de bible.ca

En contraste con la teología de Sion, el convenio de Sinaí era condicional, en donde las bendiciones prometidas dependían de la obediencia de las personas a las estipulaciones dadas por Dios. Estos requisitos eran conocidos como la Ley de Moisés, los cuales incluyen los Diez Mandamientos (véase Éxodo 19-24; Deuteronomio 11). Si el pueblo caía en la iniquidad y quebrantaban las leyes de Dios, serían maldecidos en lugar de ser bendecidos. En la teología del Sinaí, además se creía que:

1. Moisés era una figura humana ideal. Comenzando por el sucesor de Moisés, Josué, los profetas subsecuentes fueron comparados o representados como similares a Moisés.

2. La teología del Sinaí fue asociada con el reino del norte de Israel, mientras que la teología de Sion pertenecía al reino del sur de Judá (donde estaba localizada Jerusalén).

3. El convenio de Sinaí era un típico tratado entre vasallo y soberano del antiguo Cercano Oriente, y eran convenios entre el gobernador y un partido menos poderoso, o "vasallos", que estaban condicionados a la sumisión del vasallo al soberano.4

4. Dios es el rey; cualquier rey humano debe ser el principal experto de las escrituras, sujeto a Dios (véase Deuteronomio 17:14-20).

5. La teología del Sinaí es asociada con la clase de escribas.

Una promesa frecuente que se encuentra en el libro de Deuteronomio resume la perspectiva de la teología del Sinaí: "Andad en todo el camino que el SEÑOR vuestro Dios os ha mandado, a fin de que viváis y os vaya bien, y prolonguéis vuestros días en la tierra que vais a poseer" (Deuteronomio 5:33, LBLA).5

La teología de Sinaí y Sion en el Libro de Mormón

El Libro de Mormón parece apoyar la teología del Sinaí en lugar de la teología de Sion. El nombre David se menciona 1,127 veces en la versión King James de la Biblia, y solamente aparece siete veces en el Libro de Mormón.6 La única mención directa del rey David viene de las palabras de Jacob, y todas son referencias negativas de las iniquidades de David (Jacob 1:15; 2:23, 24). Los nefitas, aparentemente, no miraban a David y a su dinastía con mucho respeto. Moisés, por el contrario, es mencionado 65 veces en el Libro de Mormón.

Nefi citó a Isaías muchas veces, pero evitó las partes de la teología de Sion. De manera similar, los autores del Libro de Mormón tendieron a evitar los Salmos donde se relacionaban claramente con la teología de Sion (como el Salmo 48).7 Nefi extrajo más de Éxodo y Deuteronomio para la historia de Moisés.8 Como dijo el Dr. Halverson, "Nefi quería ser un profeta como Moisés, no un rey como David".

El porqué

Es aparente que, como el Dr. Halverson lo argumentó, debemos comprender el convenio del Sinaí si deseamos comprender el Libro de Mormón. Lehi y Nefi, y sus descendientes en la tierra prometida claramente apreciaron y se adhirieron al convenio del Sinaí, y enfatizaron grandemente la teología del Sinaí sobre la teología de Sion. Pero ¿por qué fue este el caso?

Lehi dando gracias en altar por Jorge Cocco

Como se señaló anteriormente, la teología del Sinaí fue asociada con el reino del norte de Israel. Alma 10:3 nos informa que Lehi era descendiente de Manasés, una tribu del reino del norte. Aunque la familia de Lehi se mudó a Jerusalén en algún punto, no eran nativos del reino del sur. Parece que Lamán y Lemuel habían aceptado los puntos de vista de los locales de la teología de Sion, en la que ellos no creían que la gran ciudad de Jerusalén podría ser destruida. Ellos despreciaban el hecho de que su padre, al igual que Jeremías y otros profetas, estaban predicando que así sería (1 Nefi 2:12-13).

Lehi probablemente era cercano a Jeremías, y sus visiones tienen un impulso similar a lo que Jeremías estaba profetizando en ese momento.9 Además, Nefi probablemente fue entrenado como escriba, y, por lo tanto, habría sido influenciado por los intereses que la clase de escribas tenía en las tradiciones del Sinaí. Aunque no sabemos todo lo que estaba en las planchas de bronce, sabemos que contenían los cinco libros de Moisés, y también muchas de las palabras de Jeremías (1 Nefi 5:11, 13). Las planchas de bronce podrían haber sido un registro que vino de las tribus del norte de Israel, por lo que habrían sido menos influenciadas por la teología de Sion.

Además, Lehi y Nefi parecen haber visto el gran potencial que la teología del Sinaí tenía para aplicarse a su propia situación. En su viaje por el desierto, Lehi sabía que su familia necesitaría ser fiel al Señor con el propósito de que fueran bendecidos. Lehi y Nefi necesitaban ser como Moisés con el propósito de guiar a sus familias de acuerdo con la voluntad de Dios. Como Neal Rappleye ha argumentado: "Lehi recurre a la figura de Moisés porque sabe que atraerá a Lamán y Lemuel, pero al mismo tiempo está usando el tipo de Moisés que sugiere que él mismo era un profeta verdadero y legítimo".10

Aunque el Señor, en verdad, hizo promesas importantes al rey David, y a su linaje real después de él, la cual finalmente se cumpliría en la persona de Jesucristo, el significado de este convenio para el pueblo de Dios a menudo fue mal interpretado. Lehi y Nefi sabían, y deseaban enseñar a sus descendientes, y a los futuros lectores del Libro de Mormón, que solamente cuando guardamos los mandamientos de Dios nos ayudará a "[prosperar] en la tierra" (1 Nefi 4:14).

"Debemos entender el convenio del Sinaí, si deseamos comprender el Libro de Mormón".11

Otras lecturas

Taylor Halverson, "Covenant Patterns in the Old Testament and the Book of Mormon", presentación dada en la Conferencia del Libro de Mormón 2017 BMAF–BMC, accedido en línea en https://youtu.be/UCUdceAvM0A.

Neal Rappleye, "The Deuteronomist Reforms and Lehi’s Family Dynamics: A Social Context for the Rebellions of Laman and Lemuel", Interpreter: A Journal of Mormon Scripture 16 (2015): 87–99.

Noel B. Reynolds, "The Israelite Background of Moses Typology in the Book of Mormon", BYU Studies 44, no. 2 (2005): 5–23.

Noel B. Reynolds, "Lehi as Moses", Journal of Book of Mormon Studies 9, no. 2 (2000): 26–35.

S. Kent Brown, "The Exodus Pattern in the Book of Mormon", en From Jerusalem to Zarahemla: Literary and Historical Studies of the Book of Mormon (Provo, UT: Religious Studies Center, Brigham Young University, 1998), 75–98.

Apéndice

Teología del Sinaí

Nefi

Teología de Sion

Moisés

Nefi quiere ser un profeta como Moisés, no un rey como David

David

Reino del Norte de Israel

La ascendencia de Nefi es del reino del norte

Reino de Judá/Jerusalén

Convenios condicionales

Convenios condicionales

Convenios incondicionales

Dios es el rey: cualquier rey humano debe ser el principal experto de las escrituras

Nefi rechaza el reino porque Dios es el Rey; Nefi llega a ser el principal encargado de las escrituras.

La dinastía davídica es eterna

Clase de escribas

Nefi de la clase de escribas

Templo de Jerusalén y la clase de corte real

Tradición de sabiduría

Nefi es un hombre sabio