¿Cómo es la Liahona similar a los objetos en el arca del convenio?

Agosto 7, 2018
Liahona por Mike Wallace
KnoWhy #405
Liahona por Mike Wallace
"Y ahora, hijo mío, tengo algo que decir concerniente a lo que nuestros padres llaman esfera o director, o que ellos llamaron Liahona, que interpretado quiere decir brújula; y el Señor la preparó"
Alma 37:38

El conocimiento

Algunos no se han dado cuenta, que además de las planchas, los tres testigos del Libro de Mormón contemplaron otros artefactos nefitas, incluyendo los "directores milagrosos que recibió Lehi mientras se hallaba en el desierto, en las inmediaciones del mar Rojo" (DyC 17:1).1 Estos "directores" aparentemente se refieren a las "agujas" que cuales "marcaba[n] el camino" que la familia de Lehi debería de seguir en el desierto (1 Nefi 16:10).2 De acuerdo con el profeta Alma, esto era "lo que nuestros padres llaman esfera o director, o que ellos llamaron Liahona,3 que interpretado quiere decir brújula; y el Señor la preparó" (Alma 37:38).4

¿Por qué era tan importante que los tres testigos vieran este objeto? Es muy probable que se hubiese brindado para dar credibilidad al éxodo lehita y la fundación de la nación nefita. Don Bradley ha propuesto que así como el arca del convenio contenía artefactos religiosos sagrados relacionados con la fundación de la nación israelita, los nefitas tenían sus propios tesoros nacionales —incluyendo la Liahona— la cual llevaron en su propio repositorio sagrado.5

El Arca del Convenio. Imagen a través de Wikimedia Commons

Se sabía que el arca del convenio tenía una urna de oro que contenía el maná, la vara de Aarón y las tablas del convenio del monte Sinaí (Hebreos 9:4).6 De manera sorprendente, la Liahona tiene paralelos con cada uno de estos objetos. La similitud más fuerte está entre la Liahona y el maná. Ambos fueron descubiertos en la mañana, ambos se descubrieron sobre el suelo, ambos eran redondos en apariencia,7 y ambos evocaban admiración y asombro.

 

Éxodo 16:13–15 (Maná)

1 Nefi 16:16 (Liahona)

... y por la mañana descendió rocío alrededor del campamento.Y cuando el rocío cesó de descender, he aquí sobre la faz [superficie] del desierto una cosa menuda, redonda... Y al verla los hijos de Israel, se dijeron unos a otros: ¿Qué es esto?, porque no sabían qué era. Entonces Moisés les dijo: Es el pan que Jehová os da para comer.

Y ocurrió que al levantarse mi padre por la mañana, y al dirigirse a la entrada de la tienda, con gran asombro vio en el suelo una esfera de bronce fino, esmeradamente labrada; y en la esfera había dos agujas, una de las cuales marcaba el camino que debíamos seguir por el desierto.

 

También es importante que ambos objetos ayudaron a los viajeros errantes a evitar el hambre en el desierto. El mismo maná era comida, mientras que la Liahona ayudó a la familia de Lehi a obtener alimentos al dirigirlos por áreas fértiles y animales silvestres (1 Nefi 16:16, 30-31).8 Es probable que Nefi intencionalmente creara su historia de una manera que ayudaría a los lectores a hacer la conexión entre el maná y la Liahona. En cada situación, la obtención milagrosa de alimentos ocurrió inmediatamente después de que los miembros del grupo murmuraron en contra del Señor.9 Y en cada caso, el murmurar estaba relacionado a la hambruna y el deseo de regresar a sus respectivas tierras.10

Nefi ora con liahona por Jorge Cocco

En la Biblia, aprendemos que la vara de Aarón, entre otras cosas, fue utilizada como un medio apropiado para determinar la voluntad de Dios (Números 17:1–11). Las "agujas" o "directores" de la Liahona tienen una función similar como un medio por el cual el Señor podía comunicarse con Su pueblo.11 En ambas circunstancias, los objetos tenían forma de vara y tenían escritos sobre ellos.12 Era bien conocido que utilizaban ramas o flechas para prácticas de adivinación en muchas sociedades antiguas y Dios manifestó Su voluntad de esta manera en varias historias biblicas.13

Finalmente, así como el Señor inscribió permanentemente los Diez Mandamientos en tablas de piedra con Su propio dedo (Deuteronomio 9:10), también hizo que aparecieran escrituras milagrosamente sobre las "agujas" de la Liahona (1 Nefi 16:26-29). Aunque las palabras encontradas en la Liahona cambiaban de "cuando en cuando" (v. 29), está claro que ambos objetos transmiten las palabras específicas del Señor. Alma, cuando estaba dando consuelo a su hijo Helamán, declaró que "tan fácil es prestar atención a la palabra de Cristo, que te indicará un curso directo a la felicidad eterna, como lo fue para nuestros padres prestar atención a esta brújula que les señalaba un curso directo a la tierra prometida" (Alma 37:44).14

El porqué

Nephi's Temple (Templo de Nefi) por Jody Livingston

Don Bradley ha señalado que "el templo de Jerusalén era, en un sentido, una casa para el arca del convenio". Con esto en mente, él preguntó: "¿Cómo pudieron los nefitas guardar la ley de Moisés sin tener acceso al arca del convenio? … Algo, presumiblemente notable, tenía que estar en el lugar del arca" en su propio templo.15 No es seguro dónde estaban alojadas exactamente las reliquias nefitas o cómo las entendían su pueblo. Pero las correlaciones entre estos artefactos atesorados y aquellos alojados en el arca del convenio israelita son intrigantes.16

Reconocer que la Liahona tiene paralelo con cada uno de los objetos sagrados en el arca israelita explica por qué estaba incluido entre los objetos sagrados que se mostraron a los tres testigos.17 Estos artefactos divinos fueron reverenciados entre los profetas nefitas y fueron guardados y preservados como uno de sus tesoros nacionales más sagrados.18 Su misma existencia ayuda a establecer la realidad del éxodo lehita de Jerusalén. Y representa significativamente la mano del Señor en guiar a una rama de Israel a la tierra de promisión en el nuevo mundo.

Al explicar la razón de presentar los artefactos nefitas a los testigos, el Señor declaró: "[Y] haréis esto para que... en esta obra realice yo mis propósitos justos para con los hijos de los hombres" (DyC 17:4). La Liahona, en particular, ha llegado a ser un símbolo atesorado en nuestra propia dispensación del evangelio. Ha sido adoptado como el nombre de una de las revistas oficiales de la iglesia SUD. Y en numerosos discursos de conferencias han sacado sus lecciones acerca de prestar atención a la revelación divina.19 Hoy más que nunca, la realidad histórica y el poder espiritual de estos artefactos divinos están ayudando a fortalecer los testimonios y a promover la obra del Señor y sus propósitos. 

Otras lecturas

Don Bradley, "Piercing the Veil: Temple Worship in the Lost 116 Pages", presentación FairMormon 2012, en línea en fairmormon.org.

Robert E. Wells, "The Liahona Triad" en A Book of Mormon Treasury: Gospel Insights from General Authorities and Religious Educators (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y Religious Studies Center, Brigham Young University, 2003), 80–96.

Hugh Nibley, "The Liahona’s Cousins", Improvement Era, Febrero de 1961, 87–89, 104–110.

  • 1. David Whitmer informó en varias ocasiones que los tres testigos contemplaron este objeto con otros artefactos nefitas, como se prometió en DyC 17:1-2. Véase History, circa June 1839–circa 1841 [Draft 2], p. 25, nota de pie de pág. 79, accedido 1 de diciembre de 2017, en línea en josephsmithpapers.org.
  • 2. Para una discusión sobre cómo la Liahona pudo haber funcionado, véase Robert L. Bunker, "The Design of the Liahona and the Purpose of the Second Spindle", Journal of Book of Mormon Studies 3, no. 2 (1994): 1–11; Robert F. Smith, "Lodestone and the Liahona", en Reexploring the Book of Mormon: A Decade of New Research, ed. John W. Welch (Provo, UT: FARMS, 1992), 44–46; Alan Miner, The Liahona: Miracles by Small Means (Springville, UT: Cedar Fort, Inc., 2013).
  • 3. Para un estudio enciclopédico de la Liahona, véase Douglas Kent Ludlow, "Liahona", Encyclopedia of Mormonism, 4 vols., ed. Daniel H. Ludlow (New York, NY: Macmillan, 1992), 2:829–830; Neal Elwood Lambert, "Liahona", en Book of Mormon Reference Companion, ed. Dennis L. Largey (Provo, UT: Deseret Book, 2003), 519–520.
  • 4. Para conocer la etimología de Liahona, véase "Liahona", en Book of Mormon Onomasticon, ed. Paul Y. Hoskisson, en línea en onoma.lib.byu.edu; Jonathan Curci, "Liahona: ‘The Direction of the Lord’: An Etymological Explanation", Journal of Book of Mormon Studies 16, no. 2 (2007): 60–67, 97–98.
  • 5. Véase Don Bradley, "Piercing the Veil: Temple Worship in the Lost 116 Pages", presentación de FairMormon, 2012, en línea en fairmormon.org. Véase también, Gordon C. Thomasson, "Mosiah: The Complex Symbolism and Symbolic Complex of Kingship in the Book of Mormon", Journal of Book of Mormon Studies 2, no. 1 (1993): 28–32.
  • 6. No está claro exactamente cómo este versículo debe de reconciliarse con 1 Reyes 8:9, la cual declara que no había nada en el arca excepto las tablas del convenio. Es posible que por la época de Salomón, la vara de Aarón y la urna que contenía el maná habían sido removidas. También es posible que la vara y el maná nunca estuvieron estrictamente en el arca, sino que fueron colocados en algún lugar cercano. Pudieron haber existido tradiciones opuestas acerca de qué contenía el arca. En cualquier caso, otras Escrituras dejan claro que la vara y el maná estaban definitivamente asociados con las tablas del convenio y se colocaban dentro del Lugar Santísimo (Éxodo 16:33-34; Números 17:10).
  • 7. Aunque "cosa menuda, redonda" en la versión Reina Valera 2009 es una traducción inexacta del hebreo, resulta ser una descripción acertada, porque también se nos dice que el maná se veía como las semillas de culantro (Éxodo 16:31), que se conocen por su forma redonda distintiva. Por ejemplo, el texto antiguo judío Yoma 75a, explica: "El maná... no se compara con la semilla de culantro, excepto por ser redonda".
  • 8. Véase Bradley, "Piercing the Veil", en línea en fairmormon.org.
  • 9. Para conocer una discusión sobre el murmurar y la Liahona, véase Hugh W. Nibley, "The Liahona and Murmurings in the Wilderness", en Teachings of the Book of Mormon, 4 vols. (Provo, Utah: FARMS, 1993), 1:208–224.
  • 10. Véase Éxodo 16:3, 11–15; 1 Nefi 16:18–20, 35, 39. Véase también, Alan Goff, "Mourning, Consolation, and Repentance at Nahom", en Rediscovering the Book of Mormon: Insights You May Have Missed Before, ed. John L. Sorenson y Melvin J. Thorne (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y FARMS, 1991), 92–99.
  • 11. Véase Bradley, "Piercing the Veil", en línea en fairmormon.org.
  • 12. Véase Números 17:2–3; 1 Nefi 16:29.
  • 13. Véase Hugh Nibley, "The Liahona’s Cousins", Improvement Era, febrero 1961, 87–89, 104–110; Hugh Nibley, "The Arrow, the Hunter, and the State", en The Ancient State, The Collected Works of Hugh Nibley, Volume 10 (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y FARMS, 1991), 1–32. Para conocer las diferentes prácticas de adivinación en la Biblia y el Libro de Mormón, véase Amanda Colleen Brown, "Out of the Dust: An Examination of Necromancy as a Literary Construct in the Book of Mormon", Studia Antiqua 14, no. 2 (2016): 27–37.
  • 14. Énfasis añadido. Véase también, W. Rolfe Kerr, "Las palabras de Cristo: nuestra Liahona espiritual", Liahona, Mayo 2004, en línea en lds.org.
  • 15. Véase Bradley, "Piercing the Veil", en línea en fairmormon.org.
  • 16. Para conocer una correlación entre la espada de Labán, el Urim y Tumim, el pectoral y las mismas planchas, véase Bradley, "Piercing the Veil", en línea en fairmormon.org.
  • 17. Tanto en los tiempos antiguos como en los modernos, los testigos se han utilizado para establecer la verdad de hechos importantes en procedimientos legales. La ley israelita, por ejemplo, establece la necesidad de dos o tres testigos en situaciones de juicios (Deuteronomio 19:15). Para conocer más sobre la necesidad de testigos, véase John W. Welch, "Doubled, Sealed, Witnessed Documents: From the Ancient World to the Book of Mormon", en Mormons, Scripture, and the Ancient World: Studies in Honor of John L. Sorenson, ed. Davis Bitton (Provo, UT: FARMS, 1998), 391–444.
  • 18. Por ejemplo, véase Mosíah 1:16; Alma 37:38-46.
  • 19. Una fuente útil para identificar cómo la Liahona ha sido discutida en la conferencia general es el LDS Scripture Citation Index que se encuentra en scriptures.byu.edu. Véase también, Robert E. Wells, "The Liahona Triad" en A Book of Mormon Treasury: Gospel Insights from General Authorities and Religious Educators (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y Religious Studies Center, Brigham Young University, 2003), 80–96.