¿Cómo eran el río de agua sucia y el río de Lamán?

Agua brotando de Wadi Tayyib al Ism, vía Google Maps

 

Hace dos meses, en noviembre de 2019, un colega y yo visitamos al mejor (en realidad único creíble) candidato para el río de Lamán y el valle de Lemuel en Arabia Saudita. Quedamos asombrados al descubrir que el pequeño arroyo que fluye todo el año por el Wadi Tayyib al Ism se había extendido varios cientos de metros más allá de su límite habitual, esta vez alcanzando unos 40 metros de la costa del Mar Rojo. Esto fue algo que ningún investigador SUD había presenciado anteriormente.

Por supuesto que pude fotografiar este fenómeno y luego pude añadirlo a un artículo que estaba a punto de ser publicado por BYU Studies Quarterly en un artículo titulado “Into Arabia: Lehi and Sariah’s Escape from Jerusalem: Perspectives Suggested by New Fieldwork” (En Arabia: el escape de Lehi y Saríah de Jerusalén: Perspectivas sugeridas por el nuevo trabajo de campo). El periódico apareció el mes pasado, diciembre de 2019, tema 58, no. 4, 99–126.

Poco sabíamos que el mes pasado, justo antes de que apareciera el artículo, el arroyo del wadi se había convertido en un profundo y furioso torrente de agua que cubría todo el ancho del wadi hasta varios pies de profundidad. Este espectacular evento fue capturado por un hombre de la localidad que subió al lado sur de la boca del wadi para filmarlo.

 

 

Vea el filme de 30 segundos aquí

Ver tal espectáculo en Arabia es notable en sí mismo; darse cuenta de que este es casi con certeza el mismo río que Lehi nombró en honor a su hijo mayor, Lamán (1 Nefi 2:9) lo hace aún más significativo. La erosión de las laderas de granito del cañón es testigo de que un importante río lo ha atravesado a lo largo de miles de años; solo en los tiempos modernos el caudal se ha reducido por la moderna agricultura e industria de la región.

Agua brotando de Wadi Tayyib al Ism, vía Google Maps

Agua brotando de Wadi Tayyib al Ism, vía Google Maps

¿Podría Lehi haber visto este río inundado como vemos en el vídeo? De ser así, probablemente habría sido desde un punto de vista más interno, probablemente el oasis donde la familia habría acampado. ¿Podría el Señor haber usado esa imagen en la visión que se le presentó (1 Nefi 8:13), incluyendo a las personas que se ahogan en él (v. 32 - lo que implica que fue turbulento y profundo)?

Cuando Nefi tuvo más tarde la misma visión que se le presentó, aprendimos que el río (1 Nefi 12:16; 15:26–27) era de agua "sucia", tal como vemos en el agua gris llena de arena y escombros en el video. Independientemente de que la visión dada a ambos hombres se refiera o no al río que vemos en este nuevo video, no obstante añade poderosas imágenes a nuestra propia comprensión y visualización cuando leemos el relato de Nefi.

Nota

Estoy en deuda con mi amigo y colega Daniel Smith de Salt Lake City por la perspicacia, después de ver este video, de que tal vez Lehi había visto tal inundación corriendo a través del valle y que el Señor usó esa imagen en la visión que se le presentó.

Artículos relacionados

 

Buscar post destacados