¿Cómo ayudó Martin Harris a sacar a la luz el Libro de Mormón?

Enero 16, 2018
Concurso Martin Harris, vía lds.org
KnoWhy #291
Concurso Martin Harris, vía lds.org
"Mas he aquí, acontecerá que el Señor Dios dirá a aquel a quien entregará el libro: Toma estas palabras que no están selladas y entrégalas a otro, para que las muestre al instruido, diciendo: Te ruego que leas esto. Y el instruido dirá: Trae aquí el libro, y yo las leeré".
2 Nefi 27:15

El Conocimiento

Martin Harris era un granjero y hombre de negocios exitoso de una familia prominente de Palmira,1 y pudo haber sido el primer partidario de José Smith fuera de su propia familia.2 Sin embargo, tiende a ser recordado por los Santos de los Últimos Días como un "hombre inicuo" por perder las 116 páginas del manuscrito (DyC 3:12; 10:1, 7).3 Sin embargo, Martin contribuyó mucho más a la salida a luz del Libro de Mormón de lo que muchos pueden imaginar.4

Martin fue el escriba de José durante dos meses completos (del 12 de abril al 14 de junio de 1828) antes de perder el manuscrito inicial.5 Durante este tiempo, Martin recordó que una vez cambió la piedra vidente de José con una roca de forma, tamaño y color similar a modo de prueba, "[p]ara silenciar la boca de los necios" que afirmaban que José simplemente había memorizado las oraciones antes de dictarlas. Al mirar dentro del sombrero, José dijo que estaba "oscuro como Egipto" y que no podía traducir, demostrando a Martin que José estaba divinamente inspirado.6

Antes de convertirse en escriba, Martin interrogó cuidadosamente a cada miembro de la familia Smith individualmente, y él sopesó las planchas mientras estaban guardadas en una caja de madera.7 Martin estaba resuelto en que las planchas eran de "plomo o de oro", y sabía que José "no tenía suficiente crédito para comprar tanto plomo".8 Conocido por sus "astutas prácticas comerciales",9 Martin solo brindó su apoyo después de haber analizado minuciosamente la historia de los Smith.

Foto de Martin Harris a través de la Sociedad Histórica del Estado de Utah

"En el otoño de 1827", Rhett Stephens James informó que Martin "ayudó a José Smith a proteger las planchas de los ladrones".10 Martin recordó una ocasión en la que sostuvo las planchas sobre su rodilla durante una hora y media mientras ayudaba a José a esconderlas en el bosque.11 A fin de cuentas, Martin brindó la ayuda financiera que José necesitaba para trasladarse de Palmyra, Nueva York, a Harmony, Pensilvania, donde José pudo escaparse de aquellos que intentaban robar las planchas.12

En febrero de 1828, Martin tomó copias de la transcripción de los grabados de las planchas para llevarlas al este del país a unos hombres eruditos como Luther Bradish, Samuel L. Mitchill y Charles Anthon, para ver si podían validar la escritura y posiblemente traducirla.13 Martin recordó que Anthon se negó a afirmar la antigüedad de la transcripción después de enterarse de los orígenes milagrosos y que las planchas estaban parcialmente selladas, declarando: "No puedo leer un libro sellado".14 José reconoció que esta experiencia con Anthon cumplió una importante profecía (2 Nefi 27:15-18; cf. Isaías 29:11).15

Incluso después de perder el manuscrito, Martin permaneció interesado en el progreso de José e intentó ayudarlo de cualquier manera que pudo. En marzo de 1829, Martin fue el primero de todos los testigos a quienes se les prometió la oportunidad de ver las planchas. Aunque Martin seguía siendo un apoyo, todavía deseaba un "mayor testimonio".16 Como resultado, el Señor reveló que habría tres testigos, y Martin podría ser uno de ellos, si se humillaba y tenía fe (DyC 5). Unos meses más tarde, Martin Harris se unió a Oliver Cowdery y David Whitmer como uno de los Tres Testigos del Libro de Mormón.17

Moroni Shows the Gold Plates to Joseph, Oliver and David (Moroni muestra las planchas de oro a José, Oliver y David) por William L. Maughan

A pesar de su lucha personal para ejercer la fe necesaria, el Señor había elegido a Martin como testigo.18 Una vez que Martin vio el ángel y las planchas, permaneció como un testigo fiel hasta su muerte en 1875. Después de recibir la visión, Martin exclamó emocionado: "¡[M]is ojos ya han contemplado suficiente!" Incluso a lo largo de varias décadas alejado de la Iglesia, testificó activamente sobre el Libro de Mormón y además hizo un viaje a Inglaterra para tal fin.19

Finalmente, cuando llegó el momento de imprimir el Libro de Mormón, Martin fue el único que pudo proporcionar los fondos necesarios para imprimir la larga y costosa tirada de 5000 copias. En un gran sacrificio personal, Martin hipotecó la mayor parte de su granja para cubrir los costos de $3000 que E.B. Grandin requirió por adelantado.20 En el oeste de Nueva York, 1829 fue un momento de dificultades económicas, lo que significa que "los sacrificios financieros de Martin Harris por la impresión del Libro de Mormón no podrían haber llegado en peor momento, económicamente".21

El Porqué

Los sacrificios personales de Martin Harris para ayudar a traducir y publicar el Libro de Mormón, y su fidelidad de por vida a su llamado como testigo del registro nefita, no deberían eclipsarse por sus errores o momentos de escepticismo y duda. En todo caso, su frecuente cuestionamiento debería hacer que su firme testimonio de las planchas a lo largo de varias décadas sea aún más convincente.

Las experiencias tangibles de Martin, como sopesar las planchas en una caja de madera descansándolas sobre sus rodillas, acompañan sus manifestaciones más milagrosas del ángel con las planchas y la voz del cielo que declaró su veracidad. Frecuentemente ponía a prueba al profeta, sacando copias de los escritos para llevarlas a los eruditos, cambiando la piedra vidente de lugar, proporcionando experiencias que cumplían la profecía y le aseguraban el llamado divino de José.

Translating with Martin (Traduciendo con Martin) por Anthony Sweat

El conjunto de experiencias combinadas lo convenció a él, un astuto hombre de negocios, de financiar la impresión del libro a costa de grandes sacrificios financieros, durante un tiempo de dificultades económicas. Tal como Matthew McBride explicó: "Al hacerlo, confirmó su posición como el pilar financiero más importante del Libro de Mormón y, por lo tanto, de la Iglesia en sus primeros tiempos. Ninguno de los colaboradores más jóvenes y más pobres de José Smith podría haber aportado esa contribución crucial".22

Aunque Martin perdió las primeras 116 páginas, fue a través de su sacrificio que el resto del texto, más de 500 páginas, se publicó y se puso a disposición del mundo. Comprender que nadie más podría haber proporcionado los fondos necesarios para imprimir el libro debería invocar la gratitud de todos los que leen el Libro de Mormón hoy en día.

En 1870, Martin se convertiría en el único de todos los testigos del Libro de Mormón en ir a Utah.23 Allí, vivió sus últimos años testificando del Libro de Mormón y contando la historia de su salida a luz a todos los que quisieran escuchar. Su hijo, Martin Harris Jr., lo recordaba testificando del Libro de Mormón con sus últimas palabras escuchadas.24 Las experiencias de Martin lo convencieron de los orígenes divinos del Libro de Mormón, y su experiencia en general sigue siendo convincente hoy para muchos que estudian la vida de este cauteloso testigo.

Otras Lecturas

John W. Welch, “The Miraculous Timing of the Translation of the Book of Mormon”, en Opening the Heavens: Accounts of Divine Manifestations, 1820–1844, ed. John W. Welch, 2a edición (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y BYU Press, 2017), 145–156, documentos principales números 44–68.

Matthew McBride, “Las contribuciones de Martin Harris”, en Revelaciones en Contexto: Las historias detrás de las secciones de Doctrina y Convenios (Salt Lake City, UT: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, 2016), 1–9.

Michael Hubbard MacKay y Gerrit J. Dirkmaat, From Darkness unto Light: Joseph Smith’s Translation and Publication of the Book of Mormon (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y Religious Studies Center, Brigham Young University, 2015), 39–59, 79–104, 181–197.

Richard E. Bennett, “Martin Harris and Three Wise Men”, BYU Speeches, June 29, 2010, en línea en speeches.byu.org.

Susan Easton Black y Larry C. Porter, “‘For the Sum of Three Thousand Dollars’”, Journal of Book of Mormon Studies 14, núm. 2 (2005): 4–11, 66–67.

Richard Lloyd Anderson, Investigating the Book of Mormon Witnesses (Salt Lake City, UT: Deseret Book, 1981), 95–120.

  • 1. Para un estudio sobre la reputación de Martin entre sus vecinos en sus años antes de ser mormón, véase Richard Lloyd Anderson, Investigating the Book of Mormon Witnesses (Salt Lake City, UT: Deseret Book, 1981), 95–105.
  • 2. Véase Ronald W. Walker, "Martin Harris: Mormonism’s Early Convert", Dialogue: A Journal of Mormon Thought 19, núm. 4 (Winter 1986): 29–43.
  • 3. Para ver el contexto de estas revelaciones, véase Steven C. Harper, Making Sense of the Doctrine and Covenants: A Guided Tour through the Revelations (Salt Lake City, UT: Deseret Book, 2008), 24–28, 46–50. Para una evaluación de lo que sabemos y no sabemos sobre este incidente, véase J.B. Haws, “The Lost 116 Pages Story: What We Do Know, What We Don’t Know, and What We Might Know,” en The Coming Forth of the Book of Mormon: A Marvelous Work and a Wonder, ed. Dennis L. Largey, Andrew H. Hedges, John Hilton III y Kerry Hull (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y Religious Studies Center, Brigham Young University, 2015), 81–102. Véase también Susan Easton Black, “Book of Mormon, lost manuscript of (116 pages),” en Book of Mormon Reference Companion, ed. Dennis L. Largey (Salt Lake City, UT: Deseret Book, 2003), 123–124.
  • 4. Véase Richard Lyman Bushman, Joseph Smith: Rough Stone Rolling (New York, NY: Knopf, 2005), 61–69 para una revisión de la participación previa de Martin antes de perder el manuscrito. Para una cronología de los eventos antes de la pérdida del manuscrito, véase John W. Welch, “The Miraculous Timing of the Translation of the Book of Mormon”, en Opening the Heavens: Accounts of Divine Manifestations, 1820–1844, ed. John W. Welch, 2a edición (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y BYU Press, 2017), 85–95.
  • 5. Welch, “The Miraculous Timing of the Translation,” 94–95. Para más información sobre este período, véase Michael Hubbard MacKay y Gerrit J. Dirkmaat, From Darkness unto Light: Joseph Smith’s Translation and Publication of the Book of Mormon (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y Religious Studies Center, Brigham Young University, 2015), 79–104.
  • 6. "The Three Witnesses of the Book of Mormon”, Millennial Star 48, June 21, 1886, 390. Véase también, Matthew McBride, “Las contribuciones de Martin Harris,” en Revelaciones en Contexto (Salt Lake City, UT: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, 2016), 4–6.
  • 7. Véase MacKay y Dirkmaat, From Darkness unto Light, 26–30. La esposa y la hija de Martin también sopesaron las planchas mientras estaban en la caja, lo que pudo haber estimulado su propio interés para investigar más a fondo.
  • 8. Joel Tiffany, “Mormonism—No. II,” Tiffany’s Monthly 5, August 1859, 169–170.
  • 9. Rhett Stephens James, “Harris, Martin,” en Encyclopedia of Mormonism, 4 vols., ed. Daniel H. Ludlow (New York, NY: Macmillan, 1993), 2:574.
  • 10. Rhett Stephens James, “Harris, Martin,” en Encyclopedia of Latter-day Saint History, ed. Arnold K. Garr, Donald Q. Cannon y Richard O. Cowen (Salt Lake City, UT: Desert Book, 2000), 468.
  • 11. "Testimonies of Oliver Cowdery and Martin Harris”, Millennial Star 21, August 20, 1859, 545. El testimonio de Martin Harris en este artículo proviene de un registro escrito por el élder D.B. Dille con fecha del 15 de septiembre de 1853. Martin también ayudó a esconderlas en un barril de frijoles mientras José se preparaba para partir hacia Harmony. Véase MacKay y Dirkmaat, From Darkness unto Light, 32.
  • 12. McBride, “Las contribuciones de Martin Harris,” 2.
  • 13. Para detalles sobre este viaje, véase Richard E. Bennett, “Martin Harris and Three Wise Men”, BYU Speeches, June 29, 2010, en línea en speeches.byu.org; Richard E. Bennett, “‘Read This I Pray Thee’: Martin Harris and the Three Wise Men of the East”, Journal of Mormon History 36, núm. 1 (Winter 2010): 178–216; Richard E. Bennett, “‘A Nation Now Extinct,’ American Indian Origin Theories as of 1820: Samuel L. Mitchill, Martin Harris, and the New York Theory”, Journal of Book of Mormon Studies and Other Restoration Scripture 20, núm. 2 (2011): 30–51; Richard E. Bennett, “Martin Harris’s 1828 Visit to Luther Bradish, Charles Anthon, and Samuel Mitchill,” en The Coming Forth of the Book of Mormon, 103–115; Richard E. Bennett, “‘A Very Particular Friend’: Luther Bradish,” en Approaching Antiquity: Joseph Smith and the Ancient World, ed. Lincoln Blumell, Matthew J. Grey y Andrew H. Hedges (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y Religious Studies Center, Brigham Young University, 2015), 63–82; Michael Hubbard MacKay, “‘Git Them Translated’: Translating the Characters on the Gold Plates,” en Approaching Antiquity, 83–116; MacKay y Dirkmaat, From Darkness unto Light, 39–59.
  • 14. McBride, "Las contribuciones de Martin Harris", 3-4. A Charles Anthon se le preguntaba de vez en cuando sobre la visita de Martin, pero recordaba las cosas de manera diferente. Véase Erin B. Jennings, “Charles Anthon—The Man Behind the Letters”, John Whitmer Historical Association Journal 32, núm. 2 (2012): 171–187. Para una revisión de inconsistencias en dos de los informes de Anthon, véase Robert F. Smith, Gordon C. Thomasson y John W. Welch, “What Did Charles Anthon Really Say?” en Reexploring the Book of Mormon: A Decade of New Research, ed. John W. Welch (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y FARMS, 1992), 73–75. Véase también Robert F. Smith, Gordon C. Thomasson y John W. Welch, “Martin Harris’s Visit with Charles Anthon: Collected Documents on the Anthon Transcript and ‘Shorthand Egyptian’”, (FARMS Preliminary Reports, 1990).
  • 15. Mientras que Nefi adoptó claramente sus ideas de Isaías 29, es importante reconocer que Nefi estaba haciendo su propia profecía en 2 Nefi 25-30, y por lo tanto 2 Nefi 27 e Isaías 29 son dos profecías diferentes. Véase Book of Mormon Central, "¿Por qué Nefi utiliza Isaías 29 como parte de su propia profecía? (2 Nefi 26:16; cf. Isaías 29:4)", KnoWhy 52 (Marzo 6, 2017).
  • 16. Harper, Making Sense of the Doctrine and Covenants, 31; McBride, “Las contribuciones de Martin Harris”, 6–7.
  • 17. Book of Mormon Central en Español, "¿Por qué se escogieron a tres testigos claves para testificar del Libro de Mormón? (Éter 5:4)", KnoWhy 267 (Diciembre 11, 2017).
  • 18. Los tres testigos junto con José Smith, salieron al bosque y oraron juntos buscando la manifestación divina prometida. Tras varios intentos fallidos, Martin se culpó a sí mismo y se retiró, después de lo cual David Whitmer, Oliver Cowdery y José Smith recibieron una visión del ángel y las planchas. Luego José buscó a Martin y lo encontró orando solo. José y Martin posteriormente tuvieron la misma visión. Véase McBride, “Las contribuciones de Martin Harris”, 7; MacKay y Dirkmaat, From Darkness unto Light, 149–151.
  • 19. Anderson, Investigating the Book of Mormon Witnesses, 107–120. Para el viaje a Inglaterra, Martin fue como misionero con un líder del grupo de James Strang, quienes se habían apartado de los mormones. Sin embargo, mientras estaba allí, se descubrió que él no apoyaba la causa de los que seguían a Strang (strangitas) y solo estaba allí para testificar del Libro de Mormón. Como resultado, los líderes strangitas no le permitieron hablar en reuniones y lo repudiaron públicamente (véase las páginas 112-113).
  • 20. Véase Susan Easton Black y Larry C. Porter, “‘For the Sum of Three Thousand Dollars’”, Journal of Book of Mormon Studies 14, núm. 2 (2005): 4–11, 66–67; MacKay y Dirkmaat, From Darkness unto Light, 181–197.
  • 21. Bennett, “A Very Particular Friend,” 68–69.
  • 22. McBride, "Las contribuciones de Martin Harris", 8.
  • 23. Para un registro de cómo Martin finalmente llegó a Utah, véase Susan Easton Black y Larry C. Porter, “‘Rest Assured, Martin Harris Will Be Here in Time’”, Journal of the Book of Mormon and Other Restoration Scripture 20, núm. 1 (2011): 5–27; también publicado en Bountiful Harvest: Essays in Honor of S. Kent Brown, ed. Andrew C. Skinner, D, Morgan Davis y Carl Griffin (Provo, UT: Neal A. Maxwell Institute for Religious Scholarship, 2011), 31–71.
  • 24. Martin Harris Jr. to George Albert Smith, impreso en The Witnesses of the Book of Mormon, comp. Preston Nibley (Salt Lake City, UT: Deseret Book, 1968), 142: “Ha continuado hablando y testificando de la verdad del Libro de Mormón, y estaba de su mejor humor cuando podía hacer que alguien escuchara su testimonio... Las últimas palabras que dijo fueron algo sobre los tres testigos del Libro de Mormón, pero no pudimos entender qué era".