¿Cómo puede compararse Isaías 48-49 con la familia de Lehi?

Enero 27, 2017
El libro de Isaías
KnoWhy #23
El libro de Isaías
"Pero a fin de convencerlos más plenamente de que creyeran en el Señor su Redentor, les leí lo que escribió el profeta Isaías; porque comparé todas las Escrituras a nosotros mismos para nuestro provecho e instrucción".
1 Nefi 19:23

El conocimiento

En 1 Nefi 19:23, Nefi explica que una de sus razones de citar las palabras de Isaías a sus hermanos era porque él "[comparó] todas las Escrituras a [ellos]". Luego él procede a citar todo Isaías capítulos 48-49.

Al comparar estos capítulos con la experiencia de la familia de Lehi, particularmente con las actitudes de Lamán y Lemuel, podemos reflexionar sobre la razón por la que Nefi las consideró relevantes para su familia y también entender mejor cómo aplicar estos pasajes.

S. Kent Brown, ex profesor de la escritura antigua en BYU, escribió: "[El] profundo, a veces terrible, impacto que la caminata en el desierto hizo en el alma y la memoria de Nefi, creo yo, puede verse en la elección de los pasajes de Isaías que siguen la narrativa del viaje de su familia a la tierra prometida".1

Es fácil ver la manera en que varios detalles mencionados en Isaías 48–49 pueden ser comparados a las circunstancias de la familia de Lehi. Por ejemplo:

Isaías habla de personas que "de la ciudad santa [se hacen] nombrar" y que "no [se apoyan] en el Dios de Israel" (1 Nefi 20:2; Isaías 48:2). Esto es similar a la condenación de Jerusalén hecha por Lehi y otros profetas (1 Nefi 1:13, 18-19).

Isaías dice que las personas son "obstinad[as], y tendón de hierro es [su] cerviz" (1 Nefi 20:4; Isaías 48:4). Nefi, sin duda, esperaba que sus desafiantes hermanos reconocieran su propia "dureza de cerviz" (1 Nefi 2:11) y su "dureza de corazón" (1 Nefi 2:18).

A través de Isaías, el Señor lamenta: "Lo viste y lo oíste todo; y, ¿no queréis anunciarlo? Y que desde entonces te he mostrado cosas nuevas, sí, cosas ocultas que no sabías" (1 Nefi 20:6; cf. Isaias 48:6). Esto da un contraste entre Lehi y Nefi, por un lado, y Lamán y Lemuel por el otro. Lehi y Nefi no sólo habían visto y oído, sino que lo declararon y se les mostraron cosas nuevas y ocultas, y las entendieron (1 Nefi 1:18; 9:1; 14:29-30). Mientras tanto, Lamán y Lemuel se lamentaban: "He aquí, no podemos comprender las palabras que nuestro padre ha hablado". Y dijeron: "[El] Señor no nos da a conocer tales cosas a nosotros" (1 Nefi 15:7, 9).

Tal como se mencionó en KnoWhy 5, Isaías 48:18 parece ser una fuente para las palabras de Lehi en su consejo poético a sus dos más viejos y rebeldes hijos en 1 Nefi 2:9–10.2

En Isaías 49 se dice que el siervo del Señor tiene una "boca como espada aguda" (1 Nefi 21:2; Isaías 49:2). Esto pudo haber traído a la mente de Nefi la espada de Labán, que él utilizó para llevar a cabo los propósitos del Señor (véase 1 Nefi 4:9–18).

Isaías dijo que el siervo del Señor no solamente va a "levantar las tribus de Jacob y para restaurar a los preservados de Israel", sino también es "luz de los gentiles, para [ser] salvación hasta lo postrero de la tierra" (1 Nefi 21:6; Isaías 49:6). El Señor también promete diciendo: "[A]lzaré mi mano a los gentiles, y levantaré mi estandarte al pueblo" (1 Nefi 21:22; Isaías 49:22).

Este pasaje pudo haber recordado a Nefi de los gentiles en su visión panorámica (1 Nefi 13), que estaban en un "horrible estado de ceguedad" debido a las verdades perdidas del evangelio (1 Nefi 13:32). Referente a estos gentiles, el Cordero de Dios prometió: "[S]eré misericordioso con los gentiles en aquel día, de tal modo que haré llegar a ellos, por medio de mi propio poder, mucho de mi evangelio que será claro y precioso, dice el Cordero" (1 Nefi 13:34). El medio por el cual estos gentiles serían traídos a la luz sería a través del registro guardado por Nefi y sus descendientes (1 Nefi 13:35).

El porqué

Al ver estos paralelos, esto ayuda a resaltar la cuidadosa y muy consciente selección que hizo Nefi de los pasajes de Isaías. El uso de Isaías 48–49 en 1 Nefi 20–21 no parece ser sin motivo. Es poco probable que estos capítulos hayan sido descuidadamente insertados como relleno irrelevante. Parecen ser pasajes proféticos deliberadamente seleccionados, utilizados por alguien que estaba íntimamente familiarizado con su relevancia específica a las experiencias personales de la familia de Lehi.

Reconociendo estas correspondencias nos permite también echar un vistazo en la mente de Nefi. Nos da la oportunidad de ver de cerca cómo un gran profeta (Nefi) leía, entendía e interpretaba y comparaba la obra de otro gran profeta (Isaías) a sus propias experiencias.

Al prestar mucha atención a cómo Nefi compara Isaías a sus propias circunstancias, podemos aprender a seguir mejor y más eficazmente "[comparar] todas las Escrituras a nosotros" (1 Nefi 19:23).

S. Kent Brown indica que la "razón principal" para citar a Isaías era seguramente "traer consuelo y alegría a su pueblo al dirigir su atención al Santo de Israel". Esa no era la única razón:

El segundo propósito de Nefi se manifiesta a través de las conexiones perceptibles entre las profecías de Isaías de la futura dispersión y la reunión de la casa de Israel y las experiencias de la familia de Nefi durante su éxodo de Jerusalén viajando a la tierra de promisión. Por lo tanto, Nefi encontró un consuelo tranquilizador así como también la prueba de un cumplimiento profético en las palabras de Isaías, que él conocía y amaba.3

Otras lecturas

S. Kent Brown, “What is Isaiah Doing in First Nephi? Or, How Did Lehi’s Family Fare So Far from Home?” in From Jerusalem to Zarahemla: Literary and Historical Studies of the Book of Mormon (Provo, UT: BYU Religious Studies Center, 1998), 9–27.